Publicidad

Análisis de Terminator Resistance. Skynet se sale con la suya y destroza otra gran licencia
Análisis

Análisis de Terminator Resistance. Skynet se sale con la suya y destroza otra gran licencia

Publicidad

Publicidad

Con un par de semanas de retraso respecto a la película Terminator: Destino Oscuro, tal vez para evitar la confusión al ser productos distintos, tenemos el videojuego Terminator: Resistance, inspirado en las icónicas obras dirigidas por James Cameron (Terminator y Terminator 2: El Juicio Final).

Estamos ante una historia nueva, pero que conecta con esos dos clásicos de nuestra infancia, para presentarnos a otro protagonista y conocer desde otra perspectiva todo lo relacionado con John Connor y Skynet, casi 30 años después del Día del Juicio Final, dentro de una devastada ciudad de Los Ángeles. La responsabilidad para Teyon era enorme, por lo tanto. Y por desgracia, este estudio polaco no ha sabido estar a la altura de Terminator.

Necesito tu ropa, tus botas y tu paciencia

Terminator Resistance

Lo cierto es que se veía venir, porque llevamos una racha importante de adaptaciones de películas o videojuegos basados en ellas que no han dado la talla. Y por el material que habíamos visto de Terminator: Resistance, más allá de ese apartado gráfico que parece de la pasada generación tanto en texturas como en las animaciones, no hacía entrever nada bueno.

Ya a los mandos, lo cierto es que el tramo inicial no es nada desdeñable, porque sabe jugar bien la baza del respeto que causan los T-800 al no contar con armas que les puedan hacer frente, por lo que deberemos evitarlos al principio.

Es un shooter que alterna, en cierto modo, las partes de acción con las de sigilo mientras no contamos con el poder ofensivo suficiente contra esas máquinas, a excepción, claro está, de otro tipo de robots, como las arañas. Como FPS es bastante limitado, las cosas como son, pero al menos en esta ocasión, respecto al fallido Terminator Salvation, aporta algo más de semi-libertad al contar con distintas misiones por cada región que visitaremos.

Bajo la piel de Jacob Rivers, un soldado de la División de Resistencia del Pacífico aparentemente normal, iremos conociendo y ayudando a diversos supervivientes hasta generar un vínculo que tendrá cierta relevancia al final de la historia, al poder decidir sobre su futuro de un modo ligeramente similar a las aventuras de The Walking Dead. El problema es que estira demasiado el chicle y la navegación se hace pesada por algunos tramos.

Terminator Resistance y la falta de inteligencia

Terminator Resistance

Da la sensación de que el estudio Teyon ha intentado tocar varios palos con Terminator Resistance, mezclando conceptos que salieron bien en otras ocasiones pero que aquí se quedan a medias. La parte de los diálogos, por ejemplo, por mucho que derive en un cambio sustancial de diapositivas en la escena final para saber qué ha pasado con cada superviviente, no logra que conectemos con ningún personaje. Y eso que Jacob "conectará" de otra forma con ciertas personas si logramos un vínculo total entre las dos...

Por momentos, a su vez, no dejé de pensar en lo bien que lo podría haber hecho Techland (Dying Light) si se hubiese encargado de esta licencia, porque hay mucho saqueo, habilidades a desbloquear mediante experiencia y esa sensación de que hay máquinas para las que aún no estamos preparados al no contar con la capacidad de enfundar armas de plasma.

Sí que hay partes donde le sale bien la jugada, especialmente las de hackeo de terminales, con un bonito guiño al mítico Frogger de Konami, pero se queda corto en esa clase de detalles. Incluso con los guiños a las películas originales, donde aparte de ver un easter egg de T-1000, todo se agolpará en el tramo final y no llegaremos a disfrutarlo como nos hubiese gustado.

Si se deja jugar y hasta cierto punto enganchar, es más por la ambientación del universo Terminator que por su valía como shooter, puesto que la IA rival hace aguas. Resulta chocante y bastante irónico, viniendo de máquinas de Skynet, que cualquier T-800 y posteriores modelos no sospechen nada cuando se oyen disparos a su alrededor, mientras que en otras ocasiones, cuando intentamos ir en sigilo, puedan vernos "sospechosamente" cuando estamos ocultos. Ni siquiera con las habilidades al máximo se evita eso.

Otra licencia desaprovechada (y ya van...)

Terminator Resistance

La progresión de nuestro personaje es gradual, pero se acaba disparando a lo bestia en el tramo final (con todo al máximo) hasta convertirnos en una auténtica máquina de matar capaz de hacer frente a grupos enteros de Terminators sin demasiado esfuerzo. Y no lo decimos únicamente por las habilidades, con una que nos permitirá regenerar automáticamente la vida, sino por el gran abanico de armas de plasma que podremos mejorar.

Los enemigos caídos, aparte de munición y objetos con los que podremos fabricar o comerciar, suelen darnos también chips de Skynet que al inicio no sirven para nada, pero que nos valdrán precisamente para usar con las armas de plasma y mejorar sus parámetros de daño, cadencia, cargador... Cada arma cuenta con tres ranuras de mejora y para aplicarlas habrá que unir cada uno de sus extremos poniendo atención en los patrones de líneas.

Si no tuviese tantas carencias la IA o que el juego no tuviese algunos tramos scriptados del peor modo posible (nos matan sin avisarnos porque hay una explosión programada y no salimos corriendo de ahí), hasta podría tener su punto Terminator Resistance, pero en ningún momento destaca frente a la competencia y el único interés por seguir es ver cómo finaliza su historia.

No habrá ningún extra o aliciente al completarla, eso sí. Pero por lo menos es el primer videojuego de Terminator para sistemas de sobremesa en diez años, que los últimos han ido a parar a dispositivos móviles. Su precio es excesivo para lo que ofrece (siendo un juego largo, pero con poca chicha de por medio al revisitar escenarios y avanzar de modo lento la historia), por lo que tan solo será recomendable para los mayores fans de la saga.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, Terminator Resistance no resiste lo suficiente y se deja llevar por la maldición que dice que ya no suele haber buenas licencias del cine al llevarlas al terreno de los videojuegos. Una pena, porque toca varios pilares básicos de dos de las mejores películas de acción de toda la historia.

Terminator Resistance

Terminator Resistance

Plataformas PS4 (versión analizada), Steam y Xbox One
Multijugador No
Desarrollador Teyon
Compañía Reef Entertainment
Lanzamiento 15 de noviembre de 2019
Precio 54,99 euros

Lo mejor

  • Cómo conecta ciertas partes con las películas
  • El minijuego de hackeo a lo Frogger
  • Todo el universo de Terminator

Lo peor

  • La IA no es propia de Skynet
  • Algunos fallos de diseño en ciertas misiones
  • Graficamente parece de la pasada generación

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir