Compartir
Publicidad

El 'Grand Theft Auto' original estuvo a punto de ser cancelado por dos grandes problemas

El 'Grand Theft Auto' original estuvo a punto de ser cancelado por dos grandes problemas
Guardar
63 Comentarios
Publicidad

A estas alturas de la película suena casi ridículo juntar en la misma frase ‘Grand Theft Auto’ y la palabra cancelación. La franquicia ha conseguido convertirse casi en un icono popular de la primera década del siglo y en un éxito asegurado entre todos los jugones del mundo.

Pero hubo un tiempo en el que todo no era tan fácil. Fue al inicio, como siempre, cuando los diseñadores originales del juego vieron amenazada incluso la posibilidad de que fuese publicado. Se enfrentaban a dos problemas garrafales y uno de ellos, para fortuna de todos, acabó convirtiéndose en una de las grandes virtudes del título.

Lo explicaba Gary Penn, un ex desarrollador del juego, en una reciente entrevista a Gamasutra.

“El juego no iba a ningún lado. Casi estuvo cancelado. El publisher, BMG Interactive, quería cancelarlo ya que parecía que no tenía remedio.
“Existieron probablemente dos cosas clave que casi lo tumban. Dos cosas críticas. Una de ellas fue la estabilidad, un problema realmente terrible ya que el juego se colgaba todo el maldito tiempo.
“Así que hicieses o no hicieses nada en el juego realmente no podías testearlo. Los diseñadores no podían trabajar y probar cosas nuevas o comprobar si lo que habían decidido estaba bien o no ya que el juego no paraba de colgarse. Tan simple como eso. Era un problema muy aburrido pero era crítico, tanto que era el primer paso para que el juego no saliese adelante.”
“El otro gran problema fue el comportamiento de los coches. Un día, de repente y por culpa de un bug, la policía enloqueció y se volvió agresiva. De algún modo los coches de policía intentaban atravesarte.”
“Su ruta para encontrarte se había fastidiado y fue un momento maravilloso. Oh Dios mío, la policía está llena de psicópatas, están intentando sacarme fuera de la carretera. Fue tan impresionante y divertido que se quedó dentro del juego.

El resto, por supuesto, es historia. Pero da mucho sobre lo que pensar. Imaginad la cantidad de prototipos que se han quedado por el camino al no haber podido resolver problemas de estos tipos. Y otra aún peor, ¿cuantos juegos geniales acaban siendo así de buenos por culpa de un bug que aparece espontáneamente y mejora la experiencia de juego? Es muy desquiciado sí, pero seguro que alguno hay.

Vía | Gamasutra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos