Compartir
Publicidad
Publicidad
Análisis de Marvel vs. Capcom: Infinite: la saga regresa a sus raíces y mantiene lo aprendido, pero olvida elementos esenciales
Análisis

Análisis de Marvel vs. Capcom: Infinite: la saga regresa a sus raíces y mantiene lo aprendido, pero olvida elementos esenciales

Publicidad
Publicidad

En septiembre de 1996, y en plena edad de oro de los juegos de lucha, Capcom dejaría miles de mandíbulas desencajadas con su última genialidad para recreativas: ‘X-Men vs. Street Fighter’ reunía a algunos de los personajes más populares de la casa de las ideas con los world warriors, ofreciendo un espectáculo de combos, relevos y licencias inigualable.

Pero lo mejor es que aquello sería el inicio de una de las más emblemáticas -y queridas- sagas de los juegos de lucha.

21 años después, la compañía del blue bomber firma un nuevo crossover entre ambos universos, pero lo hace replanteando la saga en otra dirección: ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ no sigue la línea evolutiva de las tres entregas numeradas.

Por un lado, Capcom apuesta por ofrecer una experiencia de juego contundente tanto online como offline, por otro es consciente que la posición de Marvel no es igual a la de hace dos décadas. ¿La solución? Apostar por un modo historia contundente.

Ryu, Iron Man, Dante, Spider-Man, Chris Redfield o Hulk vuelven a cruzar sus destinos en una historia en la que ambos universos se vuelven a combinar a través de un funesto plan perpetrado por los malhechores habituales de ambas compañías, y la clave para frenar una triple amenaza que atañe a entidades cibernéticas, demonios, titanes y simbiontes reside en unas pequeñas joyas de colores muy vivos: las gemas del infinito.

Ahora bien, al igual que en aquél arcade de ‘Marvel Super Heroes’ de 1995, estas gemas no sólo serán el hilo conductor de la trama, sino que todas las mecánicas de juego girarán en torno a ellas -y sus diferentes habilidades- de un modo u otro.

El nuevo enfoque de Capcom… y Marvel

De entrada, ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ deja claro desde el primer minuto que es un regreso a los orígenes de la serie. De hecho, A efectos comparativos podríamos decir que, en términos jugables, sería una combinación de los dos títulos incluidos en ‘Marvel vs. Capcom: Origins’, con interesantes novedades y una selección de luchadores heredada en su mayoría de ‘Ultimate Marvel vs. Capcom 3’.

Dicho de otro modo: regresamos a los combates por parejas como en los primeros títulos de la serie y podremos acceder al poder de las gemas del infinito en la práctica totalidad de los modos, lo cual nos dará dos nuevos recursos al precio de perder el tercer luchador, las asistencias y limitar enormemente el sistema de relevos haciendo que nuestro compañero se incorpore a nivel del suelo aunque estemos en mitad de un combo aéreo.

1

Esto no tiene que interpretarse como un error, sino como un replanteamiento jugable que -a la larga, y tras varias partidas- acaba dando la razón a Capcom: cada uno de los luchadores ha añadido al menos dos movimientos o un hyper a su repertorio y regresar al sistema de dos botones de puñetazo y patada de ‘Marvel vs. Capcom 2’ da una mayor sensación de control en todo momento. Ahora bien, si no sabemos muy bien cómo sacarle partido a nuestro personaje bastará con pulsar repetidamente el botón de puñetazo flojo y ejecutaremos un combo de manera automática.

De hecho, es tras varios combates queda patente que Capcom ha diseñado este nuevo sistema de juego para no dejar a nadie atrás: los jugadores más curtidos podrán experimentar con esta nueva serie de herramientas combinaciones imposibles y mejorar sus tiempos gracias a nuevos atajos, mientras que aquellos que no dieron el salto a las dos últimas entregas por ser demasiado caóticas, o simplemente vienen atraídos por el reclamo de los héroes de Marvel, se encontrarán con un juego de lucha muy acogedor que emana una enorme profundidad desde el primer round.

El arma secreta de Marvel vs. Capcom: Infinite: una experiencia offline y online completa

De hecho, y teniendo en cuenta esto último, a la hora de abordar el online no solo tendremos los combates clasificatorios, casuales y por salas donde podremos poner nuestras habilidades y aprender nuevas maneras de experimentar con las gemas o realizar estrategias de parejas y relevos: Capcom ofrece una Liga para principiantes en la que los jugadores con ranking 14 o inferior podrán jugar sin sentirse frustrados. El objetivo: que todos los usuarios se atrevan a dar el paso a su modo online.

Ahora bien, como ya dijimos en VidaExtra, Capcom ha tomado nota de las ausencias que tuvo ‘Street Fighter V’ de lanzamiento: en el apartado offline podremos medir nuestras habilidades contra la CPU a través de su propio modo Versus o con un más que agradecido modo Arcade que, pese a ser bastante simplón (ocho batallas, dos jefes finales y sin endings) nos da la opción de realizar solicitudes de combates online sin tener que esperar en el modo entrenamiento y desbloqueamos algún color nuevo en el proceso.

1

Pero el arma secreta de este juego es su modo historia: una experiencia cinemática en la que conoceremos el origen de esta fusión de universos y veremos una sucesión de curiosas alianzas, un par de traiciones inesperadas y una carrera a contrarreloj por hacerse con las gemas del infinito repartidas por Xgard, New Metro City o los laboratorios de A.I.M.BRELLA. Y sí, asomarán -aunque no los veremos luchar- algunos de los futuros DLCs como Black Panther o Monster Hunter.

Sin embargo, al igual que ocurre con ‘Tekken 7’ y a diferencia de juegos como ‘Street Fighter V’, ‘Injustice 2’ con su modo Multiverso o el propio ‘Ultimate Marvel vs. Capcom 3’ a través de ‘Héroes y Heraldos’, la falta de un sistema de contenidos, misiones o desafíos semanales condiciona la rejugabilidad del título a su apartado online y los seis luchadores extra anunciados. Si bien existen los modos de pruebas y tutoriales que nos tendrán sobradamente entretenidos, durante semanas, los escenarios desbloqueables (hasta un total de 18) y la galería se consiguen en apenas dos tardes.

Todo esto está muy bien ¿donde están Wolverine y Magneto?

Sería injusto no tratar el tema de la selección de luchadores teniendo en cuenta el escaso número de rostros nuevos y las muy sonadas ausencias de esta entrega. De entrada, y tal y como sugerían las filtraciones de principios de año, no hay rastro de los mutantes en ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’.

Eso no quiere decir que se pierdan sus estilos de combate: Ultron recibe buena parte de las habilidades de un Dr. Doom que se ha quedado en el tintero, y gracias a su espada, Gamora recupera ese punto agresivo que le daba Wolverine a los asaltos y las cargas cuerpo a cuerpo. De hecho, el personaje de Thanos -el cual regresa desde ‘Marvel vs. Capcom 2’- ha sido completamente replanteado. Muchos de los recursos jugables están ahí, pero da la sensación de que el juego hubiera sido mucho mejor con algún X-Men entre los 30 seleccionables.

1

Pese a que no se ha justificado la ausencia de estos, la historia gira en torno a las gemas del infinito y los personajes incluidos por parte de Marvel tienen algún tipo de relación con estas poderosas joyas. Con todo, los usuarios de ‘Marvel vs. Capcom 3’ echarán de menos esos escenarios repletos de guiños a los comics y a los juegos, o esos colores alternativos que incluyen sutiles modificaciones en las que se hacía referencia a un determinado cómic o personaje. Visto lo visto, lo más parecido en ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ es poder jugar con Hulk Gris.

¿Eso hace que ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ sea un juego peor que sus antecesores? En absoluto. En cuanto a la cantidad y el carisma de sus luchadores el nuevo juego de Capcom puede estar por detrás de las tres entregas anteriores, aunque los que regresan -que son la gran mayoría- jamás habían estado tan completos.

Pero lo esencial es que -como propuesta de juego- 'Mvs.C:Infinite' es incuestionablemente sólido, tremendamente interesante para aquellos curtidos en juegos de lucha y especialmente divertido para todo el mundo. Aunque los más acostumbrados a ‘Marvel vs. Capcom 3’ tendrán que pasar por un proceso de reaprendizaje.

¿Donde queda MvC:Infinite en la actual escena de juegos de lucha?

Capcom se ha arriesgado mucho con este último crossover, sobre todo teniendo en cuenta que hace no demasiado se reeditó ‘Ultimate Marvel vs. Capcom 3’ en las consolas de actual generación y PCs. De hecho, lo fácil era añadir un buen número de caras nuevas y mantener el mismo sistema de juego. Pero, como dijimos al principio, ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ no es la cuarta entrega numerada sino un replanteamiento de la saga desde sus raíces, diseñado cuidadosamente para llegar al mayor número de usuarios posible.

1

El ritmo de los combates es frenético, y pese a que no veremos aquellos espectaculares hyper combos dobles (o triples) que asentaron la saga, es posible disfrutar de movimientos más cinemáticos y animaciones mucho más cuidadas que respetan enormemente lo visto en las entregas anteriores e intentan innovar en la buena dirección. ¿Un paso hacia atrás? Más bien un giro que amplía generosamente las posibilidades.

Sin embargo, es imposible no comparar esta entrega con el actual panorama que viven los juegos de lucha hoy en día. Siendo completamente justos, ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ es más técnico y profundo que ‘Tekken 7’, más espectacular y sencillo de abordar que ‘Injustice 2’ , más completo en cuestión de modos de juego que ‘Street Fighter V’ y los luchadores están mucho más definidos y contrastados que los saiyans de ‘Dragon Ball FighterZ’. Pero esto no lo hace un juego mejor -ni peor-, sino diferente a los anteriores.

Que Capcom haya acertado con el replanteamiento de esta entrega no numerada de la saga de crossovers con la Casa de Spiderman, Los Vengadores y Los Guardianes de la Galaxia’ es algo que está en manos de los usuarios, como siempre. Pero, pese a que las ausencias pesan enormemente en un juego en el que el reclamo principal son los luchadores disponibles, ‘Marvel vs. Capcom: Infinite’ tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de los grandes juegos de lucha de esta generación.

Marvel vs. Capcom: Infinite

Marvel vs. Capcom: Infinite

Plataformas Xbox One (versión analizada), PS4, PC
Multijugador Si
Desarrollador Capcom
Compañía Capcom
Lanzamiento 19 de septiembre de 2017
Precio 54,90 euros

Lo mejor

  • El modo historia cumple con lo prometido
  • Cada personaje ha sido reajustado de manera acertada
  • Una experiencia completa para jugadores casuales y usuarios curtidos

Lo peor

  • A la selección de luchadores le falta un punto de carisma
  • La ausencia de contenidos semanales puede pasar factura
  • Un tercer luchador hubiera dado más juego que algunas de las gemas del infinito

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos