Compartir
Publicidad
Hemos jugado a Hey! Pikmin: el capitán Olimar adopta el espíritu de los Lemmings
Análisis

Hemos jugado a Hey! Pikmin: el capitán Olimar adopta el espíritu de los Lemmings

Publicidad
Publicidad

Mientras no somos pocos los que nos preguntamos dónde está el supuesto 'Pikmin 4' de Nintendo Switch, nos tenemos que conformar con ese cambio de planteamiento llamado 'Hey! Pikmin', con una mezcla de plataformas y estrategia, y que supone el debut de la saga en una portátil (Nintendo 3DS).

Aprovechando que Nintendo facilitó su demo hace unos días, junto con el próximo 'Brain Training' y 'Miitopia', no hemos querido perder la oportunidad para ver qué tal le sienta este giro. Y hay que decir que no está tan mal como pensábamos...

El cambio choca, pero le acaba sentando bien

240617 Heypikmin Preview 01

No voy a decir que me guste este cambio ('Pikmin' no se concibe sin su componente estratégico clásico), pero sí que le sienta bien y superado el tramo inicial, más inocente y sin retos, uno ve que tiene muchas posibilidades, especialmente en su componente rejugable. Pero vayamos por partes.

'Hey! Pikmin' supone el regreso del capitán Olimar, protagonista de las dos primeras entregas, y en cierto modo se nos antoja como una especie de reseteo para la saga, puesto que dicho habitante de Hocotate no conoce a los Pikmin. Es más, su nave vuelve a estrellarse en el planeta de estos diminutos seres, salvo que aquí no tendremos que recuperar las 30 partes de la nave en 30 días, como sucedía en el genial primer 'Pikmin', sino conseguir 30.000 brotes de lustronio.

A priori la cifra es desorbitada, si tenemos en cuenta que ciertas flores del principio nos dan entre 1 y 5 cantidades de lustronio, pero por fortuna el capitán Olimar, ayudado por los Pikmin, podrá conseguir cantidades mayores de esa sustancia consiguiendo objetos cotidianos del mundo humano (hasta un cartucho del Zelda de la Game Boy) que valdrán desde 100 en adelante.

Este objetivo recuerda, por lo tanto, al del 'Pikmin 2', donde había que conseguir dinero (pokos, en este caso) consiguiendo objetos humanos dentro del planeta de los Pikmin para saldar una deuda con Hocotate S.L. Salvo que ahora se trata de lustronio para la nave y ya no tenemos que luchar contra el crono.

Hey! Pikmin tiene potencial, pero genera dudas

240617 Heypikmin Preview 02

Ya en lo relativo a su mecánica, se pasa de lo que se podría considerar una variante de los RTS, a un plataformas de scroll lateral en el que controlaremos a Olimar con la cruceta digital (o bien los botones Y + A) y daremos órdenes a los Pikmin mediante el stylus (será inevitable recordar a los míticos 'Lemmings').

Costará unos minutos sentirse cómodo con este nuevo control (adaptado, recalcamos de nuevo, tanto para zurdos como para diestros), del mismo modo que sucedió en su día con el 'The Legend of Zelda: Phantom Hourglass', pero pasada la prueba inicial veremos que no hay demasiadas pegas. Al fin y al cabo, todo se ha simplificado bastante (no solamente por el paso de las 3D a las 2D) ya que el capitán Olimar no salta: puede sortear pequeños obstáculos y a mayores utilizar un jetpack para cubrir pequeñas distancias por el aire.

Esa simplificación también se traduce en la obtención del lustronio al recoger los distintos objetos: cuando estos llegan hasta Olimar, éste los teletransporta directamente hasta la nave. Por lo que todo es bastante directo. Es más, el juego está estructurado por fases que se pueden rejugar cómodamente.

Porque lo normal es que, en zonas avanzadas, nos dejemos algún objeto por no haber sabido medir bien, por ejemplo, el alcance de los Pikmin Pétreos, al destruir bloques que nos habrían permitido subir con el capitán Olimar y alcanzar objetos escurridizos. Hay tres por fase, a todo esto. Al menos en las que hemos probado.

Y ya que hemos mencionado a los Pikmin Pétreos, decir que están todos los del 'Pikmin 3', cada uno con características especiales y pros y contras. Los Rojos son buenos para el combate, los Pétreos contra las estructuras duras... Sin olvidar que todos, al lanzarlos contra ciertos objetos, pueden recogerlos o formar puentes para que Olimar pueda seguir su travesía. Y si se pierde algún Pikmin (o vemos alguno escondido), un toque al silbato y los reuniremos todos.

La opinión de VidaExtra

En resumen, aunque nos haya dolido el abandono (temporal) de la mecánica clásica, mucho más táctica, 'Hey! Pikmin' acaba teniendo su gracia y el nuevo estilo funciona mejor de lo esperado. Pero es demasiado pronto para emitir un veredicto. Sí que se agradece, por otro lado, el uso de la doble pantalla de la Nintendo 3DS, al mostrar más detalles del escenario, controlando mejor sus secretos. Lo que es seguro es que ahora lo vemos con mejores ojos.

Plataformas: Nintendo 3DS
Multijugador: no
Desarrollador: Arzest
Compañía: Nintendo
Lanzamiento: 28 de julio de 2017
Precio: 34,90 euros

En VidaExtra | Cinco alternativas a 'Pikmin 3'

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos