Guía de Brote (Outbreak): los mejores trucos y consejos para el modo zombis de Call of Duty Black Ops: Cold War
Guías y trucos

Guía de Brote (Outbreak): los mejores trucos y consejos para el modo zombis de Call of Duty Black Ops: Cold War

En esta guía de Brote, uno de los modos zombi de Call of Duty Black Ops: Cold War, te vamos a dar los mejores consejos y trucos para que puedas aguantar el mayor número de rondas de dificultad. Desde las mejores armas hasta las ventajas y el equipo más interesante.

Vamos allá.

Las mejores armas para jugar en Brote

Teniendo en cuenta que durante la partida vas a poder recoger o comprar nuevas armas, lo cierto es que para empezar puedes equiparte con la que te sientas más cómodo en otros modos de juego. En todo caso, nuestro consejo es que uses el fusil de asalto Krig 6 o el subfusil Bullfrog. Si te gustan las escopetas, la mejor opción sería la Hauer 77. Si las tienes subidas de nivel, mejor que mejor.

Las ametralladoras ligeras están bien, pero ya sabes, tardan en recargar y son pesadas. Para este modo es más interesante ir ligero, cargar rápido y hacer el máximo daño por segundo.

Mejoras de campo: Aura curativa o Sudario de Éter

Aquí creo que la respuesta está clara: Aura curativa o bien Sudario de Éter. Lo mejor es tener una clase creada con cada una de ellas junto al arma que más te guste y, en función de cómo vaya la partida, puedes cambiar de una a otra. Lo bueno de Aura curativa es que no sólo permite curar tu salud y la de tus compañeros durante unos segundos, sino que puedes reanimar a los que hayan caído.

Por su parte, Sudario de Éter te deja entrar en fase con el éter oscuro, lo cual te hará invisible a ojos de los zombis y te permitirá salir airoso si te ves superado en número o acorralado. Mientras estés en el éter oscuro también podrás reanimar a tus compañeros de equipo caídos sin que te molesten los zombis, lo cual es ideal.

Entre partida y partida, no te olvides de subir de nivel las mejoras de campo en cuanto puedas.

Aptitudes: ten en cuenta el orden en el que te bebes las latas que otorgan ventajas

Las máquinas expendedoras ofrecen distintas latas que, al comprarlas y beberlas, otorgan determinadas ventajas, llamadas aquí aptitudes. Si has jugado a otros modos zombi de Call of Duty las conocerás de sobras. Entre las más importantes tienes el Juggernog, que te ofrece resistencia extra, y la que te permite revivir a compañeros más rápido. A partir de ahí, cuando tengas puntos para comprarlas, diría que la que te permite correr más rápido es imprescindible también.

Pero ojo con el orden en que las compras, es importante. Cuando un enemigo te derriba se inicia una cuenta atrás con una barra roja que, si llega a agotarse, te matará del todo (tranquilo, en unos pocos segundos puedes volver a la partida si quedan compañeros en pie). A lo largo de esta barra están marcadas las distintas ventajas que has ido bebiendo en orden, con lo cual las irás perdiendo en orden inverso. Así pues, lo mejor es que compres primero las que más necesitas para que cuando un compañero te reanime tengas más posibilidad de conservarlas y que si pierdes alguna que no sea la mejor.

Brote

En este caso, te recomendamos que bebas primero la de reanimar rápido (lata azul) y en segundo lugar el Juggernog (lata roja). El resto de bebidas las puedes ir comprando en el orden que más se ajuste a tus preferencias teniendo en cuenta todo esto.

Equipo: usa señuelos y combínalos con cócteles Molotov

Vale, ya tenemos claro qué armas merece la pena usar de entrada, las mejoras de campo más interesantes y las aptitudes que no debes dejar pasar. Toca ver qué equipo te va a permitir avanzar con mejores resultados durante tus partidas. En este caso, la mejor combinación pasa por recoger o comprar señuelos por un lado y cócteles Molotov por el otro.

Las granadas de fragmentación molan, las semtex también, y el resto de equipo sin duda es interesante y útil para muchas situaciones. En todo caso, teniendo en cuenta que en este modo lo habitual es que te acabes enfrentando a grandes grupos de zombis más pronto que tarde, dejar caer un señuelo para que vayan a por él y lanzar un cóctel Molotov en ese mismo punto para achicharrarlos es una combinación ganadora. Te podemos asegurar que esto te va a salvar en más de una y de dos ocasiones.

Si la suerte no te sonríe y no los encuentras al abrir cofres o matar zombis, siempre puedes fabricarlos en las mesas de trabajo que aparecen junto a las balizas.

Mejora tus armas en cuanto puedas y añádeles munición especial eléctrica

En cada uno de los tres mapas por los que irás saltando en este modo hay una máquina donde puedes mejorar tus armas. Consigue los puntos necesarios y mejóralas en cuanto puedas. En la primera ronda de dificultad no te hará mucha falta, pero a partir del nivel de dificultad 2 empezarás a notar que los zombis se han vuelto más resistentes y que el arma que traías de serie se empieza a quedar pequeña.

Estas mismas máquinas ofrecen la posibilidad de instalarle al arma un modificador de tipo de daño, que va desde balas explosivas hasta congelantes e incluso unas que convierten a los zombis en aliados. En todo caso, la mejor opción es, sin duda, el modificador de balas eléctricas.

Entre partida y partida puedes mejorar estos modificadores, así que en cuento puedas, hazlo. Con las balas eléctricas subidas al máximo vas a poder aturdir y hacer daño a los zombis durante más rato y además los zombis cercanos se verán afectados en cadena. Es muy, muy útil para frenar a grupos numerosos y rápidos de zombis.

Brote

Compra escudos, pero no al principio

Además de las máquinas expendedoras para conseguir latas con ventajas, las máquinas para mejorar las armas y las mesas de trabajo donde fabricar equipo, encontrarás unas estaciones que te permitirán comprar barras de escudo que se suman a tu barra de salud.

Nuestra recomendación es no gastar los materiales en escudo hasta que tengas un par de armas mejoradas e incluso con modificadores de munición eléctrica. Sobre todo porque, como hemos comentado antes, la bebida Juggernog te aporta un extra de resistencia que es suficiente para aguantar los golpes de los zombis en al menos las dos primeras fases de dificultad.

Por cierto, esta misma estación te permite también subirle la rareza a las armas para hacerlas más potentes. O sea, por un lado mejoras el daño del arma en la otra máquina y aquí la subes de rareza: verde, azul, morado y naranja, que viene a ser el esquema común de todos los juegos que tienen armas y objetos clasificados de esta forma. Esto hará que mejoren sus estadísticas gracias a los nuevos accesorios que se irán acoplando con cada subida.

Esperamos que esta guía te haya sido de utilidad.

Guías de Call of Duty

Temas
Inicio