Compartir
Publicidad

'Lost Odyssey'. Análisis

'Lost Odyssey'. Análisis
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente todos los seguidores más acérrimos del tipo de RPGs en los que se ha especializado el señor Hironobu Sakaguchi estaréis encantados con 'Lost Odyssey', la última historia épica perpetrada por Mistwalker.

Con Sakaguchi al mando, Nobuo Uematsu a cargo de la banda sonora y un reconocido escritor japonés (Kiyoshi Shigematsu) apoyando la historia que nos cuenta el juego pensaréis que nada puede salir mal. Lógico, es exactamente lo que yo pensé justo antes de pillarlo por banda, porque aunque me parece un buen título, considero que tiene ciertos elementos que le restan algunos puntos.

Pero vayamos por partes, como dijo Jack El Destripador, porque hay mucha tela que cortar. Empezando por la propia historia del juego y sus personajes, entre los que encontramos un protagonista amnésico y un atajo de secundarios bastante pintoresco. A esto hay que sumarle que Kaim Argonar, que es como se llama el prota, es inmortal. Consigo lleva mil años de recuerdos adormecidos que, gracias a nuestra ayuda, irán aflorando durante el transcurso de la historia. Y no será el único inmortal que conozcamos...

Nuestro cometido principal, como os decía, es el de ayudar a Kaim a recuperar sus recuerdos. Dichos recuerdos se nos presentan en forma de relatos, sumando un total de 34. Y aquí es donde entra con mucho más protagonismo el escritor Kiyoshi Shigematsu, ya que antes del lanzamiento del juego en Japón puso a la venta una novela llamada "The Eternal Traveller, A Thousand Years' Dream" en la que se recogen 31 de estos 34 relatos.

Gráficos

Lost Odyssey
En cuanto al apartado gráfico no voy a darle demasiadas vueltas, puesto que a la vista está que el trabajo artístico, tanto en diseño de escenarios como de personajes, enemigos, etc. es más que notable. Los conocedores de la saga Final Fantasy verán referencias por todos lados, ya que incluso hay algún enemigo menor compartido. Las ciudades son preciosas y los escenarios abiertos, bosques, etc. no desmerecen en absoluto. Quizás, por hilar fino y decir algo, se echa en falta algo más de fluidez por parte del personaje al que controlamos, sobre todo al correr. De cualquier forma es algo que no llega a influir negativamente en el desarrollo natural del juego.

Sistema de combates Los combates se desarrollan según el consabido sistema por turnos, aunque se incluyen una serie de novedades muy interesantes. Para empezar los personajes tienen la habilidad de aprender habilidades, pero ojo. Los inmortales solamente aprenderán aquellas habilidades que posean los mortales que nos acompañen, siempre y cuando las hayamos enlazado previamente, o a través de accesorios.

Por otro lado está el sistema de anillos. Hay una gran variedad de anillos que podemos fabricar a partir de elementos que vayamos encontrando al explorar los escenarios. Una vez equipados nos conferirán ciertas ventajas. Por poner un ejemplo: si equipamos a Kaim con un anillo venenoso tendremos la posibilidad de causar el estado Veneno al asestar un golpe.

Al atacar teniendo un anillo equipado se dispara un contador y aparecen dos anillos en pantalla: uno rodeando al enemigo y otro más grande que va disminuyendo de tamaño hasta acoplarse al primero. Si lo hacemos bien, apretando el gatillo derecho y soltándolo en el momento justo, causaremos mucho más daño al enemigo. Allá va un vídeo demostrativo:

Recuperación de recuerdos Este es el principal punto negativo del juego, al menos en mi opinión personal. Cuando Kaim consigue recuperar un recuerdo la acción se detiene y se nos explica dicho recuerdo en forma de relato (como os decía antes hay 34 relatos en total). Si bien están muy bien redactados y ambientados (suelen ser textos bastante extensos acompañados de música) cortan por completo el desarrollo normal de la acción.

Es cierto que los combates, al tener que entrar en el sistema por turnos, también consiguen desesperarnos en más de una ocasión, sobre todo cuando se dan de forma muy seguida, pero más o menos podemos estar ya acostumbrados a ello. Los relatos, aunque podemos decidir no leerlos en ese momento (serán accesibles desde el menú principal o al descansar), resultan muy incómodos.

En definitiva: al que le gusten este tipo de RPGs y necesite de una buena dosis de Sakaguchi disfrutará como un niño.

Ah, se me olvidaban un par de detalles: viene con voces en inglés y subtítulos y textos en castellano. Y lo último: deja mucho que desear la carcasa del juego y la disposición de los 4 discos: 3 apilados en la parte derecha de la caja y el otro suelto, metido en un sobre. Se agradecería algo más de cariño con este tema.

Vídeo | Lost Odyssey Battle VS Bogimoray (YouTube) Sitio oficial | Lost Odyssey (en japonés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio