Compartir
Publicidad
Jugamos a The Legend of Zelda: Link's Awakening en Switch: un remake de ensueño que trasciende la nostalgia para cautivarte desde la primera partida
Análisis

Jugamos a The Legend of Zelda: Link's Awakening en Switch: un remake de ensueño que trasciende la nostalgia para cautivarte desde la primera partida

Publicidad
Publicidad

The Legend of Zelda: Link's Awakening es mucho más que uno de los platos fuertes de Switch de cara a 2019. Estamos hablando de uno de los máximos abanderados de una saga casi intachable, pero también una adición muy especial al  cada vez más potente catálogo de la consola de Nintendo. 

Quizás su ambición no vaya en paralelo a la de Breath of The Wild y su impacto no haya trascendido al nivel de Ocarina of Time, pero basta un paseo por las orillas de la isla Koholint para darnos cuenta de que no se trata -ni mucho menos- de un título menor. Es más, cuando llegues a la primera mazmorra ya te habrá conquistado.

Una de las señas de identidad de The Legend of Zelda como saga es el modo en el que su propia esencia es reinventada y reinterpretada en cada entrega, lo cual hace el regreso The Legend of Zelda: Link's Awakening especialmente singular, tratandose de un episodio de la historia de Hyrule tan soberbio como excepcional. Uno que pronto tendrá una nueva oportunidad de brillar. 

Un remake sí, de un clásico con las letras en mayúscula. Ahora bien, Link's Awakening también es único a su modo. Ya lo era en Game Boy. Más allá de su singular desarrollo, su trama poco tenía que ver con el destino de la Trifuerza y el del reino de Hyrule. Visto de lejos podría parecer incluso un spin-of colmado de cameos. Nada más lejos de la realidad. 

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 04

A nivel de contexto, Link's Awakening supuso una necesaria y acertadísima salida por la tangente dentro de la propia saga, manteniéndose sorprendentemente fiel -dentro de las posibilidades de la Game Boy- en lo jugable a un Zelda: A Link to the Past que parecía haber tocado el techo de la saga en SNES. Con todo, ni el cartucho del Cerebro de la bestia consiguó eclipsar la odisea insular de Link. 

Link's Awakening irradia sensaciones de nostalgia y diversión con denominación de origen. 

Este remake podría parecer un entremés que deleite a los fans de la saga Zelda hasta tener un poco más definidos los planes de cara a la secuela de Breath of The Wild. Sin embargo, tras nuestras primeras impresiones queda patente que el nuevo Link's Awakening irradia sensaciones de nostalgia y diversión con denominación de origen. 

Reviviremos la misma aventura que vimos en Game Boy, sí, pero Nintendo se ha preocupado por introducir mejoras, sorpresas y novedades que, en conjunto, hacen que esta aventura reimaginada a nivel artístico irradie a su vez identidad propia.  

A fin de cuentas, la Gran N no da puntada sin hilo. El regreso del primer juego de la saga The Legend of Zelda diseñado para portátiles coincidirá con el lanzamiento de una Nintendo Switch Lite que -de manera extraoficial- le da el relevo a las 3DS. A fin de cuentas ¿quién mejor que el Héroe de Hyrule para marcar los tiempos en cuestión de hardware nintendero?

Un apartado artístico cautivador al servicio de la experiencia

En 1993 se publicaron hasta tres títulos inspirados en The Legend of Zelda. Dos de ellos, las entregas de CD-i, fueron justamente olvidadas pese a sus gráficos digitalizados. El tercero, Link's Awakening, consiguió fascinar a toda una generación de jugadores pese al modesto hardware de Game Boy, siendo uno de los máximos referentes del catálogo (a tres consolas) de la Nintendo de principios de los 90. Ahora, 26 años después, el hardware de Nintendo no es un obstáculo. 

No cabe duda de que el apartado visual del nuevo The Legend of Zelda: Link's Awakening está llamado a ser uno de sus máximos atractivos. La misteriosa Isla Koholint deja atrás su aspecto pixelado para convertirse en un diorama lleno de vida y color. Una ambientación muy singular que encuentra su réplica perfecta en sus habitantes, vecinos y monstruos que casi parecen creados de manera artesanal.

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 06

A veces nuestro héroe parecerá un diminuto juguete y otras un personaje de animación. Y lo mismo se puede decir de nuestros enemigos y aliados. ¿El secreto? Un mimo por el detalle que trasciende el propio talento y unos diseños sacan partido de todas las lecciones visuales aprendidas a lo largo de los años durante las entregas de las sagas de Yoshi y Kirby. 

Por supuesto, el aspecto renovado no resta protagonismo a una fidelidad solemne hacia cada uno de los elementos del Link's Awakening original. Una que está magistralmente encauzada hacia la jugabilidad: Link derrocha vida, fluidez y carácter en cada movimiento y lo mismo ocurre con todo lo que aparece en pantalla. Desde los grandes monstruos que nos esperan al final de cada mazmorra hasta las briznas que cortamos en búsqueda de rupias y corazones.

Link derrocha vida, fluidez y carácter en cada movimiento y lo mismo ocurre con todo lo que aparece en pantalla. 

Link se desplaza conservando el estilo y la gracia de los sprites más icónicos de la saga, con el enorme mérito de que, por muy buenos recuerdos que tengamos del juego de Game Boy, no echaremos de menos sus píxeles. 

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 03

Ahora bien, como es de esperar las novedades en torno al renovado aspecto del juego no acaban en lo visual: la música orquestada de la saga de Zelda, tanto en exteriores como en las mazmorras, el sutil sonido de cada golpe y pisada según el material sobre el que caminemos terminan por hacer la magia marcando los ritmos de nuestra aventura mientras atan los cabos de esta entrega con los títulos más recientes. 

Entonces, ¿Link's Awakening es lo mismo pero más bonito? No exactamente.    

El remake de Link's Awakening,  una puesta a punto de un clásico que va más allá de lo visual

Como comentamos más arriba, Nintendo se enfrentó a las limitaciones de Game Boy a la hora de desarrollar la primera entrega portátil de la saga de The Legend of Zelda y eso suponía una serie de obstáculos más allá de su presentación visual. Estamos hablando de adaptar el mapeado a las tres dimensiones o el propio hecho de contar con más de dos botones para realizar las acciones.

La renovada jugabilidad de Link's Awakening es suave y precisa. Cada tajo con nuestra espada es fluido y la movilidad de Link funciona de maravilla en las mazmorras y  al pasear por el litoral costero. De hecho, sorprende el modo en el que, al obtener la pluma que nos permitirá saltar, este movimiento tan singular encaja de manera mucho más natural con la nueva experiencia.

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 01

Mención aparte al hecho de que podremos asignar habilidades a los botones extra. Despídete de los interminables paseos por los menús para acceder al inventario: ahora puedes asignar dos artículos extra a los botones  X e Y para tenerlos siempre a mano. Un pequeño gran  gesto que no tardaremos en adoptar con alegría.

Otro elemento a destacar son los mini-juegos, como el gancho mecánico o la caña de pescar, los cuales se han actualizado para la ocasión. En mi caso no conseguí atrapar al Yoshi de juguete varios intentos. Aquel peluche condenado se escurría entre las garras del gancho. Toca acostumbrarse.

The Legend of Zelda: Link's Awakening  se podrá disfrutar por primera vez en español

A lo largo de nuestra experiencia tuvimos acceso a cinco zonas: la aldea Mabe desde la que se iniciará nuestra aventura, el litoral de Torombo, el bosque misterioso, parte de la pradera de Koholint  y la cueva Tail, siendo esta una de las primeras de las mazmorras del juego. 

En este aspecto, y dado que nos hemos topado con algún contenido extra de la versión Deluxe de Link's Awakening para Game Boy Color, estamos prácticamente convencidos de que La Mazmorra del Color también formará parte de la propuesta.

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 02

Eso sí, un detalle digno de mención es que por primera vez podremos disfrutar en la lengua de Cervantes del juego: como es de esperar, The Legend of Zelda: Link's Awakening está traducido al español y no pude evitar fijarme que, al menos en la versión a la que pude jugar, los nombres de Marin y su padre Tarin no llevaban tilde. Quizás haya pronunciado mal sus nombres toda mi vida. 

Una entrada inmejorable a la saga. Un regalo para los más zelderos y una cita obligada en Switch 

Si nunca has jugado a un juego de The Legend of Zelda, esta es la oportunidad perfecta para abrazar la saga. Cada entrega tiene identidad propia, pero ninguna te dará la bienvenida como el remake de The Legend of Zelda: Link's Awakening, siendo sobresaliente en jugabilidad y un verdadero caramelito para la vista. 

Pese a que cada aventura del héroe de Hyrule es única y dispone de su propio contexto, sus particulares vacaciones en la paradisíaca Koholint son un agradecido descanso a las temáticas recurrentes del resto de entregas y, a su vez, se presta de maravilla a ser el punto de partida idóneo desde el que descubrir qué tiene de especial esta saga de culto que ha cautivado a millones de personas durante más de tres décadas. 

a

A fin de cuentas, pese a que se trata de un título ideado originalmente para las portátiles de Nintendo, su diseño jugable siempre estuvo a la altura de las siglas que aparecen en su portada.

Si disfrutarse en su día de Link's Awakening o lo reviviste recientemente a través de la consola virtual, este remake es, a su vez, un reencuentro y una agradable sorpresa. Es redescubrir por completo un clásico esencial que ningún fan de la saga Zelda puede perderse.  Se ha conseguido equilibrar de manera magistral la nostalgia y a la sensación de descubrimiento, dando como resultado un reencuentro de ensueño.  

Se ha conseguido equilibrar de manera magistral la nostalgia y a la sensación de sorpresa, dando como resultado un reencuentro de ensueño.  

A lo que hay que añadir un extra de lujo: una suerte  de editor de mazmorras en el que podremos colocar al gusto cualquier artículo con el que nos hayamos topado en las mazmorras superadas. Algo que extenderá su rejugabilidad hasta casi el infinito.

Nswitch Thelegendofzeldalinksawakening 05

Para todos los demás, Link's Awakening es una apuesta segura. Si abordar la saga de Zelda no entra en tus planes y tampoco tienes lazos afectivos con el clásico de Game Boy, te encontrarás con una aventura especialmente divertida, llena de secretos y desafíos, y que irradia alma, vida y personalidad. 

Porque, más allá de ser una de las próximas citas obligadas en Nintendo Switch, The Legend of Zelda: Link's Awakening quiere conseguir -por tercera vez- un puesto de honor entre tus aventuras favoritas. Y tiene lo necesario para salirse con la suya.

  • Plataformas: Nintendo Switch 
  • Multijugador: no
  • Desarrollador: Nintendo
  • Compañía: Nintendo
  • Lanzamiento: 20 de septiembre de 2019
  • Precio:  54,90 euros 
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio