Análisis de Road 96, un viaje inolvidable con infinidad de historias que se irán tejiendo
Análisis

Análisis de Road 96, un viaje inolvidable con infinidad de historias que se irán tejiendo

Aventuras hay muchas, pero no es habitual que los llamados walking-simulator gocen de un desarrollo procedimental como el caso de Road 96, el nuevo proyecto del co-director del emotivo Valiant Hearts: The Great War de Ubisoft Montpellier.

Desarrollado por el estudio DigixArt, aquí nos embarcamos en un viaje de lo más especial, la ruta 96. Y para ello encarnaremos a un sinfín de personajes mientras vamos descubriendo un montón de historias únicas a medida que conocemos más a fondo a otras personas con mucho que contar. Una road-movie hecha videojuego inspirada en películas de culto de los hermanos Coen o Tarantino.

Una ruta cambiante que nunca deja de sorprender

Road 96

Recorrer casi 2.000 km yendo hacia la frontera del norte sin apenas dinero es una tarea de por sí arriesgada, viendo cómo en Road 96 conlleva un riesgo especial al no saber nunca con qué variable nos puede sorprender, empezando por el punto de partida. A esto hay que sumarle el personaje, hombre o mujer, con una cantidad de dinero variable (siempre escasa, eso sí) y con mayor o menor salud gastada.

Lógicamente, con tan poco dinero no podremos darnos lujos y no siempre será factible la opción de tirar de transporte público o pagar un taxi, sino que habrá que hacer autoestop, caminar hasta el siguiente punto o incluso robar un coche. Siempre habrá más de una opción de cara a cumplir el objetivo, para desgracia del partido político de Tyrak, que ha endurecido la ley para no dejar que se fuguen todos esos "indeseables" en busca de un futuro mejor. Pero nada es imposible.

El trasfondo político es un tema recurrente durante toda la aventura debido a la influencia de la tiranía de Tyrak y con la candidata Florres abogando por el cambio, y por cómo prácticamente cualquier personaje nos va preguntando de vez en cuando qué opinamos del tema, lo que servirá como una de las excusas que tiene el juego para ir modificando nuestro destino. Igual que a la hora de pintarrajear los carteles de cualquiera de esos dos partidos. La mayoría de las acciones importan.

Hay siete personajes clave en toda esta historia que iremos descubriendo poco a poco. En cada viaje que realicemos los podremos ver de cualquier tesitura. Por ejemplo, la primera vez que vi al camionero jugué con él al fútbol, en otra ocasión me llevó en su camión mientras usaba la pistola de clavos para perder el rastro de unos maleantes y la última vez fue al revés, llevándolo en mi coche (robado) en busca de una cabina de teléfono. La personalidad de cada uno de estos personajes será siempre la misma, pero la forma en la que nos reencontraremos con ellos será siempre diferente y ahí radica gran parte del encanto de Road 96.

No tardaremos en descubrir sus motivaciones y, lo más importante, sus secretos, pero para sacarles todo su jugo habrá que jugar bastantes partidas. Y no es que sean viajes duraderos: de media cada partida nos puede llevar entre 30 minutos o una hora a lo sumo. Además no siempre llegaremos a la ruta 96, pudiendo morir por el camino... Y es que habrá momentos críticos donde si "cabreamos" a alguien armado tendremos todas las de perder. Hay que fijarse en cada línea de diálogo o en cada cosa que hagamos, como robar un objeto delante de las narices de uno.

Es una aventura narrativa en constante evolución que destaca sobremanera por su enorme variedad de situaciones, precisamente debido a esa naturaleza procedimental. Como si a un walking-simulator como Firewatch se le aplicase un toque de roguelite, por chocante que parezca esta comparación. El motivo va más allá de esa aleatoriedad, al entrar en juego el desarrollo de cada personaje y las conexiones en las siguientes aventuras. Todo se va tejiendo a fuego lento...

Road 96, un largo viaje que ofrece muchas caras

Road 96

Que Road 96 tarde en mostrar su potencial no quiere decir que no nos enganche a las primeras de cambio, sino que todas las habilidades estarán bloqueadas de inicio. A medida que conozcamos mejor a sus personajes especiales estos nos irán concediendo sus habilidades, como hackear dispositivos electrónicos, ampliar ligeramente el porcentaje con los dados, forzar cerraduras, etcétera...

No quiere decir que tengamos que conocer al 100% a una persona, puesto que nos podrá dar su habilidad a las primeras de cambio. Todo dependerá de la partida. Y lo bueno es que ese progreso se conservará en el resto de viajes con otros autoestopistas, por lo que en viajes posteriores gozaremos de más posibilidades de éxito o simplemente hallar más secretos al disponer de muchas más opciones.

Es sorprendente la enorme variedad de situaciones que nos brinda esta aventura debido a esto, dejando en pañales las consecuencias de juegos como Life is Strange o The Walking Dead. Al fin y al cabo hay múltiples rutas hasta la frontera y los personajes secundarios dan mucho juego en todas y cada una de sus apariciones, desde formar parte de un atraco a la fuerza para recaudar dinero en una hucha (el detalle de pedirle a una persona mal de salud que se calmase y se tomase su tiempo hasta darme la pasta fue genial) hasta sortear vehículos a gran velocidad en un sidecar, cada viaje en Road 96 se siente de lo más refrescante.

Al final poco importa que en una partida tengamos poco dinero, porque hay distintas formas de salir bien parado del asunto si sabemos jugar bien nuestras cartas. Todo dependerá de lo bien que le sigamos el juego al resto de secundarios.

Una divertida road-movie hecha buen videojuego

Road 96

Se le podrá echar en cara la poca libertad que ofrece, irónicamente, de cara a la exploración. Pero es lo que tienen los walking-simulator, pese a que aquí se camufle con acierto. Y es que al llegar a una zona tan solo podremos movernos por esa zona, como por ejemplo una gasolinera, un campamento o un mitin político. Nada de salirse de los límites de la carretera, aunque esto no signifique que no nos vayamos a topar con secretos si exploramos concienzudamente, sobre todo de cara a las cintas de cassette con canciones en homenaje a los años 90.

No goza de la complejidad de las aventuras gráficas pese a que en ocasiones sí que podremos llevar varios objetos a la vez, no solamente la tarjeta de un cliente despistado en el baño de un restaurante de carretera para robarle dinero del cajero, pero es en parte por el mayor peso que le da a la narrativa, como no podía ser de otra manera para un estudio que recibió elogios con su aportación en 11-11: Memories Retold. Todo el peso recae en sus personajes secundarios, a cada cuál mejor, y con los que lograremos empatizar casi al instante en cualquier viaje.

Hay, además, una motivación extra, al poder interferir en los resultados de la campaña electoral, que es al fin y al cabo lo que motiva todos estos problemas para los viajeros que quieran llegar a la frontera. Incluso en la propia frontera se nos brindan varias opciones de golpe, según nuestras habilidades o suerte. Y cada desenlace nos ofrece distintas vías futuras para volver a reintentarlo si fallamos.

Porque no deja de ser una especie del día de la Marmota, pero con una variable de entrada en forma de un protagonista de la historia que va variando y desde un punto totalmente diferente del mapa. Su rejugabilidad es altísima, por lo tanto. E incita mucho a descubrir toda la historia de sus secundarios para ganarnos su corazón, picarnos jugando contra ellos (desde "Conecta 4" hasta un homenaje al PONG) o destapar sus peores secretos... Y esto conlleva sus riesgos, cómo no.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, DigixArt ya era una garantía con el currículum a nivel narrativo de sus responsables y Road 96 viene a corroborar esas sensaciones optimistas. A poco que te gusten las típicas películas de carreteras o las historias bien contadas con múltiples ramificaciones, tienes un juego al que sacarle mucho jugo. Y si por lo que sea eres de los que compran en físico al no confiar en el formato digital, te alegrará saber que en octubre Tesura Games lo editará en tiendas para Switch.

Road 96

Road 96

Plataformas Steam (versión analizada), Nintendo Switch y Epic Store
Multijugador No
Desarrollador DigixArt
Compañía DigixArt
Lanzamiento 16 de agosto de 2021

Lo mejor

  • La personalidad arrolladora de cada personaje
  • Cada partida es única y sorprendente
  • Las habilidades y secretos a desbloquear
  • Gran variedad de situaciones y minijuegos

Lo peor

  • Cada escenario ofrece poca libertad
  • El estilo visual del entorno se repite mucho

Temas
Inicio