Análisis de Scott Pilgrim vs. The World: The Game - Complete Edition, el juego de culto regresa a la vida con sus mejores galas
Análisis

Análisis de Scott Pilgrim vs. The World: The Game - Complete Edition, el juego de culto regresa a la vida con sus mejores galas

Uno de los mayores temores al abordar un videojuego con licencia de un producto ajeno a este sector, es no saber cuándo expirará dicho contrato. El número de años varía entre cada licencia hasta que se retira de las tiendas, siendo en el caso del "desaparecido" Scott Pilgrim vs. The World: The Videogame sólo cuatro años.

Por suerte, el 14 de enero regresa a las tiendas digitales, junto con tres ediciones en físico extra y de tirada limitada, para toda esa gente que no pudo disfrutar de este juego de culto en PS3 y Xbox 360. Y lo mejor de todo es que este Scott Pilgrim vs. The World: The Game - Complete Edition llega con todo su contenido.

El mismo juego de 2010, ahora completo de inicio

Scott Pilgrim

Para el que no recuerde de qué iba el videojuego de Scott Pilgrim, fue una reinterpretación de la película de 2010, basada a su vez en el cómic de Bryan Lee O'Malley. En el juego teníamos que enfrentarnos a los siete ex de Ramona Flowers siguiendo las directrices de los clásicos beat 'em up de "yo contra el barrio".

Visualmente fue (y sigue siendo) una delicia, al contar con los diseños de Paul Robertson, todo un maestro del pixel-art que se hizo especialmente famoso en aquella época por sus innumerables GIF ultra-detallados, siguiendo con su arte en la actualidad por Instagram. Fue un beat 'em up, en esencia, como los Kunio-kun de Technõs Japan, con River City Girls como su último exponente más actual.

Era el típico juego que no solamente te obligaba a destrozarle la cara a todo enemigo que se te pusiese por delante, sino también preocuparte por conseguir monedas para poder comprar comida o accesorios en las tiendas y de esa manera mejorar tus parámetros de ataque, vida, etc. Es más, podíamos subir de nivel, donde desbloqueábamos más movimientos para nuestro personaje. Y se notaba un montón la diferencia entre un personaje de nivel 1 frente a otro de nivel 16.

Scott Pilgrim

Desde golpear al enemigo en el suelo hasta agarrarlo cómodamente, pasando por ataques de rebote y mucho más, Scott Pilgrim vs. The World: The Game ganaba en versatilidad de modo exponencial a medida que íbamos jugando, viéndonos en la tesitura de tener que rejugar a veces alguna sección para contar con más garantías de cara a ciertos jefes más agresivos que nos ponían trampas duras.

Lógicamente, la tarea se facilitaba jugando con tres personas más, aunque hubiese ciertas trabas, igualmente, como el hecho de compartir vida para revivir a un compañero caído. Incluso "robar vidas" en modo fantasma al agotar todas nuestras vidas. Y claro, el pique y las risas están garantizados. Lo bueno es que aquí no tendremos que esperar tres años para recibir el modo cooperativo online complementario al local (sí, en el original tardó tres años en llegar... y de pago), al venir de serie en esta edición. De hecho, incluye los DLC de Knives y Wallace.

Scott Pilgrim sigue siendo un caramelo en dulce

Scott Pilgrim

Todo se ha respetado al máximo respecto al clásico de 2010, por lo que todo aquel que espere novedades, se sentirá decepcionado. Ahora bien, los modos Boss Rush y Survival Horror están desbloqueados de inicio, sumándose a los modos Battle Royal y Dodge Ball del DLC de Knives Chau, lo cuál se agradece.

Los que aportan un poco de color son Survival Horror (imagen superior) y Dodge Ball (inferior). El primero, con oleadas de zombis muy resistentes; el segundo, con el balón prisionero que todos jugamos alguna vez. Ninguno brilla especialmente si lo comparamos con la campaña, pero son complementos que se agradecen para desconectar un poco. Y si es en compañía, mejor, sobre todo en el Battle Royal.

Scott Pilgrim

Conviene reincidir, en cualquier caso, que se trata del regreso de un juego que había desaparecido en 2014 y que mucha gente se quedó sin poder disfrutar. Es más, la versión de Xbox 360 sigue sin ser retrocompatible. Y ahora no sólo se podrá jugar en PS4, PS5, Xbox One o Xbox Series X|S, sino PC, Switch y Stadia.

La comodidad que ofrece esta puesta al día es innegable, siendo la ocasión perfecta para (re)descubrir un juego de culto ideal para los fans de Scott Pilgrim, con una campaña formada por siete fases que ofrecen gran variedad de situaciones y no pocos retos a sus espaldas. Sin olvidar toda la retahíla de guiños, desde Super Mario Bros. 3 hasta una limusina del mítico Coche Fantástico KITT.

A poco que te gusten los beat 'em up, deberías darle una oportunidad, sobre todo si no pudiste comprar sus dos DLC en su momento, que también resulta divertido controlar a los citados Knives Chau y Wallace Wells con sus propios ataques, más allá de Scott Pilgrim (cómo no), Ramona Flowers, Kim Pine y Stephen Stills.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, más allá de no aportar ninguna novedad frente al original de 2010, este Scott Pilgrim vs. The World: The Game - Complete Edition es la excusa ideal para seguir disfrutando de ese universo tan friki que nos gusta tanto. Y eso mola.

Scott PIlgrim

Scott Pilgrim

Plataformas PS4, Xbox One (versión analizada), Nintendo Switch, PC y Stadia
Multijugador Sí, local y online (4)
Desarrollador Ubisoft
Compañía Ubisoft
Lanzamiento 14 de enero de 2021
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • ¡El regreso del videojuego de Scott Pilgrim!
  • Un beat 'em up que da mucho juego
  • Estéticamente es una auténtica gozada
  • La edición KO de Limited Run Games

Lo peor

  • Sin novedades respecto al clásico de 2010
  • Que no salga en físico en tiendas normales

Temas
Comentarios cerrados
Inicio