Compartir
Publicidad

¿Será PS4 la nueva PS2?

¿Será PS4 la nueva PS2?
135 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se nota en el ambiente. Excitación. La gente lo comenta en la calle, en el curro, en el gimnasio… a mí mismo me ha parado un vecino que sabe que escribo en VidaExtra para preguntarme, emocionado, por la PS4. De algún modo se ha generado una oleada de optimismo desbordante e inusitado por la última consola de Sony y claro, en la compañía japonesa tienen que aprovecharlo.

Ya empiezan a escucharse algunas voces interesadas que no dudan en comparar a la nueva consola de Sony con la consola más exitosa de la historia, la mítica e irrepetible PS2. Y es que lo queramos o no, la eligiéramos como gran consola en su momento u optáramos por otra plataforma, nadie puede negar que PS2 ha sido un hito difícilmente repetible y que enganchó a miles de usuarios de todas las edades. Por lo tanto, ¿será PS4 la nueva PS2?

Aquel maravilloso lanzamiento de PS2

PS2

Corría el año 2000 y todos dábamos gracias a Odín por que no se hubiera acabado el mundo. Ya sabéis, cambio de siglo, las máquinas dejarán de funcionar, rebelión tecnológica, tu Pentium III cobrará vida por el efecto 2000 y te sacará los ojos… vamos, todo lo que en aquel momento se temía y que luego no acabó pasando.

Por aquel entonces Sega se jugaba sus últimos cartuchos con la estupenda DreamCast. Una consola que aunque llegó en la sexta generación apuntaba mucho más alto. Era una mirada al futuro que, tristemente, no encontró el respaldo que buscaba entre los usuarios.

Y eso que durante sus primeras semanas de vida se las apañó para vender medio millón de unidades. Pero claro, por aquel entonces el poder y respeto que infundía el nombre de PlayStation era algo contra lo que SEGA no podía luchar. La primera PlayStation había dado la campanada y todo el mundo daba por hecho que la futura PS2 volvería a arrasar.

PS2
Y así fue. Sony desvelaba a la que con el tiempo se convertiría en una de las consolas más vendidas de la historia: PlayStation 2 costaba 299 dólares de la época, se pondría a la venta en Japón el 3 de marzo del 2000, a Europa no llegaría hasta noviembre (a punto para las navidades de aquel mismo año) y confirmaba casi todos los rumores que se habían originado en abril del año anterior. Era la respuesta de Sony al futuro que sega planeaba con su DreamCast.

El público abrazó a la consola de Sony como nunca. Hemos podido encontrar noticias de la época en la que se habla de más de 40.000 reservas de la máquina en España y la intención de Sony de colocar en las estanterías un total de 70.000 unidades para la campaña de navidad. Una campaña que resultó marcada por la escasez de unidades ya que a Europa acabaron llegando 400.000 de las 500.000 prometidas. El éxito fue tal que en eBay, por entonces dando sus primeros pasos, llegaban a subastarse unidades por más de 1.000 dólares.

No había suficientes PS2 para todo el mundo y era una situación global. En Japón había conseguido vender casi 1 millón de unidades en tan sólo un día, en Estados Unidos más de medio millón y en los planes de Sony se daba como segura la cifra de 100.000 PS2 a la semana hasta pasadas las navidades. Una auténtica salvajada digna de los momentos de euforia que se vivían en aquel momento. Pero, ¿a cuenta de qué?

PS2 llegaba no sólo con toda la fama que le había reportado su antecesora si no también con varias golosinas bajo el brazo. Era compatible con todos los juegos de la PSX original e incorporaba lector de DVD capaz de reproducir películas en el, por entonces, novedoso formato convirtiéndose así en el reproductor más barato del momento. Una estrategia definitiva para entrar en los hogares de cientos de miles de personas en una época en la que las descargas digitales no eran opción.

Pero es que además contaba con una línea de lanzamientos bastante decente (teniendo en cuenta con la que se lanzan las consolas actualmente), con buenos títulos que se convirtieron instantáneamente en clásicos y que abarcaban casi todos los géneros y gustos de los posibles compradores. 'Tekken Tag Tournament', 'DOA 2', 'Ridge Racer V', 'Time Splitters', 'SSX', 'Midnight Club: Street Racing'… en definitiva, los astros parecían alinearse para conformar el lanzamiento definitivo. Y además casi sin competencia.

DreamCast caía anulada y tan sólo unos meses después Sega declaraba la bancarrota y renunciaba a seguir compitiendo. Así que PS2 se quedaba sola en el mercado y con todas las de ganar.

"El lanzamiento de PS4 me recuerda al de PS2..."

PS4

Esas fueron las palabras de John Koller, el vicepresidente de marketing de Sony, hace unos días (el mismo iluminado que dijo que PSP era la droga introductoria al mundo de las consolas). Claro, él habla de sensaciones, de que el público esté desbordado, de que la demanda de la consola pueda superar el ritmo de fabricación… y también, de un modo muy inteligente, está intentando vincular a los dos máquinas en la memoria colectiva. PS2 ha sido el gran éxito de Sony vendiendo casi el doble de unidades que PS3 durante su vida comercial. Así que no es raro que, apelando a esa gran consola que todos sabemos que fue, intenten vincular a PS4.

Y es cierto que las expectativas están por las nubes pero también es cierto que la situación es muy diferente. Sony ha realizado unas presentaciones públicas de la consola excelentes, casi de manual, centrándose en mostrar lo que quieren los jugones y ocultando sagazmente esas partes más oscuras del asunto. Y luego está Microsoft que, sin quererlo, se ha convertido en el mejor creativo publicitario de Sony.

En estos meses ha hecho un Froilan, se ha disparado en el pie, en los dos pies, ha salido de marcha, le ha pegado a sus primos, ha insultado a los periodistas y ha visto como todas las críticas le caían a ella. Y es que en un alarde de cómo no se le deben poner las cosas fáciles al rival se ha comido todos los temas peliagudos con su Xbox One. Política de privacidad, restricciones en el mercado de segunda mano, compartir juegos… y Sony ha aprovechado el momento para marcar diferencias. Lógico.

Claro que Microsoft ha conseguido enderezar el rumbo demostrando que sabe cambiar la dinámica de las situaciones y reaccionar a tiempo, pero esa es otra historia. El caso es que PS4 lo ha tenido realmente fácil durante estos meses y sin tener que demostrar prácticamente nada.

PS4

Pero así están las cosas. PS4 tenía reservas millonarias a los pocos días de ser anunciada y aunque sólo ha salido en Estados Unidos ya ha pasado del millón de unidades vendidas. En España tiene las reservas agotadas y posiblemente volvamos a vivir escasez de unidades para todos aquellos que no la reservaron en su momento. Como decía John Koller en esa entrevista, "las reservas de la consola salen por el techo, no damos a basto a fabricar tantas".

A España, según James Armstrong, llegarán unas 25.000 PS4 para dar salida a las reservas aunque intentarán conseguir varios miles más para todos aquellos que se decidan ese mismo día. Y luego está la colección de títulos de lanzamiento que acompañarán a la consola. Sony la defiende diciendo que es una selección de títulos clave, la mejor que ha acompañado a una PlayStation en su lanzamiento. Pero la crítica no opina igual.

Títulos de editoras con muy poca diferencia respecto a sus versiones de PS3 y pocos exclusivos que argumenten la compra por si mismos. Ni 'Killzone: Shadow Fall' ni 'Knack' suponen un aliciente definitivo para el comprador dudoso y el resto de características de la consola no son diferenciales respecto a lo que ofrece Xbox One.

Y luego está el tema de la retrocompatibilidad. PS4 no es compatible con los juegos de PS3, al menos de momento y está por ver si lo será en un futuro ya que la promesa de la nube está en el aire (nunca mejor dicho). Y puede parecer una tontería pero alguien que ha invertido dinero en un catálogo de juegos tan potente como el que tiene PS3 puede querer esperar a que pase un tiempo y comprobar si PS4 le ofrece una alternativa válida. Y claro, de la piratería mejor no hablar aunque por desgracia no hay que quitarle su parte de protagomismo en esta fiesta.

PS2 y PS4, dos momentos muy diferentes y poco que ver…

Así que resumiendo, PS2 ofrecía una serie de alicientes exclusivos y determinantes sobre su competencia (cuando la tenía) que PS4 no ofrece. Era compatible con los juegos de su consola antecesora, era el reproductor DVD más barato del mercado y con más opciones, la competencia era fuerte pero en retroceso, llegaba con una colección de juegos de lanzamiento medianamente decente (aunque Ruben se que odia el 'Fantavision') y además representaba un salto brutal a nivel tecnológico desde PSX.

¿Puede PS4 decir lo mismo respecto a PS3? Creo que no. Ni el momento ni la coyuntura son equiparables. PS4 está siendo un gran éxito de ventas, seguro, y es lógico que en Sony quieran vincularla con PS2 después del complicado inicio que tuvo PS3. ¿Pero está PS4 siendo un éxito por méritos propios o por deméritos de los demás? ¿Está clara esa frontera? ¿Realmente las propuestas de Microsoft y Sony son tan diferentes como para pensar en que se pueda repetir una situación al estilo PS2? ¿Y cómo influye el mercado móvil?

Quizá a la larga si la política de precios es lógica y si esa supuesta apertura al mundo independiente se confirma y se potencia... logren un factor diferencial respecto a la competencia, no lo se. Quien sabe si PS4 dentro de unos años será una digna heredera de PS2 pero de momento, y aunque las cifras de ventas acompañen como lo hicieron en su día con PS2 y por mucho que Koller se empeñe, serán dos lanzamientos bien diferentes. El mundo ha cambiado demasiado como para compararlos. El mundo ha cambiado demasiado para repetir el éxito de una PS2. ¿No os parece?

Más en VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio