Publicidad

Cliff Bleszinski medita volver a hacer videojuegos gracias al éxito de Among Us y Fall Guys

Cliff Bleszinski medita volver a hacer videojuegos gracias al éxito de Among Us y Fall Guys
13 comentarios

La trayectoria de Cliff Bleszinski, principal creativo detrás de la trilogía original de Gears of War, ha sido convulsa cuanto menos. Catalogado por miembros de la industria como un joven prodigio con las ideas muy claras en sus inicios, el que fuera uno de los pilares de la Epic Games previa al fenómeno Fortnite (de hecho, él fue el que presentó la primera versión del juego) terminó saliendo de la industria por la puerta de atrás tras un par de sonados fracasos.

Y es que después abandonar la compañía donde alcanzó mayores éxitos, CliffyB decidió crear un estudio propio, Boss Key Productions, en el que trabajar con nuevas ideas y conceptos. El primero, LawBreakers, un FPS competitivo con buenas ideas lastrado por su modelo de negocio, fue un auténtico batacazo en ventas. Tanto es así que, casi a la desesperada, el estudio viró y apostó por subirse a la ola de los battle royale con un Radical Heights lanzado en, literalmente, "early access extremo" en el que faltaban texturas, animaciones y contenido y sobraban bugs por los cuatro costados.

El resultado, aquí más esperable, fue otro patinazo comercial que llevó al estudio a cerrar sus puertas y al desencantado Bleszinski a afirmar que nunca volvería a la industria del videojuego. Pero ahora eso puede cambiar y la culpa la tienen fenómenos de masas recientes como Among Us y Fall Guys. Así lo ha declarado el creativo en su perfil de Facebook:

Actualmente vuelvo a tener ese interés creativo que me puede llevar a juguetear y quizá crear un pequeño juego. Tengo algunas ideas en la cabeza así que ya veremos. He caído rendido a juegos más pequeños en estos tiempos y el éxito de Fall Guys y Among Us genera cierta esperanza sobre que no todo tienen que ser inmensos triple A de 100 millones de dólares que exigen crunch demenciales que arruinan familias y tu salud mental.
El otro juego del que estoy enamorado es Touryst, en Switch. Tan simple y, a la vez, engañosamente complejo en algunas de sus partes, con un estilo artístico realmente bonito. Nunca olvidaré cuándo Minecraft explotó mientras estaba en Epic y todos nos vimos sorprendidos por su éxito ya que sus gráficos eran muy simple. Claramente, en ese fenómeno, eso era una ventaja.
Juegos como estos me dan esperanza sobre que quizá algún día vuelva a meter el pie en la industria, lento y cauteloso, eso sí.

Así pues, todo parece quedar en el aire. Lo que es seguro es que con su trayectoria, sus contactos y su nivel económico, Bleszinski no lo tendrá difícil si algún día decide volver a probar suerte en una industria tan compleja pero atractiva como esta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios