Análisis de GunGrave G.O.R.E, el retorno del gunplay arcade más salvaje
Análisis

Análisis de GunGrave G.O.R.E, el retorno del gunplay arcade más salvaje

¡Bang!¡Bang!¡Bang!¡Bang! Si estás en mi punto de mira, aparta o revienta como los mil que llegaron antes que tú. GunGrave G.O.R.E es un explosivo shooter en tercera persona que te habrás ventilado en poco más de 15 horas. Quizás menos, si eres más habilidoso o prefieres diluir la experiencia rebajando su dificultad en sus tramos más complicados. En cualquiera de los dos casos, ¡menuda masacre te espera!

El Pistolero de la Resurrección regresa a los videojuegos de manos de Prime Matter, dos décadas después de debutar en PS2 y tras un lapso de nada menos que 18 años desde el estreno de Gungrave: Overdose. Eso sí, nada más empezar a jugar a GunGrave G.O.R.E uno se da cuenta que, pese al brutal salto visual, se trata de un juego que recupera la esencia y el descarado disparate de los títulos de aquella época. Incluso se atreve a aportar sensaciones arcade. Elementos que forman parte de su atractivo.

Porque GunGrave G.O.R.E es disparar, disparar y disparar. Hasta que todo arda y cada cosa que se mueva en pantalla vuele, quede triturado o hecho puré a base de balazos. Tan sencillo como suena, tan prometedor como puedes ver a continuación en nuestro gameplay.

A fin de cuentas, Grave, el protagonista de este festival del tiroteo con cientos de balazos en pantalla y explosiones constantes, es un antihéroe de manual. Reservado como el ataúd que lleva colgando y que se limita a cruzar cada fase sin plantear al jugador dilemas ni rodeos.

Es más, GunGrave G.O.R.E no hay ni coleccionables ni secretos en sus escenarios. Solo hordas de enemigos que se lanzarán a por nosotros en avalancha, alguna que otra sorpresa y montones de objetos explosivos repartidos generosamente. Su rejugabilidad, que la tiene, pasa por reajustar los tres niveles de dificultad que se ofrecen e intentar rascar la máxima puntuación al final de cada pantalla. Y no te lo vamos a negar, hay tramos desesperantes.

Básicamente, porque pese a que Grave podría pasar por el primo callado de Bayonetta y Dante de Devil May Cry, en realidad -y a efectos jugables- se trata de un tanque con dos pistolas. Puede saltar y echarse de costado mientras dispara, pero lo de las piruetas se lo deja a los demás. Una vez tienes eso claro, el resto es dejarte llevar con los gatillos. Sobre todo, por su acertadísimo sistema de apuntado automático.

De hecho, y como veremos más detenidamente, ese aspecto no frena la intensidad de GunGrave G.O.R.E., sino que juega a su favor.

Gungrave G O R E 20221121224208

A fin de cuentas, los coreanos de Iggymob Co. saben lo que hacen. Retoman la saga a la que dieron continuidad recientemente a través de GunGrave VR para PlayStation VR , y es incuestionable que mucho de lo aprendido ahí ha servido para perfilar esta entrega.

Sin embargo, GunGrave G.O.R.E. nos llega con sus propias aspiraciones y tiene muy claro cómo sacarle partido a los sistemas de nueva generación: bajo su aspecto y jugabilidad retro nos encontramos un juego a 4K y 60 Fps en PS5, la versión a la que le metimos caña y pusimos patas arriba, además de un gratificante uso del DualSense.

A partir de aquí, la gran pregunta estas alturas de la partida: ¿que posibilidades tiene GunGrave G.O.R.E de dejar huella en un 2022 en el que hemos estado muy bien despachados de juegos de acción? Vayamos por partes.

GunGrave G.O.R.E: pura acción explosiva y sin límite de balas

Gungrave G O R E 20221122000854

GunGrave G.O.R.E ofrece una trama digna de su propio anime (que lo tiene) pero en esencia todo se resume en premisas que no nos distraerán de lo verdaderamente esencial: los tiroteos frenéticos. En un futuro relativamente cercano,  Grave, un antiguo sicario, ha sido resucitado  y convertido en un ejército de un solo hombre. Armado únicamente con dos pistolas y un ataúd que le permite desarrollar su creatividad a la hora de hacer explotar y triturar a sus enemigos.

Una leyenda conocida como el Pistolero de la Resurrección.

En este aspecto, GunGrave G.O.R.E abraza sin miramientos los clichés de todo aquello en que se inspira. El cyberpunk, los shooters arcades y el anime animes y el cine de acción. Pero -siendo justos- ya contábamos con ello. Lo que nos ha pillado por sorpresa, en el buen sentido, es el grado de brutalidad que se desata en pantalla: los tramos más concurridos son un festival en el que cientos de balas se manifiestan en pantalla desde todas las direcciones mientras se desatan explosiones por el escenario.

A nivel jugable, la premisa está clara desde el minuto uno: puedes centrar la vista e incluso intentar averiguar qué está pasando, pero por lo general tus pistolas siempre estarán apuntando a algo que va a estallar. Ya bien sea un barril explosivo o un enemigo muy venido arriba y destinado a convertirse en un charco de sangre o un cuerpo cruelmente troceado de la manera más explícita.

Gungrave G O R E 20221121143432
El diseño de Grave delata la mano de Yasuhiro Nightow

En esta entrega Grave regresa sin emociones y con cargadores a rebosar de munición. Por no perder ni las formas, ni las costumbres. Otra cosa es que no haya un propósito por delante: además de proteger a su hija adoptiva, el Pistolero de la Resurrección vaciará sus cargadores para erradicar la SEED, una droga alienígena que se ha esparcido por la Tierra.

Un propósito que no llevará a cabo de manera sutil, sino del único modo que sabe hacer las cosas: con disparos en todas las direcciones, remates a quemarropa y dejando un rastro de vísceras, explosiones y destrucción por el suelo y las paredes.

Por delante, la clásica estructura de los mangas shonen (Yasuhiro Nightow, autor de Trigun, vuelve a estar implicado en esta entrega) en la que tras los primeros compases, una vez el jugador sepa disparar, se haya acostumbrado al ritmo y hayamos desbloqueado las suficientes habilidades como para sentirnos en nuestras salsa, ponemos rostro a nuestros grandes enemigos en la sombra. Mafiosos instaurados en Hong Kong que, para sorpresa de nadie, pasarán a ser los jefazos de turno en los momentos de máxima emoción.

Lo interesante, claro, es cómo GunGrave G.O.R.E nos permite llegar a ellos y tomar la justicia por nuestra mano mientras ponemos cada escenario patas arriba.

Sensaciones arcade que pondrán los gatillos de tu mando contra las cuerdas

En GunGrave G.O.R.E se recupera la clásica fórmula del ejército de un solo hombre. Esa misma que parece haber quedado relegada a los Musou en favor de las experiencias competitivas en las que un único protagonista despacha cantidades absurdas de enemigos hasta vaciar la pantalla. La buena noticia es que, pese a que Grave estará solo en su gesta, contará con una ayuda trascendental a lo largo del juego: el sistema de autoapuntado.

Por regla general, el reparto de balas se hace de manera automática. Eso no convierte el juego en un paseo y podemos apuntar cuando queramos, faltaría más, pero despachar a la marabunta de enemigos que se nos viene encima ya es suficiente caos como para hacerlo todavía mayor. Lo cual no está reñido con ser selectivos a la hora de desatar todo nuestro arsenal: si queremos llegar al final de cada escenario deberemos fijar nuestras prioridades y saber en qué dirección desatar nuestra artillería.

Con todo, si nos vemos superados o queremos un reto mucho mayor podremos acomodar la dificultad con dos ajustes y en cualquier momento. La buena noticia es que la dificultad de GunGrave G.O.R.E  es muy acertada y salvo tramos específicos no nos sentiremos tentados a cambiarla.

Screenshot 1048

A partir de aquí toca hablar de Grave, un héroe que se mueve como un tanque con patas. No solo porque pasa de hacer piruetas, sino que además nuestro héroe es muy pesado en movimiento y extraordinariamente resistente: su barra de salud tiene un aguante enorme y, además, no comienza a vaciarse hasta que no perdemos el escudo, representado como una segunda barra azul que se regenera de manera automática. Podría parecer mucha ventaja, pero la cantidad de balas que recibe no es ni medio normal.

En este aspecto, GunGrave G.O.R.E transmite unas sensaciones muy singulares al jugador. Por un lado, sus escenarios sencillos, sin coleccionables ni secretos, sumados a su jugabilidad recuperan la sensación de los shooters creados para los salones arcades. Algo que juega muy a favor del conjunto, todo sea dicho. Pero es que, además, tenemos el clásico sistema de progresión por méritos de los juegos del cambio de milenio: se nos recompensa con puntos que podremos invertir en mejoras de características y nuevos ataques en la tienda habilitada al final de cada escenario. Ni subidas de nivel, ni árboles de habilidades.

Por suerte, en Iggymob Co. tienen muy bien atados estos conceptos y, una vez asumimos el rol de Grave como tanque, tras arrasar hordas de enemigos, podremos despacharlos desatando un movimiento definitivo que nos permitirá arrasar con todo en pantalla, desatar un torbellino de balas, reventar todo lo que esté en las proximidades y hasta lanzar un misilazo XXXL aparecido de la nada y de un patadón.

Gungrave G O R E 20221122002207
Puede que no sea un Hack'n Slash, pero Grave toma prestadas algunas técnicas dignas de Bayoneta

Eso no quiere decir que este ejército de un solo hombre se centre en las distancias largas: además de las pistolas gemelas (que podremos cargar a lo Megaman) contaremos con el Aullador letal, el ataúd que llevamos a la espalda y que lo mismo nos sirve para estamparlo contra un grupo de enemigos cercanos que para desviar misiles o devolverlos. Y ojo, hasta tiene su propia cadena con la que neutralizar a nuestros enemigos o usarlos como escudos humanos. Todo un espectáculo.

Además de lo anterior, en GunGrave G.O.R.E hay un contador adicional muy interesante: cada vez que apretamos el gatillo salen disparadas cuatro balas (hay munición ilimitada) con lo que podemos hacer combos que suman cientos de impactos y desbloquean los ataques definitivos o una especie de modo berserker. Pero, además, se nos puntuarán los remates, finishers y destrozos mayores de cara al cómputo de los puntos al cerrar cada nivel. Incentivando a que exprimamos todo lo que ofrece cada uno de los escenarios.

Como comentamos al principio, la duración de GunGrave G.O.R.E no se distancia demasiado de las 15 horas. Si ajustamos la dificultad en fácil podremos destruir a la mayoría de enemigos como si fueran globitos de sangre, mientras que si apostamos por niveles de dificultad normales  o más elevados, pese al sistema de autoapuntado, deberemos estar mucho más atento a lo que ocurre para no acabar embestidos o acribillados a balazos, por mucho que hayamos reforzado nuestros escudos.

Gungrave G O R E 20221121230338
Lo creas o no, Grave estaba completamente rodeado de enemigos hace un segundo

La dinámica, de hecho, gira en torno al gunplay y es especialmente gratificante, pero GunGrave G.O.R.E va más allá en nivel normal y sabe ser estricto en nivel difícil obligándonos a hacer esquivas muy ajustadas, devolviendo misilazos, pulverizando escudos a la vez que usando a otros enemigos como escudos y, a rasgos generales, llevando al límite nuestra capacidad de adaptarnos a las circunstancias.

Sobre todo, cuando los enemigos nos lanzan un gas verdoso que anula el apuntado automático y dejan claro por qué en pleno 2022 tiene sentido dárselo a un shooter en tercera persona. Otra cosa es que no se note a la vista y al tacto que sea un juego actual.

Un juego para la Next-Gen planteado como un clásico de PS2

Gungrave G O R E 20221115163950

El estilo artístico y visual de GunGrave G.O.R.E es uno de los ejes de la propia experiencia. La mano de Yasuhiro Nightow está muy presente, faltaría más: Grave pasa perfectamente por uno de los personajes de Trigun fuera de su propio contexto. Y lo cierto es que el uso del Unreal Engine le sienta especialmente bien a un conjunto que, quitando los escenarios, los efectos y el modelo de nuestro protagonista, delata constantemente la naturaleza de Doble A del juego.

Como ya comentamos, los escenarios son ricos en detalles y la banda sonora refuerza de maravilla el ritmo y la ambientación, pero al final nos referimos a nivel estético, no de diseño. En la práctica no te perderás al moverte por ellos, ya que la esencia del juego no pasa ni por ofrecer laberintos al jugador ni tampoco tenerle dando vueltas buscando coleccionables o secretos por callejones, fábricas o entornos con más vegetación.

Es más, no hay coleccionables: si te vas al callejón desde dónde han salido los enemigos tras limpiar la pantalla te vas a encontrar una pared vacía. Y ojo, que tienes una enorme brújula en la esquina superior izquierda por si te despistas.

Con todo, hay un aspecto con el que GunGrave G.O.R.E saca los colores a producciones del mismo calibre o de mayor presupuesto: si en PS5 ponemos el modo Rendimiento el juego nos ofrece 4K a 60 fps, mientras que si prefieres jugar en modo Calidad se rebajan los fotogramas y se gana el trazado de rayos. Entre tú y yo, haz como si esta segunda opción no existiera.

Gungrave G O R E 20221122000654
GunGrave G.O.R.E en PS5 en modo Rendimiento (4K y 60 Fps)
Gungrave G O R E 20221122000709 1
GunGrave G.O.R.E en PS5 en modo Calidad (4K, 30 Fps y trazado de rayos)

No hemos tenido la opción de jugarlo en PS4 ni en Xbox (de momento, ya que llega al Game Pass de lanzamiento) pero hay algo en lo que Iggymob Co. acierta de pleno: el uso del DualSense y su vibración háptica: las explosiones, cada uno de los disparos o cuando realizamos un movimiento definitivo se manifiesta en las manos de manera muy satisfactoria. Dándole estupendos matices al resultado final y logrando que su gunplay sea todavía más satisfactorio.

Puede que haya muchos aspectos que conviertan GunGrave G.O.R.E en una propuesta relativamente modesta frente a otros shooters de acción, pero la manera en la que han sabido sacarle partido al mando de PS5 es digna de elogio, logrando que los tiroteos y la emoción traspasen la pantalla. Eso sí, podemos ajustarla y desactivarla desde los ajustes si lo preferimos o nos vemos muy saturados.

Con todo, el desarrollo del juego es el mismo que el de un título de PS2. Y eso no es malo, que conste. Pese a que al principio te lloverán trofeos y logros con la misma facilidad con la que caen los enemigos, en GunGrave G.O.R.E la rejugabilidad pasa por mejorar al máximo al personaje de Grave y rejugar cada escenario en sus diferentes niveles de dificultad buscando obtener la máxima nota. No esperábamos sorpresas, pero quizás nuevos extras con los que redondear una propuesta de juego tan directa como caótica y desenfrenada.

La opinión de VidaExtra

Gungrave G O R E 20221121193746
En una partida normal,

GunGrave G.O.R.E no pretende sentar nueva cátedra entre los shooters en tercera persona, sino todo lo contrario: desde el principio manifiesta sus intenciones de entretener y desafiar a través de pura acción, escenarios colmados de elementos explosivos y un gunplay rabioso con marcados retazos de los arcades y sus benditos días de gloria.

Un conjunto de factores que se alejan de las tendencias actuales y pese a ofrecer facilidades, como el sistema de autoapuntado o poder gestionar la dificultad en cualquier momento, logra quedar más emparejado con esos clásicos que recordamos por lo brutos que eran que con los títulos de acción actuales. Tanto para lo bueno, como para lo no tan bueno.

Eso sí, GunGrave G.O.R.E le planta cara de manera frontal a todos esos juegos de acción que parecen más centrados en darle a los jugadores las narrativas y las cinemáticas que un buen gunplay. Porque, quizás, haya aspectos en los que peque de ser muy simplón, pero las buenas sensaciones al apretar los gatillos pasan a ser uno de sus máximos reclamos.

Gungrave G O R E 20221121224810

Lo bueno de GunGrave G.O.R.E es que, quitando escenarios concretos, puedes abordarlo disparando a discreción mientras avanzas en dificultad fácil, por el gustazo de destruirlo todo a tu paso, o te lo puedes plantear como un juego realmente desafiante en el que llevar las mecánicas de tanque de Grave al límite mientras apuras al máximo sus caídas de costado, usas a tus enemigos de escudo  y gestionas el apuntado de manera manual, porque en difícil la ocasión lo acabará requiriendo.

En cualquiera de los dos casos, despejar una pantalla saturada de enemigos con un súper-movimiento acabará siendo un gustazo.

Hay elementos que se echan en falta, desde luego, y no tienen que ver ni con su duración ni con su rejugabilidad o el carecer de coleccionables que estiren de manera artificial las horas de juego. Nos referimos a más contenidos en general o un mejor aprovechamiento del diseño de niveles. Porque están colmados de detalles, pero podrían dar mucho más juego.

Gungrave G O R E 20221121191057

Pero, al final, GunGrave G.O.R.E es lo que es y no tiene vuelta de hoja: Iggymob Co. y Prime Matter aciertan al plantarle cara a cómo se hacen los shooters actuales revalidando los aciertos de aquellos clásicos que se hacían hace 20 años. Esos en los que el héroe no se cubría tras una pared o un pequeño muro. En los que bloquear servía en esencia para devolver misilazos y en los que estallar coches y barriles explosivos colocados con generosidad no es una prioridad, pero es parte del espectáculo.

Esa bendita fórmula de tiroteos salvajes en los que primero se dispara y luego se apunta y el concepto del ejército de un solo hombre que muchos seguimos celebrando. Aspectos que GunGrave G.O.R.E hereda y lleva a su terreno. Sensaciones que esperamos seguir disfrutando en los años venideros.

Gungrave G.O.R.E. Day One Edition - PS5 - Formato : Blu-ray

GunGrave G.O.R.E

GunGrave G.O.R.E

Plataformas PS5 (versión analizáda), PS4, Xbox Series S / X, Xbox One y PC
Multijugador No
Desarrollador Iggymob Co.
Compañía Prime Matter
Lanzamiento 22 de noviembre de 2022

Lo mejor

  • Un festival del tiroteo con cientos de balazos en pantalla y explosiones constantes
  • Su sistema de autoapuntado está muy bien planteado, y sus tres opciones de dificultad son acertadísimos
  • Un estilo de juego clásico y sin vuelta de hoja. Nada de coleccionables ni secretos: pura destrucción
  • Un gunplay muy satisfactorio que le saca un estupendo partido al DualSense

Lo peor

  • Escenarios con muchos detalles pero que dan muy poco juego
  • Muy justo en opciones y se echa en falta algo de contenido adicional

Temas
Inicio