Publicidad

Hemos jugado a Monster Train, otra prometedora incursión en la moda de los roguelike de cartas
Análisis

Hemos jugado a Monster Train, otra prometedora incursión en la moda de los roguelike de cartas

Publicidad

Publicidad

Los juegos de cartas viven un momento muy dulce y no sólo gracias a la moda de los TCG como Hearthstone o Legends of Runeterra. El camino abierto por el género roguelike al aunar RPG y cartas es otro de los grandes culpables a los que toca agradecerles propuestas como Slay the Spire, Dicey Dungeons o, cuando llegue a mediados de año, Monster Train.

Tras unas horas con su beta, Monster Train de Shiny Shoe y Good Shepherd demuestra tener ideas interesantes para un género en el que ya hemos visto casi de todo, y la inclusión de un multijugador que lleve el concepto de roguelike de cartas a otro nivel puede ser su mejor baza.

Monstertrain3

Ferrocarril al infierno

Situémonos en un mundo en el que al infierno se le han acabado las cerillas. Puede pasarle a cualquiera. Como encargados de mantener vivas las llamas que atormentarán a los pecadores durante toda la eternidad, vamos en buscas de una fuente de poder que pueda salvar el negocio.

¿Cómo la llevamos hasta casa? Pues está claro cómo. En tren. Un viaje en ferrocarril infernal que deberá atravesar las nueve puertas del infierno mientras los ángeles intentan destruir la fuente de poder y, a base de cartas separadas en hechizos, objetos y unidades, nosotros hacemos todo lo posible por impedirlo.

Su absurdo planteamiento es la excusa perfecta para colocarnos en un escenario con cuatro niveles. La parte más elevada del vagón mantiene protegida la fuente de poder, mientras que las otras tres servirán de campo de batalla para los ángeles que vayan asediando el tren.

Monstertrain2

Iniciando su ataque en la más baja y subiendo turno tras turno, nuestro cometido es hacerles el daño suficiente en nuestro primer encuentro para evitar que asciendan al siguiente. Dos huecos por planta y una fuente de maná limitada serán nuestras opciones para ir colocando esbirros que hagan frente a las hordas enemigas.

Aquí se viene a sufrir

Manteniendo vivas y bufadas a las distintas unidades colocadas por plantas evitaremos que las tropas de los ángeles alcancen la fuente de poder. Esta sabe defenderse haciendo una gran cantidad de daño a los enemigos, pero conforme vayan llegando jefes y minen su vida, sobrevivir al camino será cada vez más difícil.

Por suerte entre batalla y batalla podremos elegir distintos caminos que ofrecerán opciones de personalización y estrategia. El de la izquierda puede ser para mejorar unidades y curar la fuente, mientras que el de la derecha puede estar destinado a conseguir dinero y mejorar cartas de magia.

Hagas lo que hagas estás destinado a sufrir, o al menos eso apuntan las partidas echadas en la beta. El progreso es bastante limitado entre partida y partida, lo que sumado a tener sólo dos facciones de prueba, y la demencial agresividad y poder de los enemigos, hace que cumplir tu objetivo sea bastante duro.

A falta de poder probar el multijugador, ver qué otros modos tienen preparados y conocer hasta qué punto esta beta servirá para retocar progreso y dificultad, es innegable que la base de Monster Train es tan sólida como divertida. Ahora sólo queda por ver qué tal le sientan esos retoques de cara a la versión final que llegará a Steam.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios