Sigue a Vidaextra

Dragon's Dogma

Hemos visto el primer contacto del ‘Resident Evil: Operation Raccoon City’, después el del ‘Street Fighter x Tekken’, y justo anoche el del ‘Asura’s Wrath’, pero todavía nos quedan por compartir con vosotros dos impresiones más de videojuegos de Capcom de cara al 2012. Uno de ellos, el que nos sitúa ahora, es el ‘Dragon’s Dogma’, y podría resumir perfectamente la impresión que me ha causado como el título más prometedor de Capcom de los cinco que hemos probado en las oficinas de Koch Media. Así, sin ningún tipo de rodeo.

Aparte que tiene un valor añadido, igual que el citado ‘Asura’s Wrath’, de ser una nueva IP. Con lo que una de las quejas que solemos hacer en esta generación de que hay demasiada secuelitis aquí se ve compensada con creces. ‘Dragon’s Dogma’ entra y gusta desde el primer momento. Pasemos pues, sin más dilación, con nuestro primer contacto sobre él.

Dragon’s Dogma: las cosas claras y el dragón espeso

Dragon's Dogma

Antes de nada hay que dejar clara una cosa. Pese a que el tema de que sea una nueva propiedad intelectual nos gusta y la tenemos en cuenta a la hora de valorarla, no es que sea un producto sumamente original. Visualmente, no en cuanto a su apartado gráfico, nos podrá recordar a otros videojuegos en los que se ahonda en la mitología de seres extraños, como quimeras, hydras, dragones (cómo no), y demás bestiario, del mismo modo que su historia no será un alarde de originalidad, ya que iremos a la caza de un dragón misterioso de gran tamaño y poder. Pero, ¡qué caray! Pese a que por fuera parezca típico, ‘Dragon’s Dogma’ funciona muy bien.

Estamos ante un action RPG de corte realista, en el que influirá mucho la posición en la que estemos, el arma que llevemos, y el peso que carguemos. No valdrá eso de ir a lo loco, y mucho menos cuando nos enfrentemos a los jefazos de turno. En la versión que hemos probado había dos partes: el prólogo y la búsqueda del Grifo. El primero sirve como tutorial. Según avancemos se nos darán algunos consejos, utilizaremos la linterna en las zonas oscuras, los enemigos no serán muy fuertes, pudiendo tener algo de complicación con las arpías ya que tendremos que atacar hacia arriba, y además veremos cómo se nos unirán dos personajes más a la aventura sumando tres en total.

Una tontería que me ha gustado y que se está perdiendo mucho esta generación es que podremos suicidarnos. No me malinterpretéis. Me refiero a que si pasamos de un borde nos precipitaremos al vacío. Adiós a esas barreras invisibles que nos facilitan la vida, pero que a la vez hacen que se pierda algo de magia. Aunque, irónicamente, en el duelo contra el Grifo tendremos unos límites imaginarios para que no accedamos al pueblo antes de tiempo… Una de cal y otra de arena.

Dragon's Dogma

Pero volviendo al control, es uno de los aspectos que más me han convencido de ‘Dragon’s Dogma’. Sumamente fluido y con muchas posibilidades. Aparte que habrá diferencias sustanciales entre las distintas clases (hemos probado el guerrero y el arquero). Aparte de movernos con completa libertad (dentro de los límites del escenario, claro), pudiendo saltar a casi cualquier parte que sea accesible, a la hora de atacar tendremos distintos métodos. El simple, pulsando simplemente un botón u otro, o bien el de acciones específicas, manteniendo un botón lateral pulsado para, por ejemplo, dar golpes al escudo del guerrero para atraer a los enemigos, o bien hacer una embestida contra ellos. Sin ir más lejos, para las arpías tendremos que hacer uso de los botones laterales y pulsar otro botón para poder darles. Tal vez os suene complejo, pero os aseguro que a los pocos segundos nos habituaremos a este estilo de lucha resultando bastante dinámico y efectivo.

El que más cambia en este sentido es el arquero, ya que por un lado podrá atacar con sus flechas (apuntando como en un Third-Person Shooter para un ataque normal, o bien una lluvia de flechas manejando un círculo sobre el suelo, como si utilizásemos una granada, para que os hagáis una idea), y por otro con sus cuchillos, que aunque no sean tan potentes como una espada son muy rápidos.

La prueba de fuego para ambos estilos nos la darán los jefes, ya que contra los enemigos normales, al menos en las dos partes que probamos, no nos darán tantos quebraderos de cabeza al tener aliados muy poderosos. Contra los jefes (quimera y grifo) tendremos que mirar mucho por ellos, no ir a lo loco, y esperar que ellos hagan lo mismo por nosotros. Contra la quimera (mezcla de león, cabra y serpiente) no tuve muchos problemas, la pasé a la primera. Fue realmente espectacular ver cómo cada parte de ella se moría y se quedaba colgando, mientras las demás no paraban de atacar. Aquí el mago será indispensable para curarnos, ya que la cola de la serpiente nos envenenará, pero si vamos parte por parte no deberíamos tener tantos problemas pese a que de entrada impresione este monstruo. Aparte que, aunque seamos guerreros, podremos revivir a nuestros aliados.

Otra historia es el grifo, el cuál no pude abatir, y eso que lo intenté varias ocasiones. Aquí el estilo es completamente distinto. Aquí tenemos que esperar que nuestro mago aliado imbuya nuestras flechas en fuego para quemar las alas del grifo, y así poderle atacar en el suelo, ya que si lo hacemos cuando esté en el aire poca vida le vamos a quitar. En cambio él, con sus embestidas, nos matará con pocos impactos. Curioso, eso sí, es que también podremos subirnos a él si hacemos que nuestro guerrero aliado ponga su escudo a modo de resorte para saltar más alto. Aunque las veces que lo intenté fracasé en mi intento, y tampoco ayudó que en ese duelo mis aliados fuesen un poco a su bola (sólo podemos pedirles ayuda o bien que nos sigan) y no me curasen cuando lo necesitaba.

En definitiva, ‘Dragon’s Dogma’ nos ha dejado muy buen sabor de boca. Sus combates son muy fluidos, y muestran su mejor cara contra los seres de gran tamaño como la quimera, y especialmente el grifo. Un título al que habrá que seguirle la pista y que tiene prevista su salida para primeros del 2012 en PS3 y Xbox 360. Yo ya tengo ganas de revancha contra el Grifo. Esta vez cae, sí o sí.

Dragon’s Dogma | PS3

Dragon's Dogma
  • Plataformas: PS3 (versión analizada) y Xbox 360
  • Desarrollador: Capcom
  • Distribuidor: Capcom
  • Lanzamiento: Principios de 2012
  • Precio: Por determinar

Dragon’s Dogma es una nueva IP de Capcom que nos llevará a luchar contra quimeras, grifos y dragones, entre otros seres mitológicos. Presenta buenas maneras y se antoja como uno de los posibles sleepers del 2012 si no se le da mucha cancha. ¡No lo perdáis de vista!

Vídeo | Youtube
En Vidaextra | ‘Resident Evil: Operation Raccoon City’ para Xbox 360: primer contacto, ‘Street Fighter x Tekken’ para PS3: primer contacto, ‘Asura’s Wrath’ para PS3: primer contacto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios