Publicidad

Salen a la luz nuevos detalles del Star Wars cancelado de Amy Hennig que iba a seguir la estela de Uncharted

Salen a la luz nuevos detalles del Star Wars cancelado de Amy Hennig que iba a seguir la estela de Uncharted
1 comentario

Como ya sabréis, Visceral Games, los creadores de Dead Space, estaban desarrollando un nuevo juego de Star Wars que acabó siendo cancelado (y el estudio cerrado). Project Ragtag era su nombre en clave, y la mismísima Amy Henning (principal responsable de los tres primeros Uncharted) estaba a cargo de él. Hoy hemos podido conocer nuevos detalles sobre este título.

Zach Mumbach, que fue el productor de este Project Ragtag, ha concedido una entrevista con el canal MinnMaxShow donde ha hablado de este cancelado título. Comenta que el protagonista, por ejemplo, iba a ser una mezcla entre Robin Hood y Star Lord, y antes de cancelarse tenía ya varios niveles jugables casi terminados.

Habla especialmente de una escena en la que el personaje principal debía huir de un AT-ST:

Ibas corriendo para huir de él a pie, y él intentaba darte caza pero tú eras más ágil, colándote por recovecos estrechos, destrozándolo todo, chocándote y usando todas las posibilidades de destrucción del Frostbite... Habrías dicho "guau, es como un Uncharted de Star Wars".

Mumbach se deshace en halagos hacia la historia, la ambientación y los personajes que había creado Amy Hennig. Veía tanto potencial en Project Ragtag que consideraba que podría haber sido "el mejor juego de Star Wars jamás creado y un posible contendiente para Juego del Año". Por desgracia, parece que nunca lo sabremos.

Un desarrollo prometedor pero complicado

El productor señala también algunas de las razones que dificultaron el desarrollo. Cuando EA les ordenó hacer Battlefield: Hardline, muchos de los especialistas en juegos para un jugador dejaron el estudio, así que tuvieron que contratar a otros empleados que controlaban más de shooters multijugador. Inmediatamente después de terminar Hardline se les encargó otro juego para un jugador, y la reestructuración se hizo notar. Además de todo eso, tuvieron que adaptarse al motor Frostbite.

Éramos expertos en este tipo de juegos dos años antes, y entonces tuvimos que rehacer el estudio. Fue difícil, pero lo conseguimos. Y luego nos dijeron "volved a hacer lo que hacíais antes". Y nosotros estábamos en plan "ya, pero es que la gente que era buena en lo que hacíamos antes se ha ido".

La propia EA confiaba bastante en el juego que se traían entre manos, pero el resto es historia. Cuando se supo del cierre del estudio (entonces se intentó cambiar el proyecto de manos, pero no cuajó), EA publicó un comunicado escrito por Patrick Söderlund alegando que las nuevas tendencias eran los títulos multijugador, y que los proyectos individuales ya no eran tan rentables. Según Mumbach, en aquel entonces el ejecutivo no paraba de hablar de juegos como PUBG.

Pero como todos sabréis, la propia EA no ha tardado mucho en contradecirse. A finales del año pasado lanzó Star Wars Jedi: Fallen Order, una aventura de acción para un jugador desarrollada por Respawn Entertainment que gozó de un gran éxito en ventas.

Mumbach se pregunta por qué su juego acabó siendo cancelado, y no el de Respawn: "Definitivamente estábamos en uno de los sitios más caros para desarrollar un videojuego, pero Jedi: Fallen Order se hizo en Los Ágeles, otro de los sitios más caros para desarrollar un videojuego".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios