Publicidad

Qué consecuencias tiene que Far Cry: New Dawn sea secuela directa de Far Cry 5
Acción

Qué consecuencias tiene que Far Cry: New Dawn sea secuela directa de Far Cry 5

Publicidad

Publicidad

Lo dejamos claro desde el inicio: este artículo está lleno de SPOILERS en relación a Far Cry 5. El que no se lo haya pasado, que no siga leyendo.

Han pasado pocos días desde la presentación oficial de Far Cry: New Dawn y ayer hasta hemos visto una buena ración de gameplay (que personalmente me ha dejado frío, pero ésa es otra historia), por lo que es el momento idóneo para comentar en profundidad las consecuencias que hay con esta secuela.

La primera secuela directa de un Far Cry

091218 Farcry 01

A excepción de ese spin-off de 2005 para la primera Xbox llamado Far Cry Instincts (remake con cambios, a su vez, del primer Far Cry de PC) y que tuvo una secuela para la misma consola con el apelativo de "Evolution", si nos atenemos a la saga principal, estamos ante el primer Far Cry con secuela directa.

Es algo sobre lo fantaseamos tras hablar largo y tendido sobre las consecuencias del final de la aventura donde lidiamos contra la secta de Joseph Seed: cuando nos procedíamos a apresar (por fin, ya de verdad) al profeta que tenía a su merced a todo el condado de Hope, empezaron a sonar las "trompetas" que mencionó en su discurso final. Unas "trompetas" que eran en realidad bombas nucleares, a modo de metáfora bíblica, esa purga soñada por Joseph para crear un nuevo mundo donde los fieles marcharían a la Puerta del Edén.

Si ya de por sí fue de lo más impactante esta escena, Far Cry 5 se reservaba una sorpresa final: tras escapar a los búnkeres para salvarnos, el protagonista perdía el conocimiento en un accidente y se despertaba a salvo en un búnker... pero solo con Joseph Seed, completamente a su merced. La pena es que después, tras continuar la partida, no había ni rastro de las bombas nucleares, tan solo la referencia del menú del juego, de ahí que fantaseásemos con la idea de una secuela (a la que llamamos Far Cry: New Hope, no tan desencaminada con el título final; en vez de "esperanza", la palabra es "amanecer") en pleno post-apocalipsis, a lo Fallout. Y sin embargo, se parece más al de RAGE 2.

Ambientado 17 años después de los hechos ocurridos con el profeta Seed, el color rosa y ese espíritu más arcade (pero sin la aparente genialidad de Far Cry 3: Blood Dragon) hacen que, pese a todo, no parezca la clase de secuela con la que estábamos soñando muchos, sobre todo por cómo lucía su menú tras el final.

Y menos cuando no ha pasado ni un año desde el lanzamiento de Far Cry 5 (salió el 27 de marzo de 2018 y ha recibido tres expansiones, a modo de spin-offs; mientras que su secuela saldrá el 15 de febrero de 2019), lo que nos hace sospechar que el mapa del condado de Hope no variará tanto a excepción de ciertas estructuras, como un parque de atracciones que ya se pudo ver.

Ya lo decía Joseph Seed al final del vídeo de Far Cry: New Dawn:

Os guié al nuevo mundo. Creía que sería glorioso... pero me equivoqué.

Esto abre la puerta a más experimentos en la saga

091218 Farcry 02

Parece obvio que repetirá Joseph Seed, aunque habrá que ver el rol que tiene en esta secuela, puesto que Ubisoft ha dejado claro que las nuevas villanas son las gemelas Mickey y Lou. Sí sabemos que repetirá de algún modo la figura de Hurk (hay un DLC de reserva llamado "El Legado de Hurk"), un clásico en la saga y al que llegamos a ver incluso en Far Cry Primal, aventura lanzada en 2016.

En cierto modo, esta secuela va a medio camino entre las sensaciones que nos dejó ese Far Cry tan primitivo (en el buen sentido) y las mecánicas implementadas en Far Cry 5, pero jugando con las modificaciones de las armas para crear auténticas diabluras, según se puede intuir por los vídeos.

Lo importante, en cualquier caso, es que Ubisoft abre la puerta a que podamos ver más secuelas directas de otros Far Cry, como la de Far Cry 3, con una remasterización que se incluyó precisamente dentro de pase de temporada del quinto capítulo. Es, de lejos, la secuela más demandada, pese al tirón que tuvo también Far Cry 2 para los que amaron el corte más serio de esta saga de Ubisoft que nació en 2004. Aunque está claro que ningún final dejó con más ganas de saber cómo continuaba la historia que Far Cry 5 por culpa de las bombas.

Al menos el precio de esta secuela es sensiblemente más barato (menos de 45 euros), lo que no evita que se pueda considerar como un producto menor dentro de la saga oficial. Lo importante es: ¿para cuándo un Far Cry 3: Blood Dragon 2?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir