El Libro de Hechizos Definitivo de League of Legends, o cómo uno de sus modos más aclamados necesita una vuelta de tuerca para ser perfecto
Juegos online

El Libro de Hechizos Definitivo de League of Legends, o cómo uno de sus modos más aclamados necesita una vuelta de tuerca para ser perfecto

Los modos de juego temporales de League of Legends resultan una buena forma de pasar el rato de formas diferentes a las habituales gracias a sus diferentes propuestas. Semanas atrás os hablé de algunos de ellos realmente buenos, como URF y ARURF, por los que cruzo los dedos para que algún día se vuelvan fijos y no haya que esperar meses para acceder a ellos.

Sin embargo, no todos han logrado cautivarme tanto y sin duda uno de ellos ha sido el Libro de Hechizos Definitivo, el último modo de juego que ideó Riot Games y que estrenó el año pasado. A pesar de que he tratado de darle varias oportunidades, no ha conseguido transmitirme esa sensación de que merezca la pena por encima del resto.

Aun así, también he de decir que todo esto no se trata más que de una opinión personal, porque los responsables del popular MOBA han reconocido en más de una ocasión que este modo de juego ha tenido una acogida excelente y se ha vuelto de los más aclamados, aunque a mi forma de ver hay ciertos aspectos que deberían de ser revisados para que fuese perfecto.

Dos habilidades definitivas por el precio de una

Hasta en dos ocasiones ha formado parte de la rotación de modos desde que debutó por primera vez en julio de 2021. La última vez fue el pasado mes de noviembre y no sería de extrañar que tarde o temprano vuelva a la carga, pero, ¿qué le hace tan especial y diferente al resto? Pues básicamente el hecho de que, desde cierto punto de vista, es como si tuviésemos dos campeones en uno solo.

Para empezar, cada uno de los dos equipos elige al personaje con el que va a jugar, el que prefiera cada uno. Acto seguido todos son trasladados al mapa de la Grieta del Invocador, momento en el que cada uno de los jugadores deberá tomar una decisión crucial que es de las que más influirá durante el transcurso de la partida: elegir una segunda habilidad definitiva.

Todos los campeones tienen la suya propia, pero en este modo se nos brinda la opción de escoger un segundo ultimate que sustituirá a uno de nuestros hechizos de apoyo. Exactamente contamos con 30 segundos para decantarnos por una de las tres habilidades que nos aparecerán en pantalla y que serán escogidas aleatoriamente de entre una lista de 59 posibles, por lo que no están todas los del juego.

Es importante decidirlo antes de que se agote el tiempo porque de lo contrario se escogerá una al azar y no se puede cambiar durante el resto de la partida. La buena noticia es que se puede comenzar a utilizar en cuanto transcurren los primeros 135 segundos, por lo que ni siquiera es necesario esperar hasta el nivel 6 para dar rienda suelta a su potencial, al igual que aumentará su potencial junto con el de nuestra habilidad definitiva principal a medida que vayamos subiendo de nivel.

Una combinación perfecta o fatídica

League Of Legends 02

Como he indicado, a cada uno de los jugadores se le asignarán tres habilidades aleatorias, que puede que sean completamente distintas a las del resto de compañeros y adversarios. Y este es precisamente uno de los grandes inconvenientes, su factor de aleatoriedad, porque puede suceder que la balanza no esté equilibrada en absoluto.

La elección de habilidades se queda un tanto coja y no todas son igual de buenas ni están igual de balanceadas. A su vez puede ocurrir que el segundo ultimate que nos toque no sea el más apropiado o no encaje lo suficiente con nuestro campeón, así que de poco nos puede servir tener dos si puede darse que sirva de bien poco.

Tan solo hay que echarle un ojo a algunos de los siguientes vídeos para que os hagáis una idea de las auténticas barbaridades que se pueden presenciar en el campo de batalla si te toca una combinación de diez:

La habilidad definitiva de Kennen es capaz de producir una tormenta de rayos y si la juntamos con la de Yone para así utilizarla a distancia da como resultado una auténtica masacre. Y no es el único combo tremendamente demoledor, como demuestra el siguiente:

Si juntas el salto de Rengar con la habilidad principal de Qiyana, se puede presenciar esta matanza con Pentakill incluido y todo. Por otra parte, también se puede dar combates tan cómicos como este en el que un Zac gigante gracias a la habilidad de Cho'gath se vuelve tan descomunal que ocupa casi toda la pantalla.

En cualquier caso, esto no son más que algunos ejemplos de lo que se puede llegar a ver en este modo de juego, por lo que queda claro que el tener suerte con la dos habilidades definitivas puede anticipar cuál será el resultado de lo que sucederá a medida que transcurran los minutos.

Es precisamente por estos detalles por los que el Libro de Hechizos Definitivo no acaba siendo totalmente de mi agrado, porque es difícil que se consiga un combo perfecto o decente y a veces es más probable que se cumpla justo todo lo contrario. Eso sí, tampoco tengo claro cuál sería la solución adecuada para que no tuviesen lugar estas situaciones tan poco equitativas.

Tal vez las habilidades para escoger debieran ser las mismas para ambos bandos, reducir la lista de candidatas a que te toquen o ampliar un poco más  la selección inicial nada más arrancar la batalla. Sea lo que sea, necesita una vuelta de tuerca para que sea excelente, porque en verdad el modo de juego es divertido, pero este tipo de circunstancias son las que estropean la experiencia.

Temas
Inicio