Publicidad

Esto es lo que más me está gustando de Dragon Ball Z: Kakarot... y lo que no tanto
Análisis

Esto es lo que más me está gustando de Dragon Ball Z: Kakarot... y lo que no tanto

Mañana será un día clave y muy esperado por miles de aficionados de Dragon Ball. Quedan menos de 24 horas para que llegue a las tiendas uno de los primeros lanzamientos más importantes de este 2020, que no es otro que Dragon Ball Z: Kakarot, el RPG de acción que ha preparado CyberConnect2.

En nuestro último avance os contamos que nuestra visión del juego había mejorado considerablemente en comparación con nuestra primera toma de contacto. En esta ocasión hemos podido disfrutar de todo lo que nos ha ofrecido el título durante sus 11 primeras horas de juego y estamos fascinados con lo que hemos visto, aunque eso no quiere decir que todo sea perfecto.

Es por eso mismo, que mientras seguimos reviviendo toda la historia de Dragon Ball Z: Kakarot de la mano de esta nueva entrega de la franquicia, vamos a contaros qué nos ha gustado más hasta el momento y qué es lo que no nos han convencido tanto.

Volver a recordar todos los acontecimientos de Dragon Ball Z

Dragon Ball Z Kakarot

Igual os sorprende que de primeras uno de los aspectos positivos que indiquemos sea concretamente el de que nos vuelvan a contar toda la historia de Dragon Ball Z, ya que es algo que hemos visto hasta la saciedad en los juegos de Dragon Ball. Sin embargo, la gran diferencia es que esta obra se centra más en todo su argumento y en todos sus acontecimientos, no solo en las batallas y nada más.

Así pues, durante los primeros compases de la aventura, en el arco de la llegada de los Saiyans a la Tierra, podemos ver a Goku y Son Gohan paseando por el bosque recolectando alimentos cerca de su casa antes de ir a visitar al Maestro Muten Roshi. Una vez allí podemos visitar la Kame House y sus alrededores o más adelante realizar algunas actividades mientras Son Gohan se prepara para su entrenamiento con Piccolo.

Es decir, el juego podía haber saltado directamente a la batalla contra Raditz o de ahí al combate contra Nappa y Vegeta, pero en su lugar prefiere repasar todos los sucesos que tienen lugar mientras tanto. De hecho, hasta presenciaremos el momento en el que Goku le tiene que contar un chiste a Kaito para que este le entrene. Sin duda, eso para cualquier aficionado de la serie anime y manga de Akira Toriyama, siempre es de agradecer por revivir viejos tiempos o la infancia de más de uno.

Unas secuencias simplemente alucinantes

Dragon Ball Z Kakarot

Cuando se anunció Dragon Ball FighterZ he de reconocer que uno de los motivos por los que más quedé embobado mirando la pantalla (a día de hoy me sigue pasando) fue porque parecía enteramente que estaba viendo un combate de la serie anime. Arc System Works realizó un trabajo extraordinario en este sentido y la verdad es que CyberConnect2 no se ha quedado atrás ni muchísimo menos a la hora de crear las cinemáticas.

Tal es la calidad que presentan que hasta a veces dudaba si realmente estaba frente a un videojuego o no, porque este tipo de secuencias son idénticas a las originales. Tampoco es que tengan la misma duración, porque si no quedaría un juego de cientos de horas. Por ejemplo, las de las batallas van más al grano con los momentos clave. De hecho, hay veces que hasta diría que transcurren demasiado rápido y no me habría importado que se enrollaran un poquito más, aunque tampoco en exceso. Algo intermedio.

De todos modos, de lo que he visto hasta ahora, las cinemáticas del enfrentamiento entre Goku y Vegeta han sido apoteósicas, en especial el momento en el que el príncipe de los Saiyan dispara su Cañón Galick contra el Kamehameha de Goku, así como la parte en la que Vegeta y más tarde Son Gohan se transforman en Ozaru.

Unos combates para enmarcar

Dragon Ball Z Kakarot

Si el apartado anterior decíamos que era uno de los mejores del juego, lo cierto es que las batallas también son dignas de resaltar porque son una auténtica pasada. Las primeras se quedan algo más flojas en comparación con todas las que vienen posteriormente, pero donde más se nota la diferencia entre unas y otras son en las importantes y las que están de relleno.

Esto no significa que haya combates que nos dejen con mal sabor de boca, porque eso no pasará en ningún momento. No obstante, las peleas contra Raditz, Nappa o Vegeta están tan bien ejecutadas que a veces hasta dan ganas de que nos derroten por volver a participar en ellas una y otra vez. Personalmente, espero que más adelante en el juego aparezca una opción de volver a revivir estos encuentros.

El ritmo que presentan es bastante frenético y tendremos pocos momentos de respiro mientras no paramos de volar de un lado a otro, cargar nuestro KI para lanzar rafagas, ejecutar combos demoledores, protegernos de los impactos y mucho más. Además, todo esto se mezcla con breves secuencias en las que nosotros mismos o nuestros enemigos aparecerán cargando sus técnicas más devastadoras. Por si no fuera suficiente, hasta habrá peleas en las que no estaremos solos y algún compañero luchará a nuestro lado codo con codo.

Las increíbles habilidades

Dragon Ball Z Kakarot

El Kamehameha, Makankosappo, Final Flash o Masenko son tan solo algunas de las técnicas más emblemáticas de Dragon Ball Z. Goku, Piccolo, Vegeta o Son Gohan, respectivamente, disponen de sus habilidades estelares y otras que han empleado en algún que otro momento de la obra de Akira Toriyama, al igual que ocurre con el resto de personajes y villanos, véase Krilin, Yamcha, Tenshinhan o Raditz, entre otros.

Todas ellas están representadas a la perfección y lucen en pantalla de una manera fabulosa. Al combatir podremos dar rienda suelta a cualquiera de ellas de una forma muy sencilla con tan solo cargar un poco nuestro KI y pulsar un par de botones. Quizás para los más puristas de los juegos de lucha esto no les convenza demasiado, pero podéis estar seguros que, aun así, los combates resultan de lo más entretenidos, sobre todo los más importantes.

Además, ninguno de los Guerreros Z contará con todo su repertorio desde el principio e irán aprendiendo sus mejores movimientos sobre la marcha a medida que vayamos avanzando en la historia.

Las distintas formas de progresar con nuestros héroes

Dragon Ball Z Kakarot

Precisamente, la progresión de los protagonistas es también otra de las características más positivas del juego. En uno de los últimos vídeos publicados por Bandai Namco se repasaba detenidamente algunos de los métodos a seguir para que nuestros héroes evolucionaran poco a poco y, como buen RPG, hay que reconocer que se nota cómo se van volviendo más poderosos cuanto más vayamos jugando.

A base de completar misiones principales y secundarias y ganar en batallas contra robots o jefes finales, iremos obteniendo puntos de experiencia para subir de nivel. Principalmente esto potenciará las estadísticas de nuestros personajes, algo que se notará en la vida, en el daño que causan con cada impacto y en la resistencia a los golpes, porque los enemigos básicos con el tiempo no nos quitarán casi ningún punto de salud o los liquidaremos prácticamente con solo pestañear.

Pero más allá de todo esto, podremos cocinar con los alimentos que recojamos del suelo, los árboles o los ciervos y peces que cacemos y pesquemos. También está el tablón de la comunidad para incrementar más todavía las estadísticas o para modificar ciertos elementos de la partida y en especial tendremos los Orbes Z, unas esferas repartidas por todas partes del mapa e indispensables para mejorar las técnicas de los personajes para que causen más daño. Desde luego, esto último se nota a la larga, porque no será lo mismo realizar un Kamehameha de nivel 1 que uno de nivel 3, por ejemplo.

La enciclopedia con información de todo tipo

Dragon Ball Z Kakarot

Tras tantas horas de jugar y viajar por el mundo, apetece tomarse un momento para relajarse y el lugar idóneo para ello es la enciclopedia con la que cuenta Dragon Ball Z: Kakarot, que es sin duda una de las más completas que han llegado a existir en un videojuego de la saga. En ella se incluye datos de absolutamente todos y cada uno de los detalles de la aventura.

Así se puede consultar un resumen de cada uno de los episodios del juego, ya que este se divide en varios episodios como si fuera la serie de verdad, con sus títulos y todo. También contiene datos de los personajes con los que nos hemos ido cruzando o controlando, los enemigos a los que nos hemos enfrentado, los objetos, los distintos vehículos que podemos conducir o las diferentes zonas de la Tierra u otros planetas.

Por si no fuera suficiente, desde esta enciclopedia se puede escuchar en cualquier momento los distintos temas o volver a visualizar las cinemáticas que han ido apareciendo hasta el momento, porque hay algunas que merece echarles un ojo cientos de veces por su espectacularidad.

El mismo doblaje y con su mítica banda sonora

Dragon Ball Z Kakarot

Por defecto en las opciones viene establecido que las voces se escuchan en japonés con los subtítulos en castellano, aunque también es posible seleccionar las voces en inglés. En mi caso me he decantado por la primera opción, aparte de porque me gustan más, porque ya sabía por el anterior avance que eran exactamente las mismas que las originales.

Cualquiera que haya visto la serie anime en el idioma del país nipón se conocerá de sobra cómo hablan todos los personajes y aquí está replicado a la perfección, con unos diálogos idénticos en su mayoría. ¿Quizás habría quedado bien escucharlas en castellano con el doblaje que tuvimos aquí? Quién sabe, pero tampoco es una gran pérdida, porque el resultado con las voces originales ya es sublime.

Para rematar la jugada, ciertas melodías de la banda sonora han sido extraídas también del anime, lo que hace que el juego nos atrape más todavía. También hay otros temas que son nuevos, pero nos quedamos en especial con algunos de los más míticos que están presentes y se pueden escuchar de fondo en los mismos momentos que en la serie de televisión, como en los resúmenes, ciertos combates o las partes de mayor tensión. Eso sí, lo mejor de todo en este sentido es el brutal opening que rinde homenaje a la clásico intro de "Cha-La Head Cha-La".

Una falta de variedad en los enemigos

Dragon Ball Z Kakarot

En todo lo que hemos jugado hasta el momento ha habido algo que nos ha chocado y ha sido los enemigos que pululan por los mundos abiertos por los que viajaremos. La inmensa mayoría de ellos son robots creados por el ejército Red Ribbon y prácticamente podemos contar con una mano cuántos de ellos son diferentes y nos sobrarían dedos, para que os hagáis una idea.

Vale que dependiendo de su nivel o el momento de la aventura irán ganando más habilidades para machacarnos, pero el aspecto de ellos no cambia más allá de disponer de unos colores diferentes en sus piezas metálicas. Así da la sensación de estar enfrentándonos contra los mismos una y otra vez. Al menos bastante más adelante también comienzan a aparecer los Saibamen, aunque con ellos ocurrirá lo mismo de que tengan unos colores distintos dependiendo de su fuerza.

Pocas actividades por el mapa

Dragon Ball Z Kakarot

Dragon Ball Z: Kakarot no está compuesto por un único mundo abierto. En su lugar llegaremos a recorrer varias zonas que pueden presumir de su inmenso tamaño. Por desgracia, la sensación que nos han causado estos escenarios no es que haya mejorado más todavía. Más que nada porque tampoco es que haya una amplia variedad de actividades para llevar a cabo.

Podremos combatir contra los mencionados robots y otros enemigos, conseguir alimentos y materiales que serán de utilidad en la aventura, recolectar los Orbes Z y cumplir misiones principales y secundarias. Así dicho vale que no parece que sea poco, pero el problema es que los mundos son demasiado grandes y vacíos y al final la mayor parte del tiempo lo pasaremos viajando de un lado a otro sin hacer nada.

Y es que en el punto de la historia por el que vamos tampoco nos ha hecho falta farmear experiencia ni detenernos a buscar a conciencia los citados orbes, dado que se consiguen los suficientes sobre la marcha entre los enemigos que se interponen en nuestro camino, las misiones opcionales y las que están relacionadas con la trama. Al menos esperamos que la cosa cambie más adelante y se sumen una mayor cantidad de actividades a las que hemos resaltado.

Relleno frente a momentos importantes

Dragon Ball Z Kakarot

Al principio de nuestro artículo hemos indicado que Dragon Ball Z: Kakarot es uno de los juegos de la franquicia que mejor nos cuenta todo lo que ocurre en Dragon Ball Z. Lo que nos ha parecido extraño es que haya partes en las que el juego nos muestra todo lo que sucede detenidamente y haya habido otras que se cuentan mucho más de carrerilla o con unos simples avisos en la pantalla.

Para ponernos en situación, mientras Goku y sus compañeros se entrenan para hacer frente a los Saiyan que vienen a la Tierra, nos tocará combatir con Piccolo contra Krilin, Yamcha o Tenshinhan en una serie de batallas que no ocurren en el manga. En cambio, el entrenamiento de Goku con Kaito solo se contará con un par de secuencias, hasta el punto que no participaremos en él de ninguna forma y ni siquiera presenciaremos las pruebas contra Bubbles o Gregory, algo que habría estado bien que se presentara en forma de minijuego, por ejemplo.

Está claro que no se pueden contar todos y cada uno de los acontecimientos originales, aunque, desde un punto personal, habría preferido que esa parte del juego en cuestión se centrara más en el entrenamiento de Goku que en unos combates de Piccolo que al final dan la impresión de estar ahí solo para alargar el juego un poco más.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios