Activision Blizzard se enfrenta a la investigación de la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU, con Bobby Kotick entre los citados

Activision Blizzard se enfrenta a la investigación de la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU, con Bobby Kotick entre los citados
8 comentarios

Un nuevo frente se abre para Activision Blizzard, tras el último de la semana pasada. Tal y como informa The Wall Street Journal, la compañía estadounidense se encuentra bajo la investigación de la Comisión de Bolsa y Valores (Securities and Exchange Commission, SEC), en el marco de las diferentes acusaciones recibidas por acoso y discriminación en la plantilla. Éstas salieron a la luz a raíz de la primera demanda colectiva en contra de la empresa.

La reguladora federal ha citado en sus pesquisas a la propia compañía, así como a diferentes altos ejecutivos, entre los que se encuentra el actual CEO Bobby Kotick, tal y como apuntan las fuentes consultadas por el medio. La SEC ha solicitado diferentes documentos, entre los que se incluyen actas de reuniones de la junta directiva de Activision desde el año 2019 y archivos relacionados con seis antiguos empleados.

Se añade a la solicitud del organismo, las comunicaciones realizadas entre Bobby Kotick y otros ejecutivos con altos cargos acerca de los casos de acoso y discriminación sexual, según The Wall Street Journal. En relación a esta información, una portavoz de Activision, Helaine Klasky, ha comentado al medio que la investigación de la SEC está vinculada sobre "la revelación de los asuntos laborales y temas relacionados de la empresa".

La propia Klasky confirmó que en los requerimientos se han citado los nombres de empleados actuales y anteriores, afirmando que Activision Blizzard “está cooperando con la SEC". Indica The Wall Street Journal que el marco de esta investigación se produce para esclarecer si Activision Blizzard compartió de forma adecuada las acusaciones de las que es objeto y si dicha información debió ser compartida de forma previa con los inversores de la empresa. Por último, Klasky compartió un pequeño comunicado con el periódico, reivindicando las políticas adoptadas por Activision Blizzard hasta el momento:

"Hemos realizado y estamos haciendo una serie de cambios importantes para mejorar nuestras políticas y procedimientos para asegurar que no haya lugar en ninguna parte de nuestra empresa para la discriminación, el acoso o el trato desigual de cualquier tipo".

La polémica que ha rodeado a Activision Blizzard en los últimos meses ha derivado en múltiples sentidos. Una gran parte de los empleados firmaron una carta en apoyo a las víctimas y realizaron una huelga exigiendo medidas para evitar cometer los mismos errores. Con todo, la cascada de despidos y abandonos ha sido constante.

El presidente de Blizzard dejó su cargo, mientras que otros miembros relevantes como el director de Diablo IV o el vicepresidente de recursos humanos han sido despedidos. De forma más reciente, desde Vicarious Visions han dejado en manos de la comunidad decidir si comprar Diablo II: Resurrected tras todos estos acontecimientos.

Temas
Inicio