Compartir
Publicidad
Publicidad
23 cosas que sólo sabrás si eres un viciado de Pokémon
RPG

23 cosas que sólo sabrás si eres un viciado de Pokémon

Publicidad
Publicidad

Tardé una media hora en decidir si apagaba o no la consola. Había que pensarlo bien porque las malas lenguas decían que podía jorobar mi partida de innumerables horas, pero la alternativa si todo iba bien era agenciarme un Squirtle clonado con una Masterball así que… qué narices.

Esta y otras locuras son las que recordarás si en tu época fuiste un auténtico fanático de ‘Pokémon’ (o sigues siéndolo), y hoy hemos querido recoger algunas de ellas para que las recuerdes con cariño, nostalgia y, por qué no, también darte la oportunidad de recordarte lo enfermos que éramos entonces.

Magikarp, tú el primero
Magikarp2

Tienes que subir de nivel un Magikarp para conseguir evolucionarlo a Gyarados. ¿Qué tengo que hacer qué? ¡Pero si esta mierda de pescado lo único que hace es menear la cola! ¿Salpicadura? ¿Cómo narices puede ser eso un ataque? ¿Cómo voy a conseguir un dragón de agua haciendo combatir a un rodaballo?

Tranquilo, llévatelo a la Liga Pokémon, ponlo en primer lugar en tu grupo y cámbialo nada más empezar a combatir.

Después lo tienes mucho más fácil con el objeto para repartir experiencia, pero en la primera pasada hacer cosas así era un auténtico peñazo.

Y así es como ahuyento a los cansinos

La sabiduría popular decía que llevar un Pokémon de alto nivel en el primer lugar de tu grupo evitaría que los bichos más flojos te molestasen en exceso cuando ibas de camino a hacer algo importante. Nunca llegué a saber si funcionaba, pero al menos así parecía que cuando se acababa el repelente podías disfrutar del juego un poco más sin interrupciones de Ratatas cansinos.

El fino arte de clonar Pokémon

Cablelink

Imagina tener un equipo cargado de Charizards de nivel 100. Sí, ese equipo duraría poco en un gimnasio de agua, pero por aquél entonces nada molaba más que un Charizard y la posiblidad de clonar Pokémon (y los objetos que iban con ellos) era una opción demasiado jugosa como para no apagar nuestra Game Boy cuando la transmisión estaba al 50%. A más de uno le daría un infarto si al encender la consola de nuevo el cartucho hacía algún extraño.

El día que Uri Geller se puso farruco

Por aquél entonces ‘Pokémon’ era sagrado, así que cada vez que alguien se atrevía a poner en duda la genialidad que había detrás de nuestras tardes de vicio era repudiado por la comunidad infantil. Hubo varios, pero el más famoso fue Uri Geller y su denuncia a Nintendo por utilizar su imagen para inspirarse en Kadabra y su cuchara.

Lo de Hitmonchan boxeador no tenía sentido

Pero Kadabra no fue el único ‘Pokémon’ que aprovechó la inspiración para convertirse en una realidad, otros como Hitmonchan o Hitmonlee, con ese nombre por Jackie Chan y Bruce Lee, también tuvieron su ración de realidad. Lo curioso es que, a diferencia de lo que suele ocurrir, la traducción fue fantástica en su paso a occidente, manteniendo el homenaje que ya venía de la versión japonesa, aunque allí sus nombres eran Ebiwalar y Sawamular por los luchadores Hiroyuki Ebihara y Tadashi Sawamura.

La gente come Pokémon

Magikarp3

¿Recordáis lo mal que nos caían los de PETA por criticar a ‘Pokémon’ diciendo que se abusaba de los animales? Demasiado viciados como para reconocer que el universo del juego de Nintendo es una locura en la que ni siquiera esconden que la gente se come a sus propios amigos. Sí, por eso los Farfetch'd estaban cerca de la extinción.

Sí, la gente está fatal

Que la gente del mundo ‘Pokémon’ está como unas jodidas maracas no tiene nada que ver con su uso de animales para el disfrute público o el hecho de que los cocinen cuando se cansan de ellos, el rasgo más demencial que les caracteriza es el de guardarse heces de Darumaka en los bolsillos para calentarse en invierno. “Como sus excrementos están muy calientes, la gente de antaño se los metía en los bolsillos para calentarse”. Todo bien.

Pon un Kabutops en tu vida

Kabutops

Qué pasada poder tener un Pikachu que te recargue la consola para no tirar de pilas o estar amorrado al enchufe. Pero pese a nuestro firme deseo de tener un Pokémon en casa, se nos quitaron las ganas el día que nos dio por empezar a leer las descripciones de algunos de ellos. ¿Un Kabutops en casa después de leer “corta a su presa con sus garras y absorbe sus fluidos”...? Eh, no, mejor que se queden en la consola.

Alguien se vino arriba con las descripciones

Y es que el caso de Kabutops no es el único. De hecho basta con darse un paseo por la Pokédex para acabar viendo el juego con unos ojos muy distintos. Ojito: “espera a que la gente fallezca, así que suele deambular por los hospitales” o “los niños que sostienen un Drifloon a veces desaparecen sin más” y eso sin mencionar “su lengua está hecha de gas. Si lame a su víctima, ésta sufrirá constantes temblores hasta que muere”. Pues muy bien, oiga.

Venonat y el butanero de Pokémon

Caterpievenonat

Aquí hay algo que no me cuadra, pensamos muchos al ver ciertas evoluciones. Porque estaba claro que Buterfree y Venonat pasaba algo raro. Pues sí, estabas en lo cierto, pasaba que alguien se hizo la picha un lío con el orden y en realidad Butterfree venía de Venonat y la transformación de Metapod debía ser Venomoth.

MissingNo

¡Hay un Pokémon secreto, lo he leído en la Hobby! Y todos como idiotas a rebuscar por la hierba esperando a que esa maraña de código apareciese. Al final resultó ser cierto, no como el resto de bulos que rondaban por la época, pero no era más que un error del juego, un hueco que los desarrolladores utilizaban para incluir nuevos bichos o utilizar algunos de los que no aparecían realmente como jugables. Sí, el Aerodactyl huesudo también era un MissingNo.

He encontrado una ciudad secreta

Islasfallo

Otro glitch que dio mucho que hablar en la época y que te llevaba a una zona en la que la maraña de números y dibujos hacía el juego impracticable. El error se ejecutaba al salir de la Zona Safari y volver a una zona del mapa con salidas limitadas, algo poco común, pero si te daba por guardar la partida para enseñárselo a alguien y luego no tenías un Pokémon con el que salir volando o teletransportándote… Ay.

¿Pokémon con estampado de flores? Calla niña

Seguro que tú también mandaste a pastar a aquella niña que sugirió que también debería haber un Pokémon rosa con estampado de flores. Pero que aquella conversación fuese absurda poco o nada tiene que ver con la locura que puede llegar a ser esta saga. A alguien debió molestarle que nos riésemos de aquella niña y al final creó ese Pokecuquimon.

Ho-OH precoz

El único nombre de Pokémon que además de ser un palíndromo (de estos hay varios) se puede leer aunque la consola esté al revés. Pero no, no venimos aquí a hablar de esa tontería por muy curiosa que sea. El caso de Ho-Oh es especial porque ha sido el único ‘Pokémon’ que hemos visto antes incluso de que exista. ¿Recordáis el primer capítulo de la serie? Echadle un ojo otra vez.

Censura hasta en la sopa

Pero si la serie nos hizo profundizar aún más en el mundo ‘Pokémon’ en algunos aspectos, la censura se encargó de quitarnos el dudoso privilegio de ver a un James con tetas inflables, un hombre desnudo cubierto de Pokémon bicho. No se quedó sólo en la serie, también se cargaron cosas del juego como minifaldas, chicas guiñando un ojo o incluso el primer personaje transexual de la saga.

Juntar un gato con una ballena

Skitty

Y pese a ello a nadie le pareció mala idea lo de juntar un gato con una ballena de 15 metros para que procreen. Skitty y Wailord pasaron a convertirse en meme por razones obvias y nosotros aún seguimos preguntándonos como nuestra pobre Skitty sigue viva después de semejante experiencia.

Eres lo peor. Sí, tú, no tienes corazón

Pero claro, es que los Pokémon son unos bichos muy pasionales, desbordan sentimientos por sus poros, y precisamente por eso también son muy sentidos. ¿Alguna vez te has preguntado por qué había Pokémon que evolucionaban al ser intercambiados? ¿Y si lo hacían para intentar sorprender a su nuevo entrenador por miedo a un nuevo abandono? Te deja bien jodido la idea, ¿eh, maltratador?

Este Mewtwo parece un Giegue
Giegue

Este bicho me suena, y no es porque sea un clon de Mew que protagoniza una película mala a rabiar (aunque dicen por ahí que todo es culpa del doblaje y que la versión original presenta un personaje muy distinto).

Los desarrollos de ‘Earthbound’ y el de ‘Pokémon’ fueron de la mano durante la última fase del primero, lo que provocó que el juego de los bichos acabase saliendo casi al final de la vida de la portátil de Nintendo y que el enemigo final de un RPG acabase siendo también el de la nueva franquicia.

Mi Spinda mola más que el tuyo

Mira mi Spinda, pues mira el mío, pues el mío también es distinto. Y así hasta 4.294.967.295 de posibles combinaciones que se centraban en el carácter del bicho para darle forma a sus manchas. Súmale la variación de color y podrás doblar esa cifra para no creerte nunca más que lo de “hazte con todos” era posible.

Sin padre y sin habitaciones, pero con consola

Original

Nintendo y sus detalles de puro amor. Normalmente lo primero que haces en un juego es empezar a hacer que gire la rueda de su argumento lo antes posible, pero lo que hacías en ‘Pokémon’ sí o sí era comprobar qué nueva consola tenías en tu cuarto.

Deja de pulsar botones al capturar. En serio

El viejo truco de pulsar A cuando la Pokéball impacta justo en el Pokémon y mantener el botón pulsado hasta que la captura se ha realizado con éxito. ¿Nunca falla, verdad? Sí, claro, que se lo digan al que se tiró horas intentando capturar un maldito Tauros en la Zona Safari. Al final resultó que lo de pulsar botones al capturar era otro bulo, todo se reduce a una mera ecuación de probabilidad en la que no afecta nada de lo que hagamos una vez lanzada la Pokéball, pero eso no ha impedido que muchos de nosotros lo sigamos haciendo por instinto. Sí, me incluyo.

Gary Miyamoto

Lo de llamar Red a nuestro personaje era un poco cutre, así que todos optamos por Ash, igual que en la serie. Lo interesante de todo esto es que el nombre original era muy distinto y, para qué nos vamos a engañar, con el tiempo también nos hemos dado cuenta de que molaban bastante más. Los nombres japoneses eran Satoshi para Ash y Shigeru para Gary, y ambos estaban basados en Satoshi Tajiri, creador de ‘Pokémon’ y Shigeru Miyamoto, que no necesita presentación alguna.

Un Caterpie en casa

Y dejo esto para el final porque lo primero que vas a hacer es ir a buscar dónde conseguir uno cuando acabes de leer esto. Puedes tener un Caterpie en casa. No va a evolucionar ni hará ningún tipo de ataque más allá de comerse tus plantas, pero es una monería que probablemente estés deseando tener. Error, los ‘Pokémon’ libres en el campo.

Más Pokémon en VidaExtra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos