Publicidad

Grounded es un diamante en bruto: el regalo de Obsidian a los fans de la aventura, la exploración y el crafteo
Análisis

Grounded es un diamante en bruto: el regalo de Obsidian a los fans de la aventura, la exploración y el crafteo

Que al Grounded de Obsidian le tenía unas ganas irrefrenables es algo que, imagino, ya se ha ido viendo por aquí cada vez que me he acercado a alguna noticia del juego. Sin embargo reconozco haberlo empezado con cierto miedo. No por sus bichos -que también-, sino porque las sensaciones que me despertaban eran muy similares a las que me ofrecía en su día Sea of Thieves.

Allí, como aquí, Microsoft ha optado por un juego que irá creciendo con el paso del tiempo, pero en este caso lo hace de una forma aún más explícita. Obsidian lo vende como acceso anticipado y, una vez superado la introducción a su campaña, el apelativo demuestra caerle como un guante. Esa puede ser, para algunos, la mala noticia. La buena es que las sensaciones que despierta están más cerca de los inicios de Subnautica que de los piratas de Rare.

Un juego con mucho por crecer

Obsidian no tiene ninguna intención de esconder que es un juego a medio cocer. La historia avanza poco más de lo que ya vimos en su beta y nos alerta que en agosto llegarán más novedades. El mapa resulta finito y, llegados a ciertos límites, una barrera nos indica que esa zona aún está en construcción.

Al juego aún le queda mucho camino por recorrer, claro, pero me ha sorprendido enormemente la fuerza con la que me ha atrapado desde el principio. Por suerte para todos los que quieran meterle decenas de horas -y me incluyo entre ellos-, Grounded llega con suficiente contenido como para engancharte a ti y a tus amigos durante una buena temporada.

Grounded1

Entre los bosques de hierba de su inmenso jardín se esconden decenas de posibilidades que nos tendrán entretenidos durante las próximas semanas. Hay un buen puñado de insectos esperando a ser cazados, la construcción de la base es una delicia y el número de objetos a craftear requiere de varias sesiones de vicio.

Pero por si eso fuera poco, aquí, como en Subnautica, la exploración es su mejor baza. He perdido la cuenta de las cuevas con secretos y curiosidades que he encontrado, desde bases submarinas de las que conviene no adelantar nada hasta esqueletos de bestias gigantes con los que no esperabas cruzarte. Es una gozada.

Grounded2

Una aventura en miniatura para un juego enorme

Aún más sorprendente es que en poco más de un año un equipo de 13 personas haya conseguido dar forma a un juego tan prometedor. El progreso y evolución del personaje está lo suficientemente bien medido para que siempre tengas dos o tres cosas por hacer y, pese a lo simple que puede parecer tener un jardín como escenario, es brutal lo bien medidas que están sus alturas, la variedad de biomas, y cómo una zona esconde la siguiente para que ir de aquí para allá sea siempre una sorpresa.

No es nada fácil recomendar hoy un juego que sabes que mañana será mejor, pero el nivel de calidad que atesora en estos momentos es una golosina a la que es difícil negarse. Crecer con él y ver cómo cada nueva partida entrega novedades va a ser, para los que gusten de este tipo de experiencias, un auténtico regalo.

Grounded4

Sí hay algunos detalles que quedan por pulir antes de seguir creciendo. Que a sus terroríficos insectos puedas encontrarle el truco con facilidad por culpa de una IA más bien flojita es buen ejemplo de ello.

No es el único. Hay otros como que gestionar su inventario sea un dolor de muelas tras un mando -no así con ratón y teclado-, o que el progreso en partidas multijugador no se traslade al modo en solitario por estar anclado al del host. Nada grave o que haga de estas primeras partidas una experiencia menor, pero sí el tipo de mejoras que agradeceremos una vez estén disponibles.

Grounded5

Hasta entonces, aquí seguiremos, aprovechando partes de hormigas para crear armas mejores y desentrañando los secretos que aguardan en esta aventura en miniatura. Enamorados hasta las trancas de Grounded y agradecidos porque Obsidian se haya arriesgado con una aventura como esta. Nuestras más sinceras felicitaciones a los 13 titanes que han parido este juego.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios