En 2009 Bobby Kotick dijo que él no haría "despidos al por mayor", desde entonces Activision ha despedido a cerca de 4.000 empleados
Industria

En 2009 Bobby Kotick dijo que él no haría "despidos al por mayor", desde entonces Activision ha despedido a cerca de 4.000 empleados

Estamos en 2015, en pleno apogeo de juegos como Hearthstone, Skylanders, Call of Duty y Destiny. Las buenas cifras invitan a la celebración y Robert Kotick agradece a los empleados de Activision el haber otorgado a la compañía otro año más de crecimiento. Sus palabras, según recogían entonces los resultados financieros de la compañía, eran las siguientes:

“Quiero darle las gracias a nuestros extraordinariamente talentosos empleados alrededor del globo. Vierten sus pasiones en crear las experiencias más divertidas y épicas para nuestro público, y nuestros elevados resultados financieros son el resultado de su dedicación”.

Pese a que esos resultados financieros han seguido subiendo, los despidos en Activision no han cesado desde ese mensaje y suman más de 2.000 durante los últimos cinco años.

Una cifra muy similar a la que la compañía se enfrentó tras otra declaración similar de Bobby Kotick unos años antes. En ella aseguraba que la crisis financiera no iba a provocar despidos en su compañía tal y como había ocurrido en otras.

Es justo ahí donde empieza nuestro repaso a una convulsa década de despidos en Activision.

2009: el primer año como Activision Blizzard

Con el mundo sumido en una profunda crisis provocada por el mercado inmobiliario, son pocas las empresas que pueden permitirse un salto de calidad como el que Activision venía de perpetrar. Había cerrado 2008 con la fusión con Blizzard por 18.900 millones de dólares y, contra todo pronóstico, los números cuadraban mucho mejor que los de la competencia.

Guitar Hero

Frente a caídas como las de EA o THQ, Activision subía en bolsa y cerraba el año con una estimación de 5.000 millones de ingresos según Reuters. Con Guitar Herlo World Tour y Call of Duty World at War colocándose entre los dos títulos más vendidos durante los últimos meses en Estados Unidos y Europa, Kotick aseguraba que Activision no iba a caer en la moda de los “despidos al por mayor” perpetrados por otras firmas.

“No nos vamos a distraer con despidos y reestructuraciones y cosas con las que van a distraerse otras compañías. No respondemos con movimientos de gestión de gastos sólo porque estemos ante una crisis financiera, lo hacemos siempre”.

2010: “el año con más beneficios

A principios de febrero, apenas un día después de anunciar que juegos como Modern Warfare 2, DJ Hero y World of Warcraft habían ayudado a conseguir “el año con más beneficios de la historia de la compañía” y de que el propio Kotick agradeciese a sus empleados “su duro trabajo y compromiso para alcanzar la excelencia incluso en estos tiempos difíciles”, se daba a conocer el despido de alrededor de más de 90 empleados en Radical Entertainment.

Portotyp

Los creadores de Prototype y juegos como The Incredible Hulk: Ultimate Destruction se sumaban a más despidos sin especificar en estudios como Underground Development, Neversoft y Luxoflux. El hachazo a dichos estudios, centrados en juegos musicales y licencias de películas, se explicaba con las siguientes declaraciones:

“En 2010 la cifra de unidades será más pequeña que la de 2009, en parte por la reducción de juegos musicales que lanzaremos.
Estamos dirigiendo nuestros recursos hacia segmentos de negocio más grandes y rentables, y como parte de esta iniciativa estamos realineando nuestros recursos para reflejar nuestra posición y oportunidades de mercado”.

2011: 418 millones en beneficios y un recorte de personal del 7%

Pese a los buenos lanzamientos de Call of Duty: Black Ops y World of Warcraft: Cataclysm, Activision lamenta que sus ingresos se hayan reducido de 1.600 millones a 1.400 millones en comparación con mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, la reciente reducción de gastos consigue cuadruplicar los beneficios de la compañía en ese mismo periodo y pasa de los 113 millones de beneficios de 2009 a 418 millones en 2010.

Truecrime

Activision celebra que la audiencia de sus franquicias sea más alta que nunca, pero anuncia despidos para seguir centrándose en enfocar sus esfuerzos en negocios como Call of Duty y los juegos de Blizzard.

Se frena el desarrollo de True Crime: Hong Kong porque según Eric Hirshberg, CEO de Activision, “no iba a ser suficientemente bueno” (True Crime: Hong Kong se convertiría en en el celebrado Sleeping Dogs un año después bajo el paraguas de Square Enix), se para el desarrollo la franquicia Guitar Hero y se anuncia el despido de un 7% de los empleados de la compañía. Alrededor de 500 personas.

2012: los despidos llegan a Blizzard

Febrero de 2012 se cierra con otra sorprendente cifra de despidos por parte de Activision. 600 empleados de Blizzard Entertainment salen de la empresa junto a un comunicado que asegura que el 90% de dichos recortes pertenece a áreas no relacionadas con el desarrollo y que el equipo de WoW no se verá afectado.

Cabelas

No serán los únicos despidos de 2012, y es que pese a anunciarse otro año de récord en beneficios en sus resultados financieros, el estudio de Minneapolis encargado de licencias como Cabela’s Big Game Hunter o Disney se reduce en 30 empleados que se intentarán recolocar en otras áreas u ofrecer “acompañamiento profesional”, y otros como Radical Entertainment dirán adiós para siempre.

Los principales beneficios de la compañía no sólo se están destinando a apoyar las distintas áreas de negocio, también parecen centrados en continuar comprando acciones de la compañía con una cifra que apunta a más de 3.000 millones en los últimos tres años que derivará en la separación de Vivendi por 8.200 millones de dólares.

2013: otro año de récords que no se escapa de los despidos

El giro hacia lo digital parece estar funcionándole de fábula a Activision y el 32% de sus beneficios ya procede de dicho mercado. Los ingresos ascienden a 4.860 millones, lo que supone un nuevo récord para la compañía. Sin embargo, las buenas cifras no evitarán que otros 30 empleados dejen la empresa.

007

Frente al éxito de Call of Duty: Black Ops 2, los esfuerzos que la compañía había invertido en licencias como James Bond, Transformers o Spider-Man planean verse reducidos. Hasta Treyarch, que viene de cerrar una exitosa entrega de Call of Duty, se verá afectada.

No serán los únicos que abandonen sus puestos bajo la sombra de Activision ese año. Apenas unos meses después se anunciará el despido de otros 40 empleados, esta vez pertenecientes al estudio High Moon encargado de dar vida a Deadpool. A todos ellos se les ofrecerá “acompañamiento profesional”.

2014 y 2015: un cambio de generación y enfoque

En 2014, el giro de Activision hacia lo digital y su reducción de esfuerzos en otras áreas sigue adelante con cinco franquicias clave. Call of Duty, Skylanders, Diablo, Starcraft, World of Warcraft, Destiny y Hearthstone entregan otro año de récord para la compañía con la transición hacia la generación de PS4 y Xbox One.

Candy

Al mercado digital en otros países con la llegada de Call of Duty Online en China se suma el abrazo del mercado para móviles. A finales de 2015, Activision anuncia la adquisición de King (entre 1.000 y 2.000 empleados según cifras de la época) por 5.900 millones de dólares apenas unos meses después de agradecer a todos sus empleados el esfuerzo que les ha llevado hasta ahí.

“Quiero darle las gracias a nuestros extraordinariamente talentosos empleados alrededor del globo. Vierten sus pasiones en crear las experiencias más divertidas y épicas para nuestro público, y nuestros elevados resultados financieros son el resultado de su dedicación”.

2016: el giro hacia los esports no está exento de despidos

Activision Blizzard inicia el 2016 por todo lo alto anunciando su compromiso con los esports al hacerse con la MLG (entre 50 y 200 empleados según cifras actuales), la liga de videojuegos estadounidense. La intención es crear nuevas oportunidades de celebrar el éxito de los jugadores y aprovechar la habilidad de la Major League Gaming para “crear contenido premium”.

Sskylanders

La inversión se sumará a la intención de entrar en el mercado de la televisión y el cine con productos como Skylanders Academy unos meses antes, pero el movimiento perderá cierto sentido con lo que ocurrirá poco después, el despido de parte del equipo encargado de dar vida a Skylanders.

Lo que aparentemente parecen ser entre 20 y 49 empleados de la oficina de Minneapolis serán despedidos. Los rumores posteriormente confirmados por la propia Activision no derivarán en cifras concretas o explicaciones sobre los planes de reincorporación para dichos equipos.

2017 y 2018: adiós al 5% de la plantilla

Otro año de récords para Activision pese a las pocas alegrías generadas con la última entrega futurista de la saga Call of Duty, el vilipendiado Infinite Warfare. Los beneficios por acción siguen subiendo año tras año y los ingresos suben a unos 6.600 millones nunca antes vistos en la firma.

Duty

Pero el tropiezo de Call of Duty acaba afectando a las filas de Infinity Ward, que pierde cerca de 20 empleados y se suma a despidos en Beenox, y las propias oficinas corporativas de Activision. Según fuentes cercanas a la compañía, la decisión se lleva por delante a un 5% de la plantilla.

El comentario ofrecido por Activision resulta ser la réplica de una nota ya ampliamente conocida: están “realineando recursos” para adaptarse a la transición digital. Dicha transición acabaría un año después con el único centro de distribución de la compañía en suelo estadounidense. Un almacén con 50 empleados que, según declaró la compañía, serían recolocados en otros puestos.

2019: Activision despide a cerca de 800 empleados

Del 5% de despido de trabajadores de 2017, Activision salta al despido de un 8% de la plantilla, cerca de 800 empleados, en 2019. Otro cierre de año fiscal plagado de récords con unos ingresos que suben alrededor de un 7% año tras año. Ni siquiera el fin del acuerdo con Bungie evita que los ingresos suban hasta los 7.500 millones.

Destiny2

Lo que va cerca de convertirse en tradición hace que hasta la bolsa de valores se acostumbre a este tipo de anuncios y, pese a abrir con un precio de 41,67 dólares por acción y caer brevemente, cierra el día por encima de los 43 dólares.

El movimiento afecta a las oficinas centrales, Blizzard, King y otros estudios asociados como High Moon Studios, pero según apuntan desde Activision es una reestructuración centrada en departamentos ajenos al desarrollo: “pese a que nuestros resultados financieros en 2018 fueron los mejores de nuestra historia, no pudimos alcanzar todo nuestro potencial”.

2020: Más de 400 despidos se suman a la intención de contratar a 2.000 empleados

En una curiosa montaña rusa de cifras que se suma a lo que de por sí ya es un año complejo, los despidos de meses anteriores no impiden que en mayo se dé a conocer la intención de contratar a 2.000 empleados durante el próximo año:

“Se necesitan héroes para crear héroes. Durante el próximo año, Activision Blizzard planea contratar más de 2.000 empleados para que nuestros increíbles y talentosos equipos puedan continuar creando un entretenimiento épico. Ahora más que nunca sabemos que la comunidad global necesita trabajos, y estamos encantados de ayudar”.

Meses después se anunciaría el cierre de la oficina francesa con 400 trabajadores. A finales de noviembre de 2020, fuentes cercanas a Activision también apuntarían al despido de más de 100 empleados relacionados con ramas de marketing, PR, distribución, localización y atención al cliente.

La empresa sale al paso de los rumores para puntualizar que el número de empleados despedidos está más cerca de los 30 que de los 100, y que los puestos de localización y atención al cliente no se verán afectados. La intención, dicen, es reestructurar ciertos roles para intentar trasladarlos a las oficinas de Sídney, desde donde podrán ayudar a la expansión asiática de la compañía.

2021: 190 empleados menos, 200 millones de dólares más

Pese a que los números concretos no se han liberado, recientemente Bloomberg daba a conocer que alrededor de 190 empleados habían sido despedidos. Otro año de récord y la intención de contratar a 3.000 personas en 2021 no evitaron la polémica al darse a conocer la compensación para los trabajadores despedidos y los beneficios de Kotick para el mismo año.

Activision2

Según fuentes cercanas, los despidos se compensarían con un mínimo de 90 días de indemnización, beneficios de atención médica durante un año y tarjetas regalo de 200 dólares para utilizar en Battle.net. King, estudio creador de Candy Crush con sede en Barcelona, fue uno de los grupo más afectados junto a la rama de esports y eventos en vivo.

Poco después de darse a conocer la noticia de los despidos distintos medios se hacían eco del bonus de beneficios de 200 millones de dólares que se embolsaría Bobby Kotick gracias a uno de los acuerdos de su contrato.

Según se daba a conocer tras las críticas de los propios inversores, el bono está atado al aumento de beneficios y precio de acciones durante los últimos años. Se desconoce si la reciente intención de contratar a 2.000 y 3.000 nuevos empleados se ha llevado a cabo en su totalidad.

Imagen | Jordan Matter

Temas
Inicio