Compartir
Publicidad
Así es jugar a GTA Online, el multijugador de GTA V, en pleno 2018
Acción

Así es jugar a GTA Online, el multijugador de GTA V, en pleno 2018

Publicidad
Publicidad

Iba a empezar este texto diciendo que he vuelto a ‘GTA Online’, el modo multijugador de ‘GTA V’, después de no sé cuánto tiempo, pero creo que, en realidad, nunca me he ido del todo. No juego de forma asidua, pero tampoco he dejado el juego abandonado por completo. Cada pocos meses me da por entrar a ver qué se cuece. Y lo cierto es que se ha convertido en algo verdaderamente gigantesco.

Cuando digo que “cada pocos meses me da por entrar a ver qué se cuece” significa que, cada vez que entro, me encuentro más perdido que un pulpo en un garaje. Rockstar tiene la sana costumbre de lanzar contenidos gratuitos para ‘GTA Online’ de forma regular, así que a la que te pasas unas semanas o meses sin aparecer por ahí alucinas. O entras prácticamente a diario o te acaba arrollando como un camión de la basura.

Y a mí me destroza siempre.

GTA Online: no te lo acabas. En serio

Gta online

La cosa es que ‘GTA Online’ lleva casi cinco años en marcha. Imaginad la cantidad de locura que Rockstar ha tenido la oportunidad de ir añadiendo a lo largo de todo este tiempo. Ayer, por ejemplo, me dio por ir con mi coche hasta un punto en el mapa que prometía unas carreras acrobáticas locas. Lo cierto es que no sé desde cuándo están activas, pero por lo que sea no había entrado nunca hasta ahora (suelo ser bastante malo al volante en los juegos). Y bueno, me vi dando 17 vueltas (¡¡17!!) en un circuito en forma de ocho con un par de saltos loquísimos en el centro en los que, cuando ya hay jugadores en cabeza, cabe la posibilidad de que dos coches se la peguen en el aire. Y se la pegan. Comprobado.

Por no hablar de los jugadores que deciden quedarse parados tras una curva cerrada para que te los comas con patatas, o aquellos que deciden ir en sentido contrario a toda velocidad para destrozarle el coche a los demás. Tampoco importa mucho, la verdad: me lo pasé bien por el simple hecho de estar haciendo el cabra sin la presión de tener que quedar entre los tres primeros porque sólo así se desbloquean otros coches, pruebas o circuitos, como sucede en los videojuegos de conducción.

Una vez finalizada esta carrera, decidí seguir adelante con el mismo grupo de desconocidos, algunos de ellos muy aficionados a usar el micrófono para cantar o dejar que se cuelen ruidos extraños en vez de conversar amablemente con el resto. De hecho, maldije la falta de una opción que me permitiera silenciarlos a todos de golpe cuando aparecieron tres o cuatro niños (por sus angelicales/infernales gritos no debían de tener más de 9 o 10 años) que se pusieron a berrear sin sentido. Igual existe esa opción y no tuve narices a encontrarla, así de perdido voy la mayoría de las veces en ‘GTA Online’.

La cosa es que esta segunda carrera, que tuvo lugar en un circuito ovalado de lo más soso, resultó ser un auténtico aburrimiento. Por suerte sólo había que dar 14 larguísimas vueltas (¡¡14!!). Y tras quedar entre los 29 primeros (de 29), me fui de allí como alma que lleva el diablo. Hora de probar otras cosas lejos de los volantes.

Tener un smartphone en GTA Online es peor que en la vida real (a no ser que estés en grupos de WhatsApp de padres)

Gta online

Las notificaciones no paran de llegar. Es alucinante. El móvil que lleva el personaje encima echa humo todo el rato. No puedes dar dos pasos sin que te lleguen correos con promociones de todo tipo (compra este casoplón, hazte con este hangar para tener tu propio flota de avionetas, etc.) o mensajes con todo tipo de misiones. Creo que se pueden desactivar, pero tampoco quiero perder el tiempo que paso dentro del juego configurando las miles de opciones que ofrece. Salvo un par de cosas, creo que lo tengo todo por defecto y claro, es la locura máxima.

Ayer, sin ir más lejos, nada más entrar saltó un evento en el que había que correr a lo loco con el coche en busca del mayor pico de velocidad. Me dije “ok, voy pisando el acelerador que tengo pista por delante y pocos coches molestando”. A los cinco segundos finalizó el evento. El móvil empezó a sonar con las primeras notificaciones de la tarde y la pantalla se llenó de mensajes. Otro día agradable en ‘GTA Online’.

Pero si hay una cosa que me alucina de verdad de ‘GTA Online’ es lo lento que es cargando cada actividad y los pedazo de tirones que pega de vez en cuando. Lo juego en PS4, no sé si en PC la cosa irá un poco mejor... Es probable que en 2014 todo este más o menos lamentable rendimiento en algunos momentos del juego fuera aceptable. Ahora, en pleno 2018 y con juegos puramente online que funcionan como la seda, se me hace bola. Creo que si no entro más a menudo es en parte por esto: todo tarda mucho en cargar, hay muchos tirones, los coches que desaparecen y aparecen más adelante como por arte de magia, etc., etc. Por no hablar de lo lento que resulta el propio personaje. Parece que estás controlando a una ballena en vez de a un ser humano, hulio.

Y a pesar de que después de tanto tiempo Rockstar sigue totalmente centrada en meter más y más contenidos gratuitos (¡¡bien!!) y no en mejorar la experiencia desde el punto de vista de la calidad de vida, el rendimiento, etc. (a estas alturas ya nos podemos ir olvidando, claro), cada nueva partida en ‘GTA Online’ me acaba absorbiendo. Hay tantísimas cosas por hacer y tantos niveles por subir que realmente parece un juego infinito. ‘GTA V’ se sigue vendiendo como churros a un ritmo vertiginoso, lo cual quiere decir, digo yo, que el modo online está lejos de quedarse vacío a corto plazo.

Gta online

Jugar a ‘GTA Online’ en 2018 es raro. Mola, pero es extraño. Primero por lo que comentaba antes: se nota que tiene un buen puñado de años encima; y segundo porque la manera en la que está planteado todo es muy distinta a la que podemos ver en la mayoría de juegos online actuales. Desde el uso del móvil que lleva el personaje hasta los propios menús y la forma en la que hay que gestionar nuestra participación en las diversas actividades.

No sé si os lo vais a creer, pero después de todo este tiempo todavía no he llevado a cabo ninguno de los golpes que Rockstar metió en ‘GTA Online’ en 2015. Ni el de 2017. Los del modo historia me encantaron, así que la posibilidad de llevar a cabo más golpes, pero esta vez en cooperativo me flipa. Y no he tenido ocasión. De hecho, creo que hay un buen puñado de actividades que no he hecho nunca. Por no hablar de que, dentro de cada tipo de actividad, hay distintas modalidades, escenarios, reglas, etc. Para volverse majareta.

Veremos con qué nos sale ‘Red Dead Redemption 2’ con respecto al online, pero viendo cómo ha aguantado ‘GTA Online’ durante años, me temo que muy mal lo tendría que hacer la compañía ahora como para no acabar amasando una cantidad gigantesca de jugadores recurrentes.

Más en VidaExtra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio