Publicidad

La vuelta de la Hermandad de Camorristas en World of Warcraft: Battle for Azeroth me ha hecho desear que se quede para siempre
RPG

La vuelta de la Hermandad de Camorristas en World of Warcraft: Battle for Azeroth me ha hecho desear que se quede para siempre

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En los últimos días los jugadores de World of Warcraft: Battle for Azeroth han visto cómo el contenido de la actual expansión ha aumentado con la llegada del parche 8.1.5, repleto de nuevas actividades de todo tipo tanto para los jugadores de la Alianza como los de la Horda, así como para aquellos que solo se dediquen a hacer PvE o PvP.

Una de las novedades más importantes ha sido el regreso de la Hermandad de Camorristas, un lugar que ya ha abierto las puertas en varias ocasiones en el MMORPG de Blizzard desde que apareció por primera vez en Mists of Pandaria. Desde entonces esta zona de batalla volvió en Warlords of Draenor y también en Legion, pero siempre de manera temporal.

Para este nuevo parche se ha decidido conceder a los jugadores la oportunidad de demostrar de lo que son capaces una vez más en estos combates contra grupos de gladiadores. No obstante, esta vez nos hacemos más que nunca la siguiente pregunta: ¿por qué no se queda para siempre?

¿De qué va todo esto?

Para ponernos un poco en situación, la Hermandad de Camorristas es una organización que se dedica a realizar batallas contra personajes de todo tipo de Azeroth, monstruos que han sido capturados o simplemente otros gladiadores que les encanta machacar a quien sea y participan por puro entretenimiento. 

Estas batallas clandestinas transcurren en el Tranvía Subterráneo de Ventormenta o en el Valle del Honor en Orgrimmar. En ambos lugares nos encontramos con una arena de combate que sirve como puro espectáculo para todos aquellos que decidan visitar este lugar, ya sea para apostar por el luchador que creen que saldrá victorioso o simplemente para darse a la bebida mientras contemplan unas auténticas masacres.

WoW: Battle for Azeroth - Hermandad de Camorristas

En cambio, aquellos que decidan demostrar su valía, podrán hablar con alguno de los encargados para poner a prueba su habilidad en estos combates a muerte en los que solo puede quedar uno en pie. A medida que los jugadores van participando y ganando en los enfrentamientos subirán de rango, aunque estas batallas se irán volviendo cada vez más difíciles.

El subir de rango servirá para desbloquear mejores recompensas y así tener acceso a otra serie de actividades adicionales que son precisamente las que han ido rotando en las diferentes expansiones, junto con los respectivos enemigos a derrotar.

Las mejores batallas de todo Azeroth

Una vez puestos en situación, la Hermandad de Camorristas es un lugar al que cualquier jugador de World of Warcraft debería de acudir, aunque no sea para luchar y simplemente para ejercer de espectador. Más que nada porque los combates que tienen lugar en esta desafiante arena serán de los más especiales y únicos que han desfilado por el juego.

WoW: Battle for Azeroth - Hermandad de Camorristas

Al tratarse de batallas de uno contra uno en las que los jugadores deberán de derrotar a un enemigo controlado por la inteligencia artificial, no pueden tratarse de oponentes excesivamente duros o luchas en las que únicamente importa pegar golpes como si nuestro oponente fuera una piñata. En su lugar todas ellas nos presentarán un reto único con enemigos con patrones muy específicos.

Este detalle es el que más destaca y por el que precisamente hay que darle una oportunidad, porque son combates de la mar de ingeniosos. En un principio comienzan siendo muy simples, teniendo que esquivar los mordiscos de un cocodrilo o los martillos que lanzará un ogro, pero pronto comenzarán a añadir más mecánicas que requerirán que prestemos toda la atención a sus ataques, movimientos o las invocaciones que realicen en el escenario.

Por poner un ejemplo, en un combate aparecerán montículos de tierra y un Pandaren se dedicará a regarlos, haciendo que broten de ellos vegetales podridos que disminuirán nuestras estadísticas u otros en buen estado que las aumentarán si los cogemos primero. También habrá un humano de Kul Tiras que se dedicará a robarnos la ropa y deberemos hacer que él pase por unos tornados para que pierda sus prendas hasta quedarse en calzoncillos y le podamos causar más daño de lo normal.

WoW: Battle for Azeroth - Hermandad de Camorristas

Como veis, los 28 combates a superar son tremendamente variados y diferentes unos de otros. Ya no llaman nuestra atención por sus objetivos, sino también por los diálogos, como un Goblin que al vencernos dice "GG", o los nombres de nuestros adversarios, como Ash'katzuum, un pandaren que se dedicará a invocar mascotas para que luchen por él (¿alguien dijo Pokémon?).

En definitiva, es fácil pasárselo en grande y disfrutar de grandes momentos con estos combates que nos darán ganas de seguir tratando de completar por descubrir quién será nuestro siguiente rival o para observar cómo se desenvuelven los demás con los enfrentamientos en el caso de que alguno se nos atragante un poco. Y es que, además de que sea vital descubrir la mejor manera de salir victoriosos, será necesario disponer de un buen equipamiento, porque al cabo de dos minutos el ring se llenará de llamas que nos eliminarán al instante.

WoW: Battle for Azeroth - Hermandad de Camorristas

Tal vez lo único malo es que los combates solo transcurrirán de uno en uno. De modo que habrá que apuntarse a la cola y, hasta que no luchen todos los que van por delante de nosotros, no nos tocará saltar a escena, por lo que, en el caso de que haya demasiado participantes, la espera puede ser demasiado grande. Es precisamente donde resaltan el resto de actividades que podemos desempeñar.

Pasando el rato como espectador... y detective

Tras ganar nuestro primer combate de la Hermandad de Camorristas se iniciará una cadena de misiones en la que nos solicitarán investigar la misteriosa muerte a sangre fría de un espectador. Esto nos llevará a reunir pistas que puedan esclarecer la escena del crimen y sobre todo para descubrir quién ha sido el culpable y los motivos que le han llevado a ello.

WoW: Battle for Azeroth - Hermandad de Camorristas

¿Se trataría de un ajuste de cuentas? ¿Una simple pelea? Sea como sea, en un lugar como este uno no se puede fiar de cualquiera y menos aún si hay dinero de por medio. Por los alrededores veremos a ricachones que únicamente se limitan a apostar su dinero en los combates que se van produciendo, pero no serán los únicos, porque nosotros podremos tomar ejemplo de ello.

Cada victoria nos otorgará monedas de oro de camorrista que se podrán canjear por diversos artículos, siendo uno de ellos el que nos permita apostar en los combates de los demás, teniendo que decidir si creemos que ganará el jugador en cuestión o el enemigo al que se enfrenta le pulverizará. Cuantas más veces acertemos, más dinero iremos obteniendo, lo que llevará a los jugadores a animar al resto mientras se miden en los duelos a vida a muerte o a desearles el mal ajeno.

A su vez, entre otros artículos encontraremos cartas de reyertas que provocarán que todos los jugadores que haya en la zona participen en una batalla especial contra un enemigo. Por lo demás, se podrá comprar un cementerio para reaparecer al lado de la arena, un barril con pociones para todos o un vale que hace que el bar sea barra libre durante unos minutos. Al final, lo importante es pasarlo bien y siempre está bien tener algo con lo que poder brindar por los triunfos venideros.

WoW: Battle for Azeroth - Hermandad de Camorristas

Eso sí, puede que la suerte en las apuestas deje de sonreírnos, lo que puede provocar nuestro enfado, pero más aún el de otros NPC que podrán optar por pagar su furia con nosotros y liarse a tortas con nuestro personaje. Pero si hay algo que también provocará carcajadas es la aparición de espontáneos que decidirán saltar al ring así sin venir a cuento.

Se podría decir que la Hermandad de Camorristas es como un pequeño parque de atracciones para todos los amantes del PvE. Un lugar en el que, hagas lo que hagas o independientemente del motivo por el que acudas, es fácil pasar un buen rato viendo combates, apostando, participando en ellos o limitarse a hablar con otros jugadores que haya por ahí.

Así pues, volvemos a la pregunta del principio. ¿Por qué no se queda para siempre? En cada expansión ha incorporado nuevos jefes a derrotar y otros objetivos secundarios, pero ¿no sería mejor ir actualizando su contenido en lugar de hacer que cierre sus puertas temporalmente? Sin duda se ha convertido en uno de mis lugares preferidos de todo el juego y al que seguiré acudiendo siempre que no me apetezca hacer misiones o completar mazmorras.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir