Compartir
Publicidad
Antes de que llegue PlayStation Classic he decidido sufrir un poco volviendo a los primeros juegos en 3D
Juegos Retro

Antes de que llegue PlayStation Classic he decidido sufrir un poco volviendo a los primeros juegos en 3D

Publicidad
Publicidad

La llegada de PlayStation Classic ha despertado en muchos de nosotros un chute de nostalgia. Las horas pasadas frente a la consola de Sony se cuentan por centenas y la cantidad de títulos que disfrutamos en aquella máquina en muchos casos no fue precisamente corta. Benditos videoclubs.

Planteándolo con un poco de cabeza ahora se nos presenta una complicada dicotomía: ¿vuelvo a jugar a los juegos de mi infancia/adolescencia o me quedo con el recuerdo que tengo de ellos? Yo me he adelantado durante unos días a ese abismo, no sólo con los juegos presentados para PlayStation Classic sino también con algunos títulos 3D de aquella primeriza época. He salido bastante escaldado.

Bendita nostalgia

Nada que no supiese o aventurase a saber de antemano, ojo. Sigo lo bastante pegado al mundo del videojuego para saber que en la mayoría de ocasiones la nostalgia es mala consejera. Ya hablamos en su día de lo que suponía la Retrorotura, o cómo aquello que marcó nuestra infancia ahora no nos parece para tanto por culpa de que hayan evolucionado nuestros gustos, nuestra atención por los detalles o porque simplemente haya dejado de parecernos apetecible aquella estética.

Probablemente menos encaminados irán los que jugaron a la primera PlayStation en su tiempo y luego han ido desconectándose poco a poco. Me es relativamente fácil pensar en toda esa legión de mozos y mozas que juega al FIFA de turno, y algo más, al cabo de un año entero. Usuarios que probablemente crecieron con la máquina de Sony pero que no han seguido la actualidad ni han escuchado hablar de los peligros de volver a plantarte ante lo que ahora se considera como retro. Jugadores que un día pasarán por delante de una tienda, verán PlayStation Classic, y sin dudarlo se la llevarán a casa para rememorar viejos tiempos.

El guantazo de realidad va a ser tremendo porque aquellas primeras 3D han envejecido regular. Hablamos de juegos atados a una época muy concreta, con gráficos que nos hacían abrir la boca de par en par y una jugabilidad que nos parecía del futuro. Precisamente por eso se quedaba guardado en nuestra memoria y ahora generan corrientes de opinión que se apoyan en el "cualquier tiempo pasado fue mejor".

El choque de trenes está entre lo bien que aguantan el tipo las 2D de Castlevania SOTN y lo mal que lo hacen las 3D. La tecnología 3D de las consolas en aquella época, al menos hasta la llegada de N64, era muy limitada, y de ahí que si ponemos frente a frente un juego con estética lowpoly actual con uno de aquella época, la diferencia sea palpable.

No sólo eso, es que además el HD les sienta peor de lo que debería, principalmente porque una tele de tubo y una imagen borrosa escondía más asperezas que el festival de polígonos como catedrales que se nos viene encima. El vídeo que tenéis sobre estas líneas es una buena muestra de ello. Un problema que se atenuará si la emulación que propone Sony para PlayStation Classic nos permite jugar con los filtros necesarios para simular la imagen que vivimos en aquella época..

La realidad golpea más fuerte de lo que crees

Lo que no esperaba es caer yo también en ese pozo. O al menos no tropezar con tantas piedras. Porque entender que la gama de colores era limitada, que los dientes de sierra eran el pan de cada día, que las caras de los personajes eran un drama o saber qué es el jittering (que la imagen tiemble por el desplazamiento de los polígonos) es una cosa, y ponerte a ver la isla del primer Time Crisis en su cinemática inicial es algo muy distinto.

Le pasa a los gráficos, le pasa al control y, por descontado, también a todo lo demás. Desde animaciones hasta texturas. ¿Recuerdas cuando veías una cinemática y pensabas “qué ganas de que los juegos se vean así algún día”? Pues hace eones que superamos ese punto. Recuerdo lo que podía llegar a acojonar una cinemática de Resident Evil 2, o la inicial de Nightmare Creatures, pero recordaba ligeramente mejor aquél impacto visual.

A ese último lo tenía en mente como un juego desafiante en el que no te podías despistar ni un momento y ahora lo veo como un paseo. Y nos va a ocurrir con decenas de juegos a los que teníamos en un pedestal y, como el alma, se nos va a caer a los pies. Y realmente no es que el juego se haya vuelto feo o malo, es que nuestros estándares han cambiado y, a diferencia de las 2D de una generación o dos más atrás, aquella época 3D ha envejecido fatal.

Por supuesto siempre hay juegos que mantienen un poco el listón, porque Metal Gear Solid siempre será Metal Gear Solid pese a que ahora el HD se cargue cómo se mezclaban los colores dando paso con ello a una gama más viva y rica. No sufráis, no pretendo cargarme vuestra infancia o vuestra nostalgia, se puede seguir viviendo con ello. Pero sí os digo que, si recordáis con más cariño que viveza aquellos gráficos, sus cámaras o su control, es mejor mantenerlos tal y como los tenéis en vuestra cabeza que intentar volver a ellos. Hay pasos que es imposible deshacer.

Hemos actualizado el texto para profundizar más en algunos de los temas por los que nos preguntabais en los comentarios.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio