Compartir
Publicidad
Los 13 mejores shooters en tercera persona
Listas

Los 13 mejores shooters en tercera persona

Publicidad
Publicidad

No es casualidad que todos los mandos actuales incorporen gatillos: la cantidad de shooters que aparecen cada año es enorme. ¿Demasiados? Bueno, hay que admitir que, si bien esto hace que el género acabe saturado, también es cierto que hay títulos que lo hacen más interesante. En especial, aquellos que se juegan en tercera persona. 

En VidaExtra te hemos preparado un listado muy excepcional: una selección con los Third-person shooters esenciales que han sido lanzados a lo largo de la octava generación de consolas (y Switch) y que, gracias a la retrocompatibilidad, también podremos disfrutar en los próximos sistemas de Microsoft y Sony.   

Pero ¿por qué los Third-person shooters? Bueno, sin menospreciar los FPS, el hecho de llevar la cámara un poco más atrás del hombro ha despertado la creatividad de los desarrolladores especialmente bien. Lo cual se traduce en un extra de variedad a nuestro listado y, como verás, la oportunidad de alternar esenciales con propuestas ligeramente inesperadas.

Sunset

En total, 13 experiencias con su propia identidad. En algunos casos derribando las barreras de otros géneros como la aventura o los mundos abiertos y en otros estableciendo su impronta con éxito, como es el caso de los Battle Royale. Eso sí, a la hora de acotar nuestra selección, quizás lo más difícil, hemos tenido una serie de parámetros.  

¿Qué es un Third-person shooter?

Los conocidos como juegos de disparos siempre han estado muy presentes en la industria del videojuego. Desde Space Invaders a un Halo Infinite que se encargará de inaugurar la próxima generación de consolas, pasando por el icónico DOOM, la saga de survival horrors Resident Evil o el incombustible Fortnite. 

En esencia, lo que distingue aquellos que se juegan en tercera persona es su punto de vista. Si bien muchos nos dan la posibilidad de alternar e incluso acceder a la vista de nuestro personaje, la integración del uso de una cámara virtual es un elemento que, de manera más o menos disimulada, forma parte esencial de la experiencia.

Splatoon2

Además de esto, la hora de elaborar nuestro listado de los 13 mejores shooters en tercera persona hemos tenido en cuenta una serie de filtros para hacerla más interesante y fiel a nuestro propósito.

  • Se trata de títulos lanzados durante esta generación, de modo que -al menos esta vez- no veremos clásicos ni reediciones, aunque sí secuelas. Lo cual descarta joyas como The Last of Us Remastered o Gears of War Ultimate Edition, pero deja la puerta abierta a interesantes reencuentros.
  • En caso de tratarse de títulos que encajan más en otros géneros (aventura, mundo abierto, acción, etc.) ha de predominar el gunplay. Así, los Hack’n Slash o los MUSOU quedan descartados, así como los juegos de la saga Tomb Raider o Metal Gear Solid, pero no las aventuras de un Arthur Morgan que le saca estupendo partido al Dead Eye. No tienen que ser balas, claro, pero el uso de nuestros proyectiles tiene que ser parte central de la experiencia.
  • El uso de la cámara debe tener un protagonismo especial. No solo para desplazarnos o apuntar hacia los enemigos, sino para explorar las posibilidades de cada escenario de diversos modos. Por decirlo de algún modo, el uso de la perspectiva (o el stick derecho) no es opcional.
  • Además, no hemos añadido aquellos títulos que ofrecen la posibilidad de usar la cámara en tercera persona de manera excepcional, como Destiny 2 o Star Wars Battlefront 2. Lo cual no impide que en nuestra selección sea posible apuntar con armas que nos permiten usar una vista en primera persona.

Finalmente, verás que hemos intentado añadir un punto extra de variedad a la sucesión de experiencias hace más interesante el conjunto. Sin más dilación, los mejores Third-person shooter a los que puedes jugar

The Division 2

Con apenas dos entregas sobre la mesa, The Division se ha convertido en una de las licencias claves de Ubisoft. Y no es para menos: su secuela nos ofrece un entorno enorme y detallado que explorar, un multijugador a prueba de decepciones y unos escenarios enormes en los que merece la pena perderse. Sin embargo, es en su jugabilidad donde realmente reside el éxito de la saga.

Gears of War 4

La más reciente entrega de la saga Gears no contó con el mismo impacto que la trilogía original, pero el relevo generacional no estuvo nada mal. Más músculo técnico para una fórmula que sentó cátedra y que, de manera gradual, se consolida hacia el competitivo.

Plants vs. Zombies Garden Warfare 2

La absolutamente absurda colisión entre vegetales y muertos vivientes ya era un disparate antes de que EA diera ese giro hacia los shooters competitivos. Pero fue a partir de ahí cuando las cosas se fueron de madre: niveles caóticos y personajes con habilidades fascinantemente destructivas.

No te equivoques con su apartado artístico, bajo su alocado aspecto podemos encontrar una propuesta divertida, variada, competitiva y, sobre todo, muy recomendable.  

Quantum Break

Tras asombrarnos con Alan Wake, Remedy nos sorprendió con un shooter con más escenas cinematográficas de las esperadas y un apartado jugarle impoluto. Si, tendremos Disparos, escenarios con coberturas y atajos, pero también unos poderes especiales capaces de dar identidad propia al conjunto.

Fortnite

Definitivamente, Epic games no inventó la pólvora con Fortnite. Pero eso no le quita mérito al hecho de transformar en tiempo récord su propuesta de juego para convertirse en uno de los títulos más influyentes en la actualidad. Un hito que bebe de la constancia a la hora de reinventarse cada temporada, añadir novedades, experiencias y -a la vez- desatar la creatividad de los propios jugadores.  

Ghost Recon Wildlands

El mayor mundo abierto para un shooter de Ubisoft prácticamente compartió lanzamiento con Zelda: Breath of the Wild y no tardó en calar entre los jugadores: ingentes cantidades de armas, explosivos y gadgets a nuestra disposición y la responsabilidad de liberar a todo un país o destruirlo en el intento. ¿Qué puede salir mal?  

Splatoon 2

Nintendo redefinió el concepto de los shooters en tercera persona con una propuesta colmada de color y frescura, y su secuela en Switch asentaba más y mejor la idea: no se trata tanto de aniquilar al adversario como de teñir (literalmente) el escenario. Una tarea que exigirá toda clase de pinceles, brochas y lanzatintas. 

Sunset Overdrive

Microsoft no podía haber encontrado un aliado mejor que Insomniac Games a la hora de dar forma a su nuevo shooter: Sunset Overdrive reunía todo lo aprendido durante las entregas de Ratchet & Clank y le daba un tono más canalla al conjunto, enfrentándonos a zombis y amenazas con toda clase de cachivaches a la vez que colmando nuestra sed de gunplay.

Uncharted 4

En las consolas PlayStation la aventura tiene nombre y apellido: Nathan Drake. Sin embargo, no es necesario que el cazatesoros de Naughty Dog lidere la experiencia, la sensación de acción constante y los tiroteos son lo que nos trae de vuelta con cada entrega. Y hay que decir que con la cuarta entrega se colmaron todas nuestras expectativas. 

Grand Theft Auto V

Si bien es cierto que el mayor éxito de Rockstar fue lanzado en la pasada generación, ha sido en la actual donde el juego se ha consolidado y realmente expandido. GTA V es un mundo abierto y la conducción ocupa un papel esencial, pero (quitando las carreras online) el juego se sostiene y cristaliza a través de su experiencia como shooter. Una que fue completamente replanteada para la ocasión y que, además, saca un partido muy especial a las habilidades de Mike.

Just Cause 3

Rico Rodríguez es la acción encarnizada. Su gancho y su traje aéreo son mucho más que una elegante manera de desplazarse por los escenarios. Pero lo que de verdad asienta su identidad es la explosividad que envuelve cada entrega. Y, desde luego, no va corto de arsenal:  el exmiembro de la agencia derribará a cualquier enemigo por tierra, mar o aire sin reparar en munición.

Red Dead Redemption 2

Perderse por el Salvaje Oeste de Rockstar es inevitable, pero si queremos terminar el día con las botas puestas necesitaremos un revólver. Cómo mínimo. Duelos al estilo Sergio Leone, atracos a trenes, misiones de cazarrecompensas, un sinfín de actividades extra y un sistema de Dead Eye personalizable lo hacen una de las cartas más altas de esta selección. 

Warframe 

Digital Extremes tomó los conceptos clave del Destiny original y los llevó a su propio terreno en clave de free-to-play. Y lo hizo de maravilla: misiones absolutamente épicas en clave de ciencia ficción, un sistema de habilidades y subidas de nivel que le da una consistencia enorme y la sensación constante de que Warframe es mucho más que un juego gratuito. 

Menciones más que honoríficas. 

Uncharted 4 Dlc

Que hayamos cerrado la lista en 13 títulos no implica que nos hayamos olvidado de juegos juegos merecen la pena abordar. Como siempre, te invitamos a que te pases por los comentarios para ampliar este listado, no sin antes mencionar por nuestra parte:

The Order: 1886

Sony y Ready at Dawn sacaron músculo técnico con The Order: 1886, un shooter ambientado en una Londres alternativa en la que lo paranormal y lo steampunk se cruzan. Acción y aventura en tercera persona -con algún QTE de más- en una de las citas obligadas de PS4. 

Resident Evil 2 Remake

Que se haya quedado fuera de nuestro listado por una cuestión de criterios no desmerece la última genialidad de Capcom: uno de los mejores survival horrors de todos los tiempos que ha sido completamente actualizado, abrazando el uso de la tercera persona con maestría.

PUBG

Y con él se abrió la caja de pandora. Quizás Fortnite se haya impuesto en popularidad, pero PUBG (el cual se puede jugar en primera y tercera persona) se mantiene como uno de los juegos más jugados y celebrados de Steam. Una experiencia que mejora a su propio ritmo, lo cual juega en su contra, pero que mantiene con maestría la propuesta inicial: 100 jugadores entran en la partida, solo uno la terminará. 

La más reciente propuesta de BioWare tenía sus puntos flacos, incluyendo mundos abiertos con tiempos de carga que no pasan inadvertidos, pero todo lo referente a las alabardas y la movilidad como clave jugable es tan fascinante como divertido. Está claro que EA lo lanzó antes de tiempo, pero su endgame abre un nuevo abanico de posibilidades. Uno al que merece la pena llegar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio