Compartir
Publicidad

Final Fantasy XV: compara tú mismo el aspecto en calidad mínima y máxima de la Windows Edition

Final Fantasy XV: compara tú mismo el aspecto en calidad mínima y máxima de la Windows Edition
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La muy esperada llegada de 'Final Fantasy XV' está a la vuelta de la esquina y Square Enix se lo está poniendo muy fácil a aquellos que busquen la experiencia visual definitiva o, al menos, tengan claro si podrán disfrutar del juego en condiciones.

De hecho, a principios de mes una prueba de Benchmark que puntuaba -literalmente- el rendimiento que era capaz de conseguir nuestro equipo. Sin embargo, la auténtica prueba de fuego llegó con su recién publicada demo, y la última comparativa de Candyland ofrece interesantes conclusiones sobre lo que podemos esperar de esta Windows Edition.

Ahora bien, lo interesante es resaltar las diferencias que veremos si nos vamos a los ajustes del juego y contrastamos los valores visuales al mínimo y al máximo. Las diferencias no tardan en hacerse evidentes.

A la hora de realizar esta comparativa, el canal alemán utilizó un equipo realmente versátil: un procesador Intel Core i7 6700K 4.00 GHz, 16 GB DDR4 RAM de memoria y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 1080 Ti ASUS ROG Strix OC. Unos componentes que cumplen sobradamente con los recomendados.

1

A nadie le sorprenderá que el rendimiento se dispara si ajustamos los valores al mínimo. Incluso en la caótica escena inicial podemos ver como duplica la tasa de FPS aunque el precio es palpable: los efectos de luz, los filtros e incluso el nivel de detalle está a un nivel muy diferente.

1

¿Qué podemos esperar de un entorno más reposado? Bueno, además de la distancia de trazado, algo que se puede notar en las vistas que hay más allá del muro de la imagen superior, nos encontramos con una vegetación mucho más generosa en los valores máximos. Aunque jugar a 92 FPS no es un mal precio a pagar.

1

Si buscamos detalles más sutiles también los encontraremos: el Regalia se ve estupendo, sí, pero podemos apreciar diferencias como los reflejos en el capó o la luna del parabrisas. Además las decoración del frontal es mucho más estilizada. El que busca, encuentra.

1

Luego está el propio sombreado. Quitando las enorme brecha de las texturas, la cual puedes ver en el vestuario de Noctis en la imagen de portada, así como en las baldosas o las piedrecitas, la nitidez y la consistencia de las sombras con los ajustes máximos se desmarca generosamente. ¿Lo suficiente como para renunciar a unas decenas de FPS extra?

1

En cuanto a la decoración de interiores, si aplicamos un enfoque notaremos como los ajustes mínimos evidencian varios dientes de sierra en los puntos más exigentes. Aunque la comida se ve prácticamente igual de apetitosa.

1

Y llega el momento de la verdad: ¿Qué podemos esperar de las escenas de acción? Bueno, existe un margen de más del doble de fotogramas de diferencia si apostamos por los ajustes más modestos, pero la vegetación, al menos en esta primera toma de contacto, no tiene nada que ver.

Ahora bien, se trata de un adelanto de lo que podemos esperar si jugamos con las posibilidades de los ajustes. Podemos intentar buscar un punto intermedio entre lo visual y el rendimiento, pero también hay que tener en cuenta que esta comparativa se ha realizado sobre una demo.

Una demo que, por cierto, es el embajador perfecto para los indecisos y aquellos que estén tentados a volver a emprender la aventura. Afortunadamente hay tiempo para exprimir al máximo ese aperitivo: 'Final Fantasy XV: Windows Edition' estará disponible el 6 de marzo en las stores de Windows, Steam y Origin.

Más sobre Final Fantasy XV en VidaExtra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio