Una nueva huelga sacude Activision Blizzard: la unión de trabajadores busca apoyo para crear un futuro sindicato

Una nueva huelga sacude Activision Blizzard: la unión de trabajadores busca apoyo para crear un futuro sindicato
10 comentarios

La maraña de acontecimientos y polémicas que rodean a Activision Blizzard son enormes. Los tesoreros estatales de los Estados Unidos han puesto el foco en su responsabilidad con la plantilla, Geoff Keighley ha retirado a la empresa de The Game Awards 2021 y ayer una empleada relataba públicamente el acoso sexual sufrido.

En muchas de las reclamaciones realizadas por los trabajadores encontramos a la ABK Workers Alliance, una asociación conformada por varios miembros de la compañía. Ahora, en un comunicado, este grupo ha decidido realizar una huelga, con la huelga de los empleados de Raven Software como la gota que ha colmado el vaso.

En junio de 2020, se publicó un artículo que destacaba el abuso, el acoso y la discriminación que ocurrieron dentro de las oficinas de Activision-Blizzard. Desde entonces, los líderes de Activision-Blizzard han abusado continuamente, han reprimido a los sindicatos y han permanecido apáticos ante los deseos de los trabajadores.
En los meses transcurridos desde entonces, hemos visto al CEO Bobby Kotick y la Junta Directiva proteger a los abusadores y solo responsabilizar a los perpetradores después de que los eventos salieron a la luz por medios externos. Hemos visto a Activision contratar al bufete de abogados WilmerHale, conocido por romper sindicatos, para interrumpir e impedir los esfuerzos de mejora de los trabajadores de Activision-Blizzard. Hemos visto a los trabajadores de Raven Software atraídos por la promesa de un ascenso, solo para ser despedidos poco después de la reubicación, además de las condiciones laborales ya subestimadas y muy mal pagadas de los trabajadores de ABK en toda la empresa. Estos y muchos otros eventos han provocado que una alianza de empleados de Activision-Blizzard inicie un paro laboral hasta que se cumplan las demandas y la representación de los trabajadores finalmente tenga un lugar dentro de la empresa.
Después de todo, la Junta Directiva aún afirma tener confianza en el liderazgo improductivo e inadecuado de Kotick. La Junta Directiva incluye: Reveta Bowers, Robert Corti, Hendrik Hartong III, Brian Kelly, Bobby Kotick, Barry Meyer, Robert Morgado, Peter Nolan, Dawn Ostroff, Casey Wasserman.

Informan desde The Washington Post que los trabajadores, en colaboración con la CWA, se encuentran buscando apoyos en forma de firmas para una autorización sindical. De llegar a buen puerto, una votación se realizaría en la empresa para la formación de un sindicato, que se vería reforzado por otro anuncio.

Junto con este llamamiento, se ha producido un movimiento que a largo plazo puede resultar muy significativo. La ABK ha abierto un fondo de donaciones con el objetivo de recibir ayudas económicas para proseguir en su lucha. La meta marcada es alcanzar un millón de dólares (ahora mismo se han recaudado 31.144 dólares) y el fin es cubrir el dinero perdido por los trabajadores que vayan a esta huelga y a las futuras.

Esta protesta esta liderada por Jessica Gonzalez, la principal organizadora de  dos de las tres huelgas previas y que dimitió de su puesto el mes pasado. La directiva de Activision Blizzard ha asegurado que cubrirá el salario habitual de la huelga realizada entre el lunes y el miércoles de esta semana. Más allá de esas fechas, no serán remunerados debidamente.

Temas
Inicio