Publicidad

Todos los juegos de la saga Uncharted ordenados de peor a mejor
Listas

Todos los juegos de la saga Uncharted ordenados de peor a mejor

Con o sin Nathan Drake, Uncharted es uno de los caballos de batalla de la marca PlayStation. Y pese a la relativa juventud de la serie frente a otros grandes estandartes de los videojuegos (en 2017 cumplió diez años) se ha consolidado como un referente dentro de los juegos de acción y aventuras

Algo que, por otro lado, se entiende al ver las firmas de lo máximos implicados en cada entrega: Neil Druckman, Amy Hennig,  Shaun Escayg y una Naughty Dog que, a rasgos generales, se ha ido posicionando como uno de los estudios de videojuegos más potentes de occidente con cada nueva entrega.

Visto así, una década da para mucho. Sobre todo para el canalla de Drake: el cazatesoros PlayStation demostró desde su primera aventura que era mucho más que un sucedáneo de Indiana Jones o el enésimo intento de ir a rebufo de Lara Croft: la narrativa y el peso de la trama de cada entrega han pesado siempre tanto como la propia acción, y eso que en Uncharted ha habido acción a raudales.

Eso sí, el pelotazo llegó con Uncharted 2: El reino de los Ladrones. Naughty Dog dejó claro a través de una sobresaliente secuela que Drake ya podía codearse con los grandes iconos de PlayStation. A fin de cuentas, muchos de los personajes más queridos por los jugadores de DualShock habían sido creados por el estudio californiano. Pero el tono y las sensaciones de juego de Uncharted eran muy diferentes.

¿El secreto? Ninguno: en Uncharted todo estaba a la vista. Héroes y villanos cincelados con la ambición de las producciones hollywoodienses, tramas épicas, niveles interminables y, como Lucas Pope admitiría años después, varios matices que se tomaron prestados de la experiencia de juego de Gears of War y que Naughty acomodó a su terreno, a su nuevo estilo de hacer juegos, hasta hacerlos propios.

El desafío de establecer el Uncharted definitivo cuando (casi) todos son esenciales

Cuando la narrativa y la historia tienen tanto peso en la experiencia de juego es lógico que unas entregas acaben calando más y mejor que otras. No solo entre los jugadores, sino a nivel individual. La explicación es muy sencilla, el elemento cinematográfico es esencial en la saga y éste ha ido ganando forma y volumen en cada nueva entrega. A veces de forma retroactiva.

Eso no es algo negativo. Todo lo contrario: cada nuevo lanzamiento de Uncharted se ha tenido que medir frontalmente con el anterior en cada uno de sus apartados. 

Por eso, establecer de manera objetiva cuál ha sido la mayor aventura de Nathan Drake es un desafío. Eso sí, tras haber compartido con él tantos buenos y malos momentos es natural que a nosotros también nos gustan los retos.

Screenshot 16

En VidaExtra hemos organizado todas las entregas de Uncharted y las hemos ordenado de peor a mejor. Y hemos usado el mismo proceso que con las sagas God of War o The legend of Zelda: considerando y puntuando la calidad individual de cada juego, las escenas clave o el impacto dentro y fuera de la saga, e incluso añadiendo nuevos matices que buscan corresponder al esfuerzo extra que se ha puesto en alcanzar la excelencia en la narrativa.

Siempre hemos partido de la idea de que el consenso es algo casi imposible en este tipo de experiencias tan excepcionales, pero también tenemos claro que hay entregas que sobresalen entre las demás y que merecen una posición especial.

Sin más dilación, todos los juegos de la saga Uncharted, Incluyendo las rarezas y los spin-offs, ordenados de peor a mejor. 

Uncharted: Fortune Hunter

Que veas Uncharted: Fortune Hunter cerrando la lista no significa que sea una mala experiencia. De hecho, es bastante resultón pese a tratarse de un juego para móviles cuyo propósito principal es arropar la salida de Uncharted 4. Lo cual no quita que palidezca ante los demás.

Desarrollado por PlaySpree, Fortune Hunter es un juego de puzzles protagonizado por Nathan Drake en el que cada escenario es, literalmente, un rompecabezas. ¿Lo mejor? Con un poquito de tiempo y algo de habilidad podremos desbloquear recompensas para el título de PS4.

Uncharted: lucha por el tesoro

Bend Studio no solo firmó el único título de la saga que no fue  desarrollado por Naughty Dog, sino que -además- se atrevió a darle un giro total a la franquicia que no nos dejó indiferentes: un juego de cartas digitales basado en el universo de Uncharted.

No es que fuese una idea loca, claro: la experiencia está encarrilada en las tipicas batallas entre dos mazos enfrentados por turnos. Eso sí, lucha por el tesoro contó con un añadido extra: es posible asociarlo a Uncharted: El Abismo de Oro para desbloquear nuevas cartas en función de nuestros progresos en el juego.

Uncharted: El Abismo de Oro

Entrando de lleno en la saga principal nos encontramos con Uncharted: El Abismo de Oro, la única entrega desarrollada para las portátiles de Sony y, como dijimos un poco más arriba, la única aventura de Drake que no fue desarrollada por Naughty Dog. Y, pese a todo, un título que brilló con luz propia y de manera merecida en el catálogo de PS Vita.

Que veas El Abismo de Oro a estas alturas no se debe a las limitaciones de la consola. Es más, se intentó sacar partido del hardware a través de su jugabilidad. Pero, siendo justos, ni su argumento ni su escala igualaron lo visto en sobremesas. Lo cual, todo sea dicho, tampoco lo hace un mal juego. Todo lo contrario.

Uncharted, el tesoro de Drake

El Uncharted original fue una muy grata sorpresa. Si bien ya apuntaba maneras a través de sus primeros avances, con el mando en la mano resultó ser una delicia, convirtiéndose en tiempo récord en uno de los grandes reclamos de una PS3 a la que le estaba costando despegar.

El tesoro de Drake es el título que sentó las bases de lo que será la saga, y eso es incuestionable: los personajes, la jugabilidad, la experiencia de juego... todo está ahí. Pero será en las entregas posteriores dónde Naughty Dog acabará dando el verdadero salto de calidad y magnitud.

Uncharted: El Legado Perdido

Uncharted: El Legado Perdido se concibió originalmente como un DLC para Uncharted 4, pero su desarrollo alcanzó una escala tan grande que acabó convirtiéndose en un juego completo. Y también, un Uncharted por derecho propio.

La única entrega que no está protagonizada por Drake es una formidable aventura que se sostiene por sí misma y que vuelve a demostrar el toque y la maestría de Naughty Dog. Sorprendiendo en lo técnico y las escenas de acción- Sin embargo, se quedó a las puertas de igualar las entregas anteriores. El listón estaba muy alto, todo sea dicho.

Uncharted 3: La traición de Drake

Naughty Dog  despidió la serie Uncharted de PS3 con una tercera entrega que buscaba sorprender constantemente: acción a raudales, escenarios que cimentaron todavía más ese propósito y un Drake que, pese a estar constantemente contra las cuerdas, conseguía mantener al jugador pegado al mando.

Lógicamente, había un precio a pagar: si bien La traición de Drake fue una delicia técnica y visual en su día, el ritmo de esta aventura obligó a reducir otro de los elementos clave de la saga: la trama y la narrativa. Aunque no lo suficiente como para entrar merecidamente en nuestro podio.

Uncharted 2: El reino de los Ladrones

Naughty Dog dió un sonoro golpe sobre la mesa con El tesoro de Drake, pero el verdadero impulsor de la saga en todos y cada uno de sus aspectos fue su secuela: no solo se aportó el equilibrio perfecto entre acción y narrativa, sino que -como comentamos en nuestro análisis- se postuló por derecho propio como uno de los mejores exclusivos de PS3. Y eso son palabras mayores.

El reino de los Ladrones fue el molde de todo lo que llegaría después, una fuente de inspiración más allá de Uncharted, y uno de los clásicos esenciales de cualquier consola PlayStation, difuminando con maestría la experiencia jugable y cinematográfica. Ofreciendo una experiencia inolvidable de principio a fin.

Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón

Cualquiera que haya completado a la saga Uncharted sabe que solo existen dos opciones posibles para liderar este listado. Sin embargo, lo que corona a Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón no es su aspecto de vanguardia, su narrativa intachable o esa manera de insuflar aventura a cada tramo de la experiencia.

La clave para entender la magnitud del mejor Uncharted de todos es su modo de reunir lo mejor de cada entrega (y del legado de Naughty Dog), elevarlo por encima de nuestras propias expectativas y, finalmente, darle al conjunto un broche a la altura. Y eso no es fácil.

Uncharted 4

Como comentó nuestro compañero Alex en su momento, Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón es un carrusel de emociones de principio a fin, pero también una experiencia en la que consigue reforzar nuestro vínculo con Drake -y, a través de él, con toda la saga- antes de darle la despedida. Ocupando a partir de ese momento un lugar privilegiado entre nuestros mejores recuerdos frente a una consola.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios