Compartir
Publicidad

HTC Vive: bienvenidos al primer paso hacia la realidad virtual de Valve

HTC Vive: bienvenidos al primer paso hacia la realidad virtual de Valve
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el MWC de Barcelona como telón de fondo HTC ha presentado Vive, las gafas de realidad virtual que están desarrollando en colaboración con Valve. Es un anuncio adelantado, ya que sabíamos de la existencia de ese sistema SteamVR que había anunciado el equipo de Gabe Newell pero esperábamos conocerlo al completo en la GDC que dará el pistoletazo de salida el próximo miércoles.

Lo bueno es que la presentación de HTC ha servido para quitarse de encima las características más técnicas de Vive y, con algo de suerte, Valve podrá aprovechar la feria de San Francisco para mostrar este (o su propio producto) al público y, por pedir que no quede, dar algunas pinceladas de sus planes con el dispositivo. De momento nos quedamos con sus especificaciones y su plan de lanzamiento.

Vive1

Así es la realidad virtual de Valve

Lejos de limitarse a la rama más tímida de la realidad virtual, en la presentación del dispositivo HTC asegura que aspiran a ir un paso más allá. Esto es, como ya habréis imaginado, ofrecer una experiencia virtual completa en la que nuestro cuerpo también sirva de controlador. En concreto aseguran que ofrecerá la posibilidad de "levantarte, caminar y explorar el espacio virtual, inspeccionando objetos desde cada ángulo e interactuar con lo que te rodea".

Para ello montará sensor de giro, acelerómetro, posicionamiento láser mediante sensores y podría estar conectado a lo que han llamado base SteamVR, el aparato que se encargará de marcar tu posición a la hora de moverte por el escenario en espacios físicos de 4,5 por 4,5 metros. Por lo que comentan en la web oficial harán falta dos de esas bases para funcionar y, por cómo lo dicen, parece que será un accesorio adicional.

Dar vida a una experiencia así requiere que el mundo parezca real, y ahí entran en juego las dos pantallas de 1200 x 1080 a 90 fps que, además de imágenes fotorealistas, también aspiran a eliminar los mareos producidos por el corte de la imagen al movernos. Con el sonido se ahorran romperse los cuernos y tirarán por un puerto jack al que conectaremos nuestros auriculares. Habrá que ver si esa idea se mantiene en la versión final del Vive o sólo está destinada a los kits de desarrollo.

Estos empezarán a enviarse durante la primavera, mientras que la versión de venta al público llegará a finales de este mismo año. Sobre el precio, lamentablemente, no han soltado prenda, así que habrá que esperar a nuevas noticias o elucubrar por dónde irán los tiros cuando se dé a conocer el precio de los kits de desarrollo.

¿Qué podemos esperar de Vive?

Que la industria ha visto en la realidad virtual un futuro prometedor está más que claro. A Oculus, el Project Morpheus de Sony y, en menor medida, las Hololens de Microsoft, se suman otro puñado de dispositivos que pretenden acercarse a este tipo de experiencias desde una óptica más humilde y económica.

En la fiesta sólo faltaba Valve, que no pega puntada sin hilo, para acabar de entender que la realidad virtual promete ser algo más que una simple moda pasajera. Es algo que marcará el mercado, como no podía ser de otra forma, pero no es menos cierto que las compañías necesitan una buena excusa para vender plataformas y accesorios cuando el streaming de juegos se apodere de la industria en la próxima década, y la realidad virtual puede ser la solución perfecta a esa necesidad.

Vive5

Aquí no entran sólo los juegos, sino las experiencias, algo que recalca HTC en su comunicado al meter en el mismo saco a Valve y a Google o HBO. Está claro que meter todo tipo de juegos aunque sea con calzador no es el mejor camino (aunque acabemos tragando carros y carretas con este tema), así que aquí entran las experiencias audiovisuales en plan conciertos en directo, viajes virtuales, cine y educación.

No seré yo el que se queje de algo así, la prueba de Oculus me dejó encantado y deseoso de probar lo que el futuro tiene preparado para este tipo de tecnología. Si además Vive no nos vende demasiado la moto, el llevar esa idea de una experiencia virtual completa a los espacios que lo permitan puede ser una auténtica gozada.

Aún es pronto para empezar a soñar con lo que podría o no podría llegar, así que toca confiar en el buen hacer de Valve de cara a nutrir este producto de los contenidos adecuados. A ver si la GDC de San Francisco arroja más detalles sobre el futuro de Vive, Valve y sus juegos.

Página oficial | HTC Vive

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio