Análisis de Alba: Valencia, corrupción urbanística y fotografía de animales en una adorable aventura
Análisis

Análisis de Alba: Valencia, corrupción urbanística y fotografía de animales en una adorable aventura

Mientras busco imágenes para ilustrar el texto me cruzo con una retransmisión de Alba: A Wildlife Adventure en la que se muestra el gran giro que da inicio a la nueva aventura de los creadores de Monument Valley.

En ella se ve a alcalde de una población valenciana realizando una pomposa presentación en la que dará a conocer sus planes para la reserva natural que corona la isla que regenta: un macrohotel cinco estrellas que se llevará por delante la flora y fauna del lugar.

Un juego tremendamente necesario

La cara de la chica que en ese momento está jugando parece decirlo todo. Lo que algunas horas antes yo mismo había vivido casi sin pestañear, a ella le provoca abrir los ojos de una forma de lo más esclarecedora.

Alba2

Lo que por desgracia yo vi como un giro previsible, a ella le había sorprendido por completo. Triste, pero cierto. Un momento que se convertía en la guinda sobre el pastel que acababa de afianzar mis sensaciones con el juego.

¿Qué sensaciones son esas? Pues las de un juego tremendamente necesario. Una aventura entrañable y preciosa que, pese a tener en el foco a grandes y pequeños, no se hace pasada para los primeros ni trata como tontos a los segundos.

Una historia que, tal vez por tocarme tan de cerca -entre paellas, linces ibéricos y casos de corrupción urbanística-, y también por envidiar en cierto sentido el modelo de parques naturales que tienen otros países, me parece una herramienta educativa y de concienciación formidable.

Alba3

Entre la exploración y la fotografía de animales

En Alba: A Wildlife Adventure nos transformamos en ese crío que aprovecha las vacaciones de verano para pasar unos días en casa de sus abuelos. Uno de esos pintorescos pueblos costeros con tiendas plagadas de sombrillas y flotadores por un lado, pero también llenos de naturaleza y sabor a libertad.

Nieta de un abuelo aficionado al avistamiento de aves, lo primero que recibes al llegar al pueblo es una guía con su fauna y un viejo móvil que te servirá para buscar y fotografiar la nutrida colección de especies que pululan por la isla.

Pronto te verás envuelta en la necesidad de salvar la reserva natural a la que hacíamos referencia y, mientras cumples encargos de los vecinos y restauras el patrimonio de la zona, más y más animales acudirán al pueblo.

Alba4

Sin caer en tediosos encargos y paseos innecesarios, la exploración de la isla resulta ser toda una delicia y, consciente de sus limitaciones y sin intención alguna de enmascarar su escasa duración, el paseo por las vacaciones de Alba se convierten en todo un regalo para los fans de este tipo de experiencias descafeinadas.

La opinión de VidaExtra

Divertida, emotiva y creada con muy buen gusto, la odisea salvaje de Alba: A Wildlife Adventure es una experiencia muy recomendable para cualquiera que se sienta atraído por la idea, pero más aún para aquellos que vivan cerca del Mediterráneo.

No es la primera vez que un videojuego se inspira en nuestras costas o arquitectura, pero sí la primera vez que realmente me siento como si estuviese paseando por un paisaje que conozco. Sólo por el guiño de Alba: A Wildlife Adventure a la infancia de muchos de nosotros ya merece la pena.

cover

Alba: A Wildlife Adventure

Plataformas iOS y PC (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador ustwo Games
Compañía ustwo Games
Lanzamiento 11 de diciembre de 2020
Precio Por confirmar

Lo mejor

  • Una aventura divertida para grandes y pequeños
  • Muy buen ritmo
  • Conseguir dar con todos los animales de la isla

Lo peor

  • No habría estado mal alargar la experiencia un poco más

Temas
Inicio