"Nintendo mató a mi hijo". El polémico titular que hace 30 años provocó la creación de los avisos por epilepsia
Industria

"Nintendo mató a mi hijo". El polémico titular que hace 30 años provocó la creación de los avisos por epilepsia

A los videojuegos no siempre se les ha visto con buena cara o como uno de los mejores productos que existe en la sociedad. Por desgracia, es una situación que se lleva repitiendo desde hace décadas, aunque también hay que reconocer que ya se han asentado algo más.

Aun así, probablemente conozcáis a alguna persona que no esté muy a favor de jugar a videojuegos y medios ajenos a nuestra afición no han ayudado demasiado a mejorar la imagen. Solo tenéis que pensar, ¿cuántas veces habéis escuchado la frase "sal a la calle a que te de el aire libre"? Incluso a mi me ha pasado de cruzarme con gente que considera que nuestra profesión de hablar sobre ellos es una pérdida de tiempo y que los consideran como algo perjudicial.

Todo esto está relacionado con un terrible suceso que se produjo hace unas décadas y que dio pie a un cambio muy importante en la industria.

¿Los videojuegos causan ataques de epilepsia? Así acusaron a Nintendo hace varias décadas

Para esta historia tan peculiar nos toca remontarnos hasta 1993, una época en la que Nintendo estaba pasando por un momento espléndido gracias al éxito que estaba cosechando Super Nintendo. Sin embargo, prácticamente se han cumplido 30 años desde que uno de los números del periódico Daily Mail cargó duramente contra la compañía.

Concretamente sucedió en su edición del 7 de enero de aquel año en el que en se podía leer en la portada el titular "NINTENDO FACE HEALTH STORM" (Nintendo se enfrenta a una tormenta de salud) debido a que acusaban a la gran N de que durante las fiestas navideñas hubo casos de niños que experimentaron convulsiones mientras pasaban el rato jugando a videojuegos. Es más, hasta un doctor al que entrevistaron dominó este suceso como "Nintendo-itis", dañando la imagen de la compañía y del sector de los videojuegos.

La voz debió de correr como la espuma, porque dos días después el periódico The Sun no quiso ser menos. Eso le llevo a publicar un titular más dañino todavía y de lo más sensacionalista, porque decía textualmente "Nintendo Killed My Son!" (Nintendo mató a mi hijo). Sin duda supuso una acusación muy grave que no pasó en absoluto desapercibida para el equipo de relaciones públicas, que en aquel momento estaba viviendo una guerra con SEGA por los anuncios que protagonizaban ambas empresas.

Nintendo Periodico

Sin duda para Nintendo fue un palo bastante duro que esa acusación figurase en un periódico tan popular. En él se podía leer que la víctima fue un niño de 14 años llamado Jasminder Bassi, quien sufrió un ataque epiléptico y murió tras tragarse su propio vómito cuando unos minutos antes estaba jugando a Super Mario Bros. en la NES de unos amigos suyos. A causa de todo esto, Rani, la madre del pequeño fallecido, aseguró lo siguiente:

Mi hijo estaba en forma, fuerte y saludable, pero murió viendo la televisión. No tengo ninguna duda de que fue el juego de Nintendo lo que le hizo sufrir el ataque.

Asimismo, añadió que la industria de los videojuegos debía de tomar más precauciones al respecto y sobre todo mostrar advertencias a los padres acerca de los riesgos epilépticos que podían sufrir las personas mientras pasan el rato jugando a videojuegos. Esto dio pie a un término llamado "Nintendo Epilepsy" contra el que tuvo que luchar la gran N.

Más que nada porque no tardaron en salir a la luz más casos similares en otras publicaciones inglesas que hablaban de más niños que habían sufrido ataques de epilepsia. Sin ir más lejos, a una niña de 13 años le sucedió lo mismo que al pequeño Jasminder mientras estaba jugando a Super Mario Bros.

Super Mario Bros

A raíz de toda esta situación, en el Reino Unido se tomaron ciertas medidas y sobre todo se decidió que se incluyesen advertencias en las cajas de videojuegos que mencionasen la posibilidad de que estos podían causar convulsiones o desmayos provocados por los destellos de luz. Del mismo modo, se añadió que las personas que hubiesen sufrido casos similares anteriormente deberían de acudir rápidamente a un médico antes de seguir jugando a videojuegos.

Ante la gravedad del asunto, unos meses más tarde comenzaron a surgir estudios médicos examinando en qué tipo de situaciones se daban estos casos. Así dictaminaron que los videojuegos solo son causantes de las convulsiones en personas que ya son predispuestas a sufrir epilepsia, aunque recomendaron que para disminuir el riesgo se podían llevar a cabo ciertas acciones, como por ejemplo jugar a unos metros de la pantalla o incluso llevar gafas de sol durante las partidas.

Nintendo Instrucciones

Aun así, no fue suficiente para calmar las aguas. Casi una década más tarde una mujer de Luisiana demandó a Nintendo porque su hijo de 30 años murió tras sufrir un ataque de epilepsia y se golpeara la cabeza contra una mesa mientras estaba jugando con su Nintendo 64. Todo ello después de pasarse ocho horas al día en frente de la pantalla durante seis días a la semana.

Se ve que la advertencia que figuraba en las cajas de Nintendo de que algunas personas podían sufrir convulsiones o desmayos provocados por destellos de luz mientras juegan no era suficiente. A esto se sumaba una advertencia de acudir a un médico ante cualquier sospecha de sufrir un ataque y también dejar de jugar de inmediato si se experimentaba cualquier síntoma.

De hecho, en 2008 el periódico The Sun quiso volver a sacar tajada y cargó contra Nintendo una vez más. Esta vez solicitando a la compañía que prohibiese la venta de Mario Kart: Double Dash!!, Super Mario Sunshine o Metroid Prime, por los destellos que desprendían, como afirmó el jefe de neuropsicología clínica de la Universidad de Aston, el profesor Graham Harding:

Necesitamos pautas como las de la transmisión para asegurarnos de que se eliminan los videojuegos con patrones de luces intermitentes que tienen el potencial de causar un ataque epiléptico.

La adicción a los videojuegos considerada como una enfermedad mental

Gow3

Si bien Nintendo ha sido la principal protagonista de esta historia, también se ha culpado a otros videojuegos de ser los responsables de otras atrocidades. Así ocurrió hace diez años en Clydebank, Escocia, cuando un niño de 13 años rajó la garganta de un amigo al que conoció jugando online a Gears of War 3 después de que ambos mantuviesen una discusión sobre los juegos de Xbox.

El fiscal que llevó el caso aseguró que los videojuegos violentos jugados en línea podían ser los causantes de su conducta. En definitiva, de acuerdo a un artículo publicado por la BBC, la OMS (Organización Mundial de la Salud) quiso salir a escena en 2018 señalando que la adicción a los videojuegos es una enfermedad mental que tiene lugar cuando se le da más prioridad a los juegos que a otros asuntos o cuando se pasa demasiado tiempo jugando sin poder controlarlo de alguna forma.

Según la OMS, el comportamiento tiene que ser muy evidente durante al menos 12 meses para que se diagnostique como una enfermedad, a no ser que los síntomas sean graves, en cuyo caso se acortaría el periodo. Por eso mismo, en el Reino Unido se establecieron clínicas privadas, aunque hay más países con normas implantadas para prevenir estos sucesos.

Por ejemplo, en Corea del Sur se prohíbe el acceso a los videojuegos online a todos aquellos niños menores de 16 años que intenten jugar entre la medianoche y las 06:00h de la madrugada. Además, en Japón los usuarios son advertidos si pasan demasiadas horas jugando al mes, mientras que en China se limita las horas a las que los niños pueden jugar a los títulos más populares.

Videojuegos Ninos

No obstante, la Universidad de Oxford no está plenamente de acuerdo con todas estas afirmaciones. Según el mismo artículo de la BBC, así lo trató de dejar claro en un estudio en el que decretó que los niños pueden ser perfectamente capaces de jugar a videojuegos y combinarlos con cualquiera de sus tareas diarias. Para ello el estudio se realizó con niños que iban de los ocho a los 18 años, lo que llevó a determinar de paso que los chicos eran más propensos a jugar durante muchas horas en comparación con las chicas. Así lo indicó el investigador Killian Mullan:

La gente piensa que los niños son adictos a la tecnología y permanecen frente a las pantallas las 24 horas del día, los siete días de la semana, con exclusión de otras actividades, y ahora sabemos que no es así.
Nuestros hallazgos muestran que la tecnología se usa para, y en algunos casos, tal vez apoyar a otras actividades, como por ejemplo los deberes, y no las está eliminando.
Al igual que hacemos los adultos, los niños difunden su uso de la tecnología digital a lo largo del día mientras hacen otras cosas.

A día de hoy la gente ya está algo más concienciada con este asunto y con lo que son los videojuegos. Al menos lo positivo que se puede extraer de este asunto es que sirvió para que las compañías hiciesen un mayor hincapié en los riesgos que se pueden sufrir al jugar a videojuegos, sin dejar de lado que puede haber otros factores que desencadenen los síntomas.

Eso no quita que el titular de The Sun dañó gravemente la imagen de Nintendo, sobre todo en ese momento hace 30 años cuando estaba librando una guerra tan dura contra una SEGA que en aquella época había lanzado al mercado su Master System y Mega Drive.

Temas
Inicio