Ubisoft reconoce errores al abordar los casos de acoso y promete mejoras, aunque "es un viaje largo"

Ubisoft reconoce errores al abordar los casos de acoso y promete mejoras, aunque "es un viaje largo"
2 comentarios

Aunque el foco actual de la polémica se dirige hacia Activision Blizzard, desde hace más de un año la situación en Ubisoft no es mucho mejor. La compañía francesa se ha visto envuelta en diferentes casos de acoso y abuso, con la caída de fichas importantes en el organigrama de la empresa.

Con la última declaración del mandamás Yves Guillemot reiterando su compromiso contra estos problemas, ahora ha sido Anika Grant, directora de personal de Ubisoft, la que ha actualizado la visión de la desarrolladora. Explica Grant en Axios que cuando los casos salieron a la luz, se aseguraron de realizar un proceso correcto para abordarlos y con rapidez. Sin embargo, ese último aspecto les pasó factura.

"No creo que siempre nos comunicamos lo suficiente con las personas que habían planteado un problema en primer lugar, sobre lo que encontramos como parte de las investigaciones (las decisiones que tomamos y las acciones que tomamos). Por eso creo que, lamentablemente, la gente perdió la confianza en nuestro proceso".

En consecuencia, la postura de Ubisoft es la de realizar un mejor seguimiento de las denuncias internas, ya que "estamos 100% enfocados en arreglarlo". El reconocimiento de errores no termina aquí, ya que para Grant muchos de los problemas surgieron debido a un crecimiento "realmente rápido" de la empresa.

Según ella, Ubisoft no disponía de un código de conducta actualizado, canales de denuncia anónimos y metas para contratar a personal diverso. Con todo, la responsable asegura que durante el último año las quejas han bajado.

"No solo ha disminuido enormemente el volumen de casos que se están generando o las alertas que están sucediendo, sino que también estamos viendo que la gravedad del tipo de cosas que se están informando ha disminuido"

Una de las marcas de contratación ya han sido logradas, superando el 24% de mujeres en puestos de trabajo en Ubisoft, un dato que estaba previsto que se cumpliese en 2023. Por otro lado, el 32% de las contrataciones en 2021 han sido mujeres.

Watch Dogs

Al igual que sucede en Activision Blizzard con el grupo de representación ABetterABK, en la empresa francesa contamos con ABetterUbisoft, que sirve como altavoz a las reclamaciones de los empleados. Hace meses se pronunciaron denunciando que Ubisoft traslada a los acusados por acoso a otros estudios y equipos para ocultar la polémica.

"No hacemos eso en absoluto", defiende Grant. Explica que si alguno de los acusados permanece en la compañía es porque han sido sancionados y ha detallado que "nuestro enfoque es avanzar", tras ser cuestionada sobre si Ubisoft revisaría resoluciones de casos anteriores.

Finalmente, Grant ha apoyado la presencia de Yves Guillemot como mandatario para solucionar todas estas cuestiones, aunque reconoce que "es un viaje largo. Sé que aún no estamos donde queremos estar. Pero sí creo que estamos viendo mejoras todos los días".

Contestación de los empleados

Mencionados anteriormente, el grupo ABetterUbisoft ha salido al paso de la entrevista de Anika Grant y se ha pronunciado con su propia perspectiva sobre lo que ha sucedido. Este es su mensaje al completo:

"Anika Grant, en su última entrevista, admite que la respuesta de los altos cargos de Ubisoft les hizo perder la confianza de 'algunos trabajadores'. Incluso admite que hay algo que no funciona con la falta de seguimiento de los informes y que están tratando de solucionar este problema en particular.
Sin embargo, no reconoce lo que hemos estado diciendo, en repetidas ocasiones, todo este tiempo: los empleados de todos los rangos deben tener un asiento en la mesa en estos procesos para que sean efectivos y justos.
Seguiremos enfatizando esto: un componente principal de lo que se reveló en los artículos, desde el primero en Libération, fue cómo la estructura de Ubisoft en sí misma protegía a las personas que cometieron abusos de poder, y cómo esto se hizo con intención.
En cambio, afirma que la pérdida de confianza es solo una cuestión de falta de comunicación.
Creemos que es lo contrario: la directiva de Ubisoft ha comunicado muy claramente a través de sus acciones que son inflexibles en mantener un control total sobre las decisiones relacionadas con la política de seguridad y los informes, y en ejecutar los nuevos procesos como una caja negra.
Esta naturaleza de caja negra es caldo de cultivo para el abuso. Los fallos puntuales distribuidos a lo largo de los procesos los hace propensos a errores e ineficacia. Mantendremos nuestras demandas hasta que se cumplan."
Temas
Inicio