Compartir
Publicidad

Battlefield Hardline: primeras impresiones

Battlefield Hardline: primeras impresiones
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sentimientos encontrados tras darle caña a la beta de 'Battlefield Hardline' durante unas horas. Y es que cuesta un poco habituarse a este cambio de planteamiento en la saga 'Battlefield': por esos modos de juego nuevos (Heist y Blood Money), por la ausencia de vehículos de guerra y algo más.

Cuesta pillarle el punto al principio aunque seamos veteranos de la saga de FPS de DICE, y pese a que en el fondo siga siendo un 'Battlefield', a la vez parece otro juego. Lo cuál ni es bueno ni es malo. Hay que entenderlo como lo que es. Otra experiencia con criminales y policías.

En esta beta, que como sabemos se inició tras su conferencia en el E3 2014 en exclusiva para PC y PS4, contamos con dos modos de juego. Los ya comentados Heist y Blood Money. Si no sabemos muy bien en qué consisten tenemos dos tutoriales en vídeo de cada uno de ellos. Y será esencial verlos, de lo contrario nos darán la del pulpo al ir a sitios que no corresponden y cosas por el estilo.

Heist, el modo estrella de Battlefield Hardline

Battlefield Hardline

Se podría decir que Heist es el modo estrella de 'Battlefield Hardline', el que vimos en su presentación del E3 2014. Tenemos por un lado a los criminales, que intentarán hacerse con el botín. Y por otro a los policías que tendrán que impedirlo. En el mapa de la beta, High Tension, tenemos dos furgonetas blindadas con dinero en su interior que los criminales tienen que volar con dinamita.

Esto lo puede hacer cualquiera de las cuatro clases, cuyos nombres han variado en esta entrega. Así pues, en vez de Asalto ahora tenemos Operator, en vez de Ingeniero, Mechanic, en vez de Apoyo, Enforcer, y en vez de Reconocimiento, Professional. Aunque en el fondo no dejen de ser iguales.

Pero volviendo al tema del botín en el mapa de la beta, en el modo Heist, tras volar la protección de las furgonetas, los criminales tienen que coger una de sus maletas con dinero y llevarlas a dos puntos distintos para ganar la partida, uno en pleno suelo, y otro en la azotea de un rascacielos. Mientras que los policías tienen que impedirlo, bien sea desactivando la carga inicial, o eliminando a todo el que lleve el botín. Aunque esto último no será tan fácil, sobre todo en el rascacielos, ya que uno de los gadgets que tendremos a nuestra disposición (tanto criminales como policías; previo desbloqueo mediante dinero del juego) será la tirolina, ideal para sortear grandes distancias entre edificios.

Llama la atención, además, que para ser un 'Battlefield' el mapa es muy pequeño, lo que contribuye a que las partidas sean más cortas e intensas. En especial cuando nos enfrentamos a gente que sabe lo que hay que hacer, como me pasó al principio, con una partida de dos minutos.

Tampoco es la tónica general, ya que si los policías defienden bien, los tickets de los criminales (los intentos tras morir) se irán reduciendo hasta que no quede ninguno o no quede más tiempo.

En mi caso, pese a que al principio no me dijo mucho este modo, en parte por culpa de esos inicios sin tiempo a darse cuenta de lo que pasaba o lo que había que hacer, no me desagradó. Aparte que las partidas son de 32 jugadores, con lo que es difícil no encontrarse con gente a cada esquina.

Blood Money y el toma y daca en busca de pasta

Battlefield Hardline

Por otra parte tenemos Blood Money, un modo en el que tanto criminales como policías tienen que hacerse con el botín situado en la zona central del mapa, unos para quedárselo, los otros para asegurarlo como prueba del delito. Esto propicia encontronazos constantes y desesperados en esa zona, con gente que prefiere campear desde zonas elevadas para cargarse a los pobres infelices en busca de dinero, otros que optan por las granadas o gases, o hacer la entrada triunfal en vehículo.

El caso es que es una zona de afluencia importante por la que hay que pasar si se quiere ganar la partida, ya que el que acumule primero la cantidad fijada se hará con la victoria. O en su defecto el que tenga más pasta cuando se acabe el tiempo. Lo curioso es que casi todas las partidas derivan luego en "¿Así que te has llevado toda esa pasta tras matarme? Pues ahora voy a tu base y te la robo". Vamos, que no solamente hay que visitar la zona central por la pasta gansa, sino después la base del rival cuando tenga parte de ese botín robado. Por lo que conviene defender nuestra base también. Por ello, y pese a no ser tan espectacular como Heist, el ritmo más constante de Blood Money, por ese toma y daca, me ha gustado más. Y las partidas suelen ser más largas.

Aparte del cambio que suponen estos dos modos de juego en 'Battlefield Hardline', donde resulta más divertido es con la adición de los comentados gadgets. La tirolina ya dijimos que es para sortear grandes distancias por el aire. Y mola mucho. Lo que no mola es que nos hagan un headshot cuando descendemos por ella. Mientras que el gancho nos permitirá subir por ciertas paredes (se indica en azul) y mola sobre todo para colocarnos en algunas azoteas para tener mejor control de la situación.

Estos accesorios se compran desde el menú de clase y se equipan como cualquier otro. Podemos prescindir, por ejemplo, del botiquín de curación del Operator y meterle la tirolina y el gancho. Hay algunos accesorios que están delimitados a una clase, como la munición del Enforcer o el soplete del Mechanic. Pero al menos contaremos con varias incorporaciones interesantes, como esos dos gadgets y algunos más, como la máscara de gas, que pueden equilibrar la balanza a nuestro favor.

Hay más detalles, como el tema de acuchillar, que sigue el patrón de 'Battlefield 4', salvo que en esta ocasión podemos esposar al enemigo después e interrogarlo para que revele información.

En definitiva, 'Battlefield Hardline' aporta ciertas cosas interesantes al manido género de los FPS, como el gancho y la tirolina, aunque el hecho de llamarse 'Battlefield' también puede jugar en su contra. Hay que saber a lo que nos metemos aquí. Si lo tenemos claro, puede estar bastante bien.

Plataformas: PC, PS3, PS4 (versión analizada), Xbox 360 y Xbox One
Desarrollador: DICE y Visceral Games
Compañía: EA
Lanzamiento: 21 de octubre 2014
Precio: 59,99 euros (PC) y 69,99 (consolas)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio