Apple y Capcom. A la gresca por el abuso de compras a través de la aplicación

Sigue a Vidaextra

smurfs.jpg

La AppStore es un buen negocio para todos y, en principio, establece unas reglas de justicia que son ejemplares. El desarrollador propone un precio de aplicación que crea justo, Apple suma el 30 % de recargo en conceptos de gestión y uso de la red y el usuario decide si quiere comprarlo de un modo sencillo, ágil e intuitivo. Hasta aquí todo iba bien.

Después se añadió un modelo de negocio más, el de compras a través de la aplicación. Aquí Apple ya no ganaba dinero y en cambio sí lo hacía el desarrollador que permitía al usuario comprar ciertos niveles del juego, ítems, mejoras… en resumen, una manera para seguir ampliando el juego sólo a quienes les interese pagar por ello. Pero siempre hay un listo de la clase o mejor dicho, siempre hay quien se pasa de listo. Y a este más vale darle un toque a tiempo que curar luego las heridas. El listo de la AppStore podría llamarse Capcom.

La compañía japonesa lleva siguiendo desde hace un tiempo una política un tanto salvaje con sus juegos. Vende títulos a precio reducido e incluso gratuitos que luego resultan estar incompletos. Estos juegos te ponen en bandeja la compra de multitud de mejoras e ítems de un modo sencillo para que, si quieres, los compres.

Pero, ¿qué pasa si ese modo de comprar está colocado con tan mala idea que cualquier gesto o pulsación fortuita puede hacernos comprar una casa para la Pitufina por 79 euros?

Está pasando en el juego ‘Smurf’s Village’ y esto no hay quién lo pare. Iconos para comprar ítems a precios desorbitados que aparecen con toda la mala idea. Una aplicación que no avisa ni deja claro que al darle a esos botones la compra se realiza automáticamente, sin preguntas, sin avisos de confirmación… utilizando tus datos de cuenta iTunes. Compras de 80 euros a un sólo click de distancia y sin aviso.

La aplicación va primera en el ranking de ingresos y no me extraña. Apple ya se ha puesto en contacto con Capcom y la respuesta ha sido rápida, informar un poco mejor sobre lo que puede pasar y recordarnos que el modo de comprar desde la aplicación se puede desactivar desde el iPhone.

Sí, claro, pero probad a dejarle el juego a un sobrino sin esa opción desactivada y veréis el desastre que os puede hacer.

Independientemente de quién tenga la culpa (Apple se plantea cerrar la sesión de itunes a los 5 minutos de haberla iniciado para así impedir comportamientos de los desarrolladores con ideas de negocio semejantes) lo que está claro es que hay que recapacitar sobre la situación y ver cómo puede solucionarse.

Ya que creer en la buena voluntad de algunos no tiene sentido.

Vía | Applesfera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios