Publicidad

El Eliminator, el Battle Royale de Forza Horizon 4, me ha vuelto a demostrar que todo es posible en el género que se resiste a morir
Análisis

El Eliminator, el Battle Royale de Forza Horizon 4, me ha vuelto a demostrar que todo es posible en el género que se resiste a morir

Publicidad

Publicidad

Con Tetris 99 quedó más que claro que cualquier tipo de videojuego valía dentro del género de los Battle Royale, pero eso no quita que hace unos días Playground Games nos sorprendiese con la incorporación gratuita de este modo en Forza Horizon 4. Y teniendo Xbox Game Pass, no había excusa posible para no probarlo.

Tenía mucha curiosidad por ver cómo encajaba, ya que no es lo mismo un juego de tipo Combat Cars, como notmycar, que era una especie de Twisted Metal bajo la mecánica del modo estrella de la actualidad, a este simulador de velocidad de Xbox Game Studios, por mucho que podamos conducir campo a través.

¿Cómo encaja un Battle Royale en Forza?

Forza Horizon 4

La forma en la que accederemos a El Eliminator pasa, antes de nada, por tener accesible el modo online en Forza Horizon 4, por lo que hay que tener habilitado el acceso a la carrera del circuito de tierra de Tarn Hows y haber completado la prueba previamente, sin necesidad de desbloquear la temporada de otoño.

Este modo Battle Royale se localiza en el noreste de Gran Bretaña, en una pequeña colina sin árboles llamada Moorhead Wind Farm. Podemos llegar conduciendo o tirando de viaje rápido, accediendo a la prueba como una carrera normal (pulsando X al estar cerca), salvo por el hecho de que se nos pondrá en lista de espera hasta que localice una partida con más gente. Y por suerte, no tarda.

¿Y cómo se juega a un Battle Royale en Forza Horizon 4? Lo cierto es que de una forma un tanto rara en comparación a otros juegos de su clase, porque aquí no hay armas y los duelos, por mucho que haya 72 personas en la misma partida, se limitan a enfrentamientos directos entre dos durante un periodo muy corto.

Hay que "retar" a la otra persona con la que nos crucemos, bien sea a golpe de claxon o a golpe literal, chocando. Segundos después, se iniciará una carrera a muerte con un trazado aleatorio y tan solo sobrevivirá el que llegue antes.

Forza Horizon 4 es ahora más imprescindible

Forza Horizon 4

Es un Battle Royale de 72 personas, pero con un máximo de 36 duelos a la vez, por lo que resulta raro estar en una carrera improvisada ante un desconocido y ver cómo se libran otras batallas que no nos incumben lo más mínimo, puesto que no podremos enfrentarnos al resto hasta que acabemos ese duelo en liza.

Puede que tengamos suerte y no nos crucemos con alguien durante un rato, pero al final será inevitable librar algún duelo puesto que el "estadio" irá reduciendo su tamaño con un "veneno" que habrá que evitar a toda costa. Y hay poco margen.

Y si no hay armas, ¿con qué vehículos competimos? Aquí el detalle curioso es que todos cuentan de entrada con un Mini Cooper S de 1965, por lo que tendremos que pensar muy bien de inicio (con cuenta atrás de 10 segundos) dónde queremos aparecer en el mapa y que haya más probabilidades de toparse con algún vehículo de mejor calidad para reclamarlo. Como si fuese un arma, en definitiva.

De hecho, al ganar un duelo podemos reclamar el bólido del rival. Pero será decisión nuestra. En una partida preferí seguir con uno de clase 3 antes de pasar a un todoterreno, puesto que me sentía más cómodo con el que tenía. Y lo bueno es que gracias a este modo podremos desbloquear para la campaña principal el Renault Mégane R26.R exclusivo de 2008, el 2016 Porsche 911 GT3 RS Pre-Order Edition y el 1970 Mercury Cougar Eliminator, aparte de ropa para nuestro avatar.

En resumen, si en lo personal Forza Horizon 4 ya me parecía imprescindible para los amantes de la velocidad, gracias a las expansiones Isla Fortuna y LEGO Speed Champions, junto con este modo gratis donde experimentaremos nervios con sus carreras improvisadas a contrarreloj y con trazados aleatorios, lo es aún más.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios