Compartir
Publicidad
Por qué los juegos de Remedy dividen tanto a la gente
Industria

Por qué los juegos de Remedy dividen tanto a la gente

Publicidad
Publicidad

Remedy Entertainment es un estudio muy querido por parte de los usuarios. Suyos son los primeros dos 'Max Payne' y las historias de 'Alan Wake', muy valorados entre la comunidad, pese a que el equipo de Sam Lake y compañía nunca haya conseguido la unanimidad más absoluta. Aunque en realidad, ¿quién puede presumir de ello? Nadie.

De todas formas, el reciente 'Quantum Break' ha puesto de nuevo en el candelero a este estudio finés, tanto por su propuesta (videojuego y serie casi a partes iguales), como por ciertas decisiones comerciales (la no exclusividad de Xbox One o que no las está teniendo todas consigo en su estreno en Windows 10), en las que también se ha visto empañada la propia Microsoft.

Suele suceder a menudo en los estudios en los que se deposita mucha confianza. Si ya nos gustó uno de sus productos anteriores, lo normal es que exijamos, por naturaleza, que el siguiente consiga superar lo que experimentamos en el pasado. Y con 'Quantum Break' Remedy tenía la difícil papeleta de convencer con esa mezcla de acción de 'Max Payne' y narrativa de 'Alan Wake'.

Momentos de acción que tienden a repetirse

060416 Quantum 01

A mí, como ya comentamos en su análisis, me convenció, pese a unos titubeantes y dudosos combates iniciales manipulando el tiempo, donde no mostraba todo su potencial. Viéndolo en perspectiva, Remedy acertó de pleno con un producto que va in crescendo, especialmente en lo relativo a su trama y a su convergencia con la serie.

Pese a esto, no todos nos hemos puesto de acuerdo. Hay quienes han criticado la serie por quitarle protagonismo al propio juego. O dicho de otro modo: si compramos un videojuego, es para jugar, no para ver una serie de vez en cuando.

Yo, como dije, me pareció una decisión más acertada que toda esa retahíla de videojuegos que optan por camuflar esas escenas con QTE insulsos que no nos permiten "jugar", ni tampoco "ver" tranquilamente. Al menos Remedy nunca nos ha mentido: ya sabíamos a lo que íbamos en 'Quantum Break'.

En cualquier caso, donde más palos se ha llevado es en el tema de las escenas de acción. Es casi una constante para el equipo finés. Tienden a repetirse y si al usuario no le gusta un mínimo la propuesta, más que un momento de diversión, se puede convertir en un momento de tedio.

A 'Alan Wake' se le dio mucha cera con esto, y eso que yo me lo pasé muy bien con esas escenas. A lo que ayudó el colorido de ciertos momentos memorables, pese a que en el fondo fuese una sucesión de disparos y el uso de la linterna o de las bengalas. Pero, ¿qué juego no llega a repetir sus mecánicas? El problema es si divierten o no esas mecánicas. O al menos yo lo veo así.

Irónicamente, la saga 'Max Payne' nunca ha sido santo de mi devoción. No es que me pareciesen malos juegos, que no lo son. Simplemente, no lograron engancharme tanto como otros juegos de acción. Siempre la he asociado con el tiempo bala y con Matrix, y superado el efecto de sorpresa inicial (la película de las hermanas Wachowski pegó muy fuerte a finales de los noventa y la obra de Remedy salió un par de años después), personalmente acabó por aburrirme su mecánica.

¿Y qué pasa con la trama? Siempre hay "peros"

060416 Wake

'Max Payne', igual que 'Alan Wake', tenía una historia. Y pese a que en la aventura del escritor siempre ha tenido un peso más fuerte, realmente en Max Payne ya se pudo ver esa pasión de Remedy por la narrativa y en la influencia del cine: los planos, la forma de contar la historia (en viñetas)... Todo estaba ahí, pero en 'Alan Wake' llegó Stephen King. Y también Twin Peaks. Sus mayores influencias.

Lamentablemente, Remedy tuvo otra decisión comercial poco acertada: los dos DLC que ataban cabos sueltos de la historia. Es algo que dividió mucho a los usuarios, al sentir que esa experiencia episódica no estaba completa sin los episodios especiales "La señal" y "El escritor".

Para rematar la faena, Remedy canceló en su momento 'Alan Wake 2' y lo único que hemos recibido en su defecto ha sido el descargable 'Alan Wake's American Nightmare', que era más bien un spin-off de la historia principal y le faltaba chicha.

O por esas exclusivas que se pierden al poco rato

060416 Quantum 02

En lo absurdo, están esas críticas hacia las pérdidas de exclusividad de Xbox 360 con esas dos entregas al acoger, un par de años después, las versiones para PC. Tal y como ha pasado ahora con 'Quantum Break', pero desde el día uno.

Pero a Remedy le dan igual esas cosas y su forma de pensar me recuerda mucho a la de Phil Spencer: son jugones, ante todo. Sabemos que el videojuego favorito de Sam Lake es el 'Uncharted 2: el Reino de los Ladrones', lo que demuestra por qué espera con tantas ganas el 'Uncharted 4: el Desenlace del Ladrón de PS4.

Este buen rollo nos encanta.

Sin embargo, 'Quantum Break' no ha estado exento de palos. A nosotros nos encantó, como hemos dicho, pero no le pusimos el sello de "Imprescindible". Nuestros compañeros de Anaitgames le han calzado un 5, una de las peores notas que ha recibido el trabajo de Remedy. Aunque también ha habido muchos sobresalientes, como el 90 de HobbyConsolas o incluso la nota perfecta por parte de Digital Spy. ¿Quién tiene razón? Todos y ninguno.

Porque al final, lo que importa, es la opinión de uno mismo, libre de prejuicios.

Yo sólo sé que no se puede odiar a un estudio que saca un vídeo así...

Más de Quantum Break en VidaExtra y Xataka

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio