Análisis de Total War: WARHAMMER III: el juego de estrategia más épico y brutal jamás hecho
Análisis

Análisis de Total War: WARHAMMER III: el juego de estrategia más épico y brutal jamás hecho

Dantesco. Caótico. Demencial. Creative Assembly glorifica su propia fórmula de gran estrategia desatando -sin paños calientes- un brutal y sobrecogedor Apocalipsis en el universo Warhammer Fantasy. Y, en el proceso, convierte a Total War: WARHAMMER III en su mejor juego jamás hecho. Consagrando la trilogía Total War: WARHAMMER como su gran obra maestra.

Las gloriosas batallas multitudinarias de Total War: WARHAMMER se enfrentan a su propio clímax en un broche de trilogía intachable que eleva la epicidad y brutalidad de las dos anteriores entregas a un nivel al que ningún otro juego de estrategia ha llegado. Poniendo toda la carne en el asador para luego mandarlo todo al carajo: el mundo se encuentra al borde del abismo y ya te adelantamos que la cosa no acabará nada bien.

Creative Assembly se desentiende de la estrategia histórica que tan bien se le da y va más allá de los límites de la fantasía para arrastrarnos a su dantesca visión del infierno. Cimentando todo lo aprendido en los dos Total War: WARHAMMER anteriores y sus expansiones, llevando al jugador a nuevas experiencias. Cerrando una etapa y dejándola en su punto más alto.

Porque Total War: WARHAMMER III es la entrega más ambiciosa y brutal de la trilogía. Una cita absolutamente obligada para todos aquellos que se quedaron fascinados o directamente rendidos ante la excelencia de las dos primeras entregas. Y lo mejor es que su manera de aportar novedad ni contradice ni solapa lo que ya había en ellas. Uno de los máximos aciertos de Total War: WARHAMMER III es cómo da un mayor valor a la trilogía en su conjunto.

Ogre 3

Y es que, como veremos, la fórmula no ha cambiado, pero el contenido que se nos pone por delante es completamente nuevo y el tono en general es muchísimo más épico. En Total War: WARHAMMER III estamos liderando a ríos de unidades, mortales o demoníacas, en una guerra apoteósica que transcurre en el confín entre los mundos. Lo cual, sumado al alucinante nivel de detalle puesto en las unidades y a la desmesurada ambición puesta en el proyecto, se traduce en batallas genuinamente apocalípticas.

Pero lo mejor es que Total War: WARHAMMER III  logra todos sus objetivos y consolida las enormes expectativas generadas sin que los apasionado por la serie de estrategia o la licencia de Warhammer Fantasy se queden al margen. Creative Assembly conserva intacta la gran premisa sobre la que se inició esta colaboración de ensueño: ofrecer una experiencia 100% Total War y 100% Warhammer.

El juego de estrategia más brutal jamás hecho

Khorne Screenshot Asset 01

Se mire como se mire, adentrarse en el Reino del Caos es una locura. Estamos hablando de una dimensión constantemente sometida a toda clase de terrores y una incesante corrupción demoníaca. A su lado, Mordor parece un parque infantil. Una tierra maldita y hostil que estaba destinada a servir de escenario para que el destino del mundo se decidiese.

A diferencia de otras sagas de estrategia, Creative Assembly expande los contenidos de Total War: WARHAMMER y Total War: WARHAMMER II aportando al jugador diferentes facciones y contenidos, pero reteniendo la premisa de ofrecer batallas multitudinarias en tiempo real en escenarios ricos en detalles y matices. Quizás, los paisajes de Total War: WARHAMMER III sean los más austeros, pero desprenden su propia identidad. Y lo que es más importante: transmiten perfectamente la crudeza y la escala de las circunstancias.

Dicho lo cual, y pese a que se trata del broche de la trilogía, no necesitarás haber pasado por las otras dos entregas para sumergirte de lleno en la experiencia. Total War: WARHAMMER III sabe cómo dar la bienvenida a todo el mundo.

Grand Cathay Battle Final

La buena noticia tanto para los recién llegados a Total War: WARHAMMER como para aquellos que exprimieron al máximo el Viejo y el Nuevo Mundo y no han regresado en mucho tiempo es que Creative Assembly ha tenido muy en cuenta el margen de cinco años que hubo entre Total War: WARHAMMER II y este episodio final, con lo que ha creado un Prólogo muy bien planteado con el que ponerse al día con las mecánicas de juego, introducirse de lleno en el universo Warhammer y la gravedad del contexto que se avecina y poner a los veteranos y nuevos jugadores en el mismo punto de la experiencia.

A partir de ahí, los contenidos y la ambición del propio juego se desmadran a nivel de escala y posibilidades. Las Campañas del juego hacen que mortales y demonios acaben desplegando sus ejércitos por el Reino del Caos, generándose conflictos dantescos en los que la brutalidad siempre estará sometida a las circunstancias, y éstas beneficiarán siempre a quién mejor entienda la situación.

TWW3

La gestión eficiente de unidades, la topografía y hasta la intervención divina decidirán los resultados de la batalla poco a poco. Lo cual no quita que Total War: WARHAMMER III se reserve sorpresas y giros argumentales, repartiéndolos caprichosamente o a conveniencia con la visión de ofrecer el dramatismo que se espera del mismísimo Apocalipsis.

Si es tu primer Total War: WARHAMMER tienes que tener muy presente un aspecto: aquí no verás elfos, orcos o enanos. A nivel de contenidos, cada entrega de la trilogía tiene sus propias facciones, reinos y estandartes.

Wh3 Kislev
  • Por parte de los dos representantes de los reinos mortales tenemos a los austeros pero letales Kislev de los reinos norteños y el imponente y exótico imperio de la Gran Catai. Junto a ellos, y también con sus propios propósitos, los poco sutiles Reinos Ogros. Games Workshop
Slaanesh Screenshot 01
  • Además, hay que reconocer que Creative Assembly se ha sabido guardar las unidades más imponentes y demoledoras para la ocasión: además de poder tomar parte por los Demonios del Caos liderados por el Príncipe Ungol, cuatro deidades demoníacas se reparten el Reino del Caos:  Nurgle, el Dios de la Plaga; Slaanesh, el Dios del Exceso; Tzeentch, El Que Cambia Las Cosas; y finalmente Khorne, el Dios de la Sangre y la Matanza.

Como comentamos, Creative Assembly ha mantenido la fórmula de las dos entregas anteriores pero también se ha volcado por completo en ofrecer contenidos potentes capaces de desafiar a quienes vienen de entregas anteriores y sorprender y captar a los recién llegados. Elevando el tono y la intensidad de  las contiendas con campañas que siguen la estela de la fórmula Total War:

  • Partidas por turnos con conquistas, obtención de recursos y mejoras en los mapas de campaña
  • Estremecedoras batallas multitudinarias en tiempo real en los escenarios de combate.

Sin embargo, el modo en el que se empapa el conjunto y se respeta la fidelidad que se guarda al universo Warhammer Fantasy. La propia Games Workshop se ha volcado de lleno en Total War: WARHAMMER III y ha trabajado junto a Creative Assembly para que, más allá de que la esencia de estrategia y rol que se manifiesta en el transcurso del juego y su campaña sea genuina, la experiencia y este retorcido giro demoníaco que se le da al broche de la trilogía cumpla con las expectativas de los fans más acérrimos de Warhammer.

Ksl Screenshot Asset 03

Y es que, pese a rebosar crudeza, oscuridad y tintes apocalípticos,  Total War: WARHAMMER III no es una tercera entrega inspirada en los acontecimientos de Warhammer Age of Sigmar, sino una continuación directa del proyecto iniciado en 2016, ubicado cronológicamente en durante el reinado de emperador Karl Franz y cuyas raíces e inspiraciones están fuertemente atadas a la octava edición de Warhammer Fantasy Battles.

Lo cual nos lleva al otro gran punto a tratar en Total War: WARHAMMER III ¿Qué novedades se han introducido a la experiencia más allá de los contenidos?

Nuevas maneras de purgar el Reino del Caos

Ss B5067daf17dc393653cce34fe049cb741df55826 1920x1080

Creative Assembly es plenamente consciente tanto de que Total War: WARHAMMER III supone el broche de la saga como del amplio margen de tiempo que hay entre éste y la anterior entrega. Precisamente por ello se ha volcado a la hora de poner toda la carne en el asador con nuevas opciones de juego y modos que sientan como un guante a la temática y el tono de esta entrega y que elevan la rejugabilidad del título mucho más allá más allá de su contundentes campañas. Las cuales, por cierto, han sido gratamentee reforzadas a nivel jugable y especialmente en lo que se refiere al multijugador.

De partida, las campañas ahora pueden abordarse con hasta ocho jugadores. Un brutal salto, si tenemos en cuenta que en anteriores entregas solo podíamos abordarse entre dos. Eso sí, no todas las campañas permiten la entrada de ocho jugadores: si bien El reino del Caos podremos abordarla junto con otros siete jugadores, la Campaña dedicada al reino de Kislev y su invasión está diseñada para un máximo de tres jugadores.

a

Por otro lado, y en lo que respecta a los contenidos de gestión desde los mapas de campaña, Total War: WARHAMMER III aporta nuevos matices a la hora de negociar y establecer alianzas. La duración de cada partida puede dispararse a más de cien turnos, con lo que todas estas capas de profundidad le dan un valor adicional al conjunto. Y sí, si compartimos campaña con otros jugadores, Creative Assembly abre la puerta a los turnos simultáneos.

No menos interesante es la incorporación de un nuevo tipo de Señor legendario que, siendo sinceros, está llamado a ser nuestro favorito: el Príncipe Demonio será un personaje creado a nuestro gusto, totalmente personalizable en lo referente a aspecto y mejoras de equipo, hechizos y atributos. Las unidades a su cargo son, en esencia, una combinación de las Deidades del Caos del juego. Y lo mejor es que nos lo podremos llevar y jugar como él en los modos multijugador.

Slaanesh Screenshot 02

Sin embargo, lo que de verdad volará la cabeza a los apasionados por la saga es la entrada de nuevos modos de juego que podremos abordar de manera individual o en multijugador, verdaderamente desafiantes y específicamente creados para el contexto argumental, incluyendo un modo Emboscada, una Batalla en Paso Estrecho y hasta Batalla Subterránea.

Dicho lo cual, la novedad estrena en lo referente a modos de juego es Batalla por la Supervivencia, una especie de modo horda especialmente desafiante en el que deberemos mantener una serie de posiciones de incisivas oleadas demoníacas. Ese café para los muy cafeteros que hará las delicias de los apasionados por la estrategia y que, además, sabe redondear el valor de esta tercera entrega y darle un extra de identidad propia.

Un conjunto de novedades especialmente acertadas que, por otro lado, sirven de antesala para ensamblar el gran plan de Creative Assembly: la campaña conjunta. Más allá de las nuevos contenidos venideros que vayan llegando al juego, el broche por todo lo alto de la trilogía de Total War WARHAMMER se basará en una nueva campaña de enormes dimensiones en la que todas las facciones implicadas en los tres juegos tomarán parte. Un contenido que, lógicamente, será gratuito para todos aquellos que tengan los tres juegos.

Y pese a que todavía es temprano para hablar de la campaña conjunta, lo cierto es que lo aporta Total War WARHAMMER III en cuestión de novedades nos tendrá colmados y sobradamente entretenidos hasta que ésta asome.

La opinión de VidaExtra

Grand Cathay Storm Dragon Final

Total War: WARHAMMER III es el primer candidato sólido a mejor juego de estrategia de 2022. Cita absolutamente obligada para los apasionados por Total War y un juego absolutamente imprescindible para los apasionados por  Warhammer Fantasy. Es el sueño cumplido de todo apasionado por la estrategia en tiempo real y la fantasía épica y una lección de cómo hacer que lo que ya funcionaba de maravilla brille con nueva luz. Más concretamente, con un destello infernal.

Ahora bien, Total War: WARHAMMER III no es tan accesible como otros juegos de estrategia real como lo son Warcraft III o Age of Empires. Con todo,  Creative Assembly acierta de lleno con un Prólogo que sabe atrapar al jugador mientras le enseña lo esencial. A gestionar verdaderos ríos de unidades y llevarlos hacia batallas gloriosas. A planificar asedios y salir airoso de emboscadas en territorios irregulares aprovechando la cobertura del entorno o la ventaja de la altura.

Antes de que terminemos el Prólogo ya nos habremos sumergido de lleno en el universo de Warhammer Fantasy. Una vez lo hayamos hecho, nos hemos rendido a la fórmula de Total War.

Ogre 4

Total War: WARHAMMER III retiene lo mejor de las entregas anteriores y suma nuevos aciertos; y pese a sus retorcidos y dantescos escenarios y unidades, destila mimo y devoción por el universo de Warhammer Fantasy. Siendo plenamente conscientes del nexo que une la franquicia con la saga Total War: el despliegue acertado de oleadas de tropas, la resolución de sus batallas multitudinarias y el triunfo definitivo de la estrategia sobre la fuerza bruta. Incluso si controlamos a los ogros. Ahí es dónde radica su verdadera excelencia.

Que las unidades de esta entrega estén todavía más contrastadas en lo referente a modelos, atributos y capacidades juega absolutamente en favor de este broche de la saga y favorecen la entrada de nuevos modos que redondean todavía más su aportación al gran proyecto de Total War: WARHAMMER iniciado en 2016 y consagrado con Total War: WARHAMMER III. Una entrega única, valiente y con identidad propia dentro de una trilogía que, sin desmerecer el altísimo listón en el que se encuentra la saga Total War, se consagra en conjunto como la gran obra maestra de Creative Assembly.

Imprescindible

Total War: WARHAMMER III

Total War: WARHAMMER III

Plataformas PC (Windows). Próximamente en macOS y Linux
Multijugador
Desarrollador Creative Assembly
Compañía SEGA
Lanzamiento 17 de febrero de 2022

Lo mejor

  • Gloriosas y caóticas batallas multitudinarias con el toque maestro de Creative Assembly
  • Montones de novedades y contenidos que no solapan las entragas anteriores, sino que le añaden valor
  • Una experiencia 100% Total War y 100% Warhammer.

Lo peor

  • No es tan accesible inicialmente como otros juegos de estrategia real. Por suerte, su Prólogo es un tutorial soberbio

Temas
Inicio