Publicidad

notmycar me ha hecho desear con fuerza un Battle Royale de Twisted Metal
Análisis

notmycar me ha hecho desear con fuerza un Battle Royale de Twisted Metal

Publicidad

Publicidad

El olvidado género de los combat cars no parece pasar por su mejor momento por culpa de varias sagas que están en estado comatoso. Aunque quizás eso pueda cambiar gracias al género de moda, los Battle Royale.

En un periodo de tiempo relativamente corto se han juntado varias propuestas en desarrollo: Car Battle Royale en indieDB, Burndown en Steam Early Access y recientemente notmycar, también en el acceso anticipado del servicio de Valve. Y los tres tienen algo en común: están muy verdes.

Cuando una beta parece más bien una alpha

notmycar

No iba con demasiadas esperanzas al ver el aviso de que ya estaba disponible notmycar en Steam Early Access. Al fin y al cabo, una beta es todavía un producto en desarrollo donde puede haber muchos fallos. Pero es que lo de este trabajo de NMC Studios no tiene nombre, por ahora.

Desde elementos que se generan en pantalla de golpe y a pocos metros hasta problemas con el sonido y la estabilidad de la propia partida, donde todo va a trompicones. Como ha dicho más de un usuario en los comentarios de Steam, esto no tendría que haber salido en este estado tan precario.

NMC Studios asegura que tiene seis meses por delante hasta alcanzar la versión 1.0, donde se ampliará el tope de jugadores de 40 hasta 75, aparte de introducir más modos de juego y refinar la experiencia jugable. Pero da la sensación de que tienen mucho más trabajo por delante. Bastante más.

¿Y cómo de desenvuelve notmycar como Battle Royale? Si obviamos su larga lista de defectos, lo cierto es que resulta ser una propuesta que tiene bastante sentido. En el fondo no deja de ser un shooter donde se cambian las personas por bólidos que se pueden equipar con armas y mejorar sus prestaciones. La principal diferencia es la velocidad de movimiento.

notmycar debería fijarse más en Twisted Metal

notmycar

Al ser un combat car donde tenemos que equipar las armas de modo manual, no pasando simplemente por encima como en cualquier Mario Kart, Carmageddon o Twisted Metal de turno, la disposición de los botones varía ligeramente respecto a otros representantes sobre cuatro ruedas.

Aquí aceleramos con el stick izquierdo y para recoger los objetos tenemos el botón X del mando de Xbox. Además, podemos echar un vistazo rápido al inventario con la cruceta, aunque este aspecto resulta bastante mejorable por ahora ya que ese sistema radial adolece de bastante información.

Al ser un Battle Royale con vehículos, se desmarca un poco de los PUBG, Fortnite y cía al contar con un botón para el turbo, cuya barra se recarga automáticamente al no usarlo, o que podamos recoger algunos gadgets especiales, como un escudo temporal tan habitual en los combat cars.

Es por ello que tras ver su precario estado, por ahora, haya deseado con tanta fuerza contar con un Twisted Metal siguiendo las directrices de los Battle Royale y sin abandonar la presencia de sus icónicos pilotos, como Sweet Tooth. Y de paso, bajo el mismo modelo free-to-play de notmycar (Skybound Games, su editora, asegura que seguirá siendo gratuito en la 1.0), ya que hoy en día parece impensable sacar un juego de esa guisa pagando.

Hardware Rivals lo intentó a pequeñísima escala en 2016, aprovechando el incentivo de PlayStation Plus, pero no le salió bien la jugada. En parte porque copiaba de modo más inocente los pilares básicos de Twisted Metal, Vigilante 8 y demás. Una lástima que no haya más competencia...

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir