Sigue a Vidaextra

Far Cry 3 Blood Dragon

‘Far Cry 3’ es uno de los sandbox más locos y divertidos que he tenido ocasión de probar. La isla, las habilidades desbloqueables, el asedio a fases enemigas, la caza, las formas de desplazarte por el escenario. Todo está creado para que lo explotes a tu ritmo, sin que la diversión decaiga. Basándose en el mismo concepto: ‘Far Cry 3: Blood Dragon’ es un suma y sigue.

Lo he disfrutado muchísimo, hasta el punto de poder decir que lo peor que le puede haber pasado es ser un título descargable. Y pese a ello estoy conforme con ello, con la idea de que su historia sea corta y simple, pero sobre todo con esa sensación de bocado de degustación que te entrega lo justo para que te diviertas sin aborrecerlo, ese “quiero más y no tengo“ que las series de televisión se han dedicado a encumbrar.

Blood Dragon

Ubisoft, quién te ha visto y quién te ve

Es imprescindible hablar de Ubisoft para situar ‘Far Cry 3: Blood Dragon’. El cambio que ha experimentado la compañía es envidiable, y pese a seguir la línea de la industria con las sagas anuales y los DLC que tanto mosquean a los usuarios, la evolución es inteligente y arriesgada.

El boom de los ‘Imagina ser’ fue duro objeto de críticas y yo fui especialmente duro con la compañía (sigo pensando que con razón), así que es de recibo que ahora que la situación empieza a cambiar el aplauso que quise dar y no me dieron opción, suene ahora, que sí la hay, más fuerte.

‘Far Cry 3: Blood Dragon’ es una oda a los que crecimos jugando y viendo películas de acción ochenteras, los que soñábamos con cómo serían los videojuegos el día que pudiesen recrear todo eso mientras estamos a los mandos. Llevamos tantos años pensando en el mañana, en formas de innovar, en ser originales, que no nos hemos dado cuenta de que lo que tenemos puede dar para muchas alegrías. Mañana llega una de ellas en formato digital.

Blood Dragon

Far Cry 3: Blood Dragon. Must have

Junto a La Tiranía del Rey Washington, ‘Far Cry 3: Blood Dragon’ supone el primer paso de una Ubisoft amante de la locura y el desenfreno, una compañía dispuesta a dar luz verde a proyectos impensables en los que se rompen las bases de una saga consagrada para regocijo del jugador. ¿Qué le gustaría ver al público? Dinosaurios. Mételo.

‘Far Cry 3: Blood Dragon’ sigue la misma estructura de ‘Far Cry 3’, pero en este caso todo está enfocado al concepto de juego descargable. Los capítulos de la historia se reducen a siete, que te pueden durar dos tardes, pero el concepto de una isla por explorar, aunque más pequeña, tiene para varias semanas de jugo por exprimir.

Caza, controla bases, recoge objetos, realiza misiones secundarias, mejora armas, crece como soldado y también como asesino. Hay mucho que hacer en ‘Far Cry 3: Blood Dragon’ y al tener libertad en todo momento, eres tú el que apuestas por una u otra alternativa.

Blood Dragon

Blood Dragon no es Far Cry 3

Dejamos la historia de americanos repelentes para adentrarnos en la de un Robocop con la mentalidad de El último Boy Scout, una ficción surrealista en la que el mundo se ha ido al carajo y los cibersoldados se han hecho con el control de las guerras. Una locura que podría haber filmado Michael Bay con el entusiasmo de La Roca, pero en los ochenta.

Todo huele a aquella época, las armas, los enemigos y las imágenes que relatan la historia son sólo una parte del conjunto, pero es el aspecto lo que pone la guinda al pastel. Los colores pastel y las rayas propias de un televisor de tubo ayudan, y mucho, a sentirte parte de esa acción retro, a vivir las explosiones como cuando tenías un bocadillo de Nocilla y te sentabas a ver una cinta VHS de Mad Max 2.

Juega con la nostalgia y lo hace realmente bien, sin esa ñoñería habitual y manteniendo el estilo cafre de la época. Aquí juega un gran papel el humor, que se inicia con los tutoriales y se mantiene durante toda la aventura, incluso en las animaciones para hacerle un corte de mangas a los enemigos cuando les revientas con una escopeta con balas explosivas, e incendiarias. Si al leerlo te sientes identificado o te pica mínimamente la curiosidad, da igual que no hayas jugado a ‘Far Cry 3’ (además no necesitas el disco para jugar a ‘Blood Dragon’), vas a pasártelo francamente bien.

Blood Dragon

Armas y habilidades, la experiencia se mantiene intacta

Blood DragonEs curioso cómo, después de todo lo explicado, el juego podría ser un fracaso si este apartado cojea. ¿Os imagináis que ahora suelto que las alabanzas son una broma y a la hora de jugar es un desastre? Tranquilos, no soy tan malo. Sin embargo eso me sirve para introducir lo que quería comentar, lo importante está en la base del juego, y Ubisoft ha aprendido a “reciclar“ bases mejor que ninguna otra compañía.

Con ‘Assassin’s Creed’ el nombre de una saga que puede viajar a cualquier lugar y momento en el tiempo, con ‘Rayman Origins’ la dificultad de un género que sólo el sector indie nos brindaba… ¿Cómo iban a desaprovechar un concepto tan divertido como el de ‘Far Cry 3’?

Lo mejor de todo es que en este caso el personaje inicia la aventura con varias habilidades ya aprendidas: el asesinato en cadena, el lanzamiento de cuchillos (que en este caso son estrellas ninja)… Empezar fuerte conlleva seguir sumando, pero en este caso el sistema de habilidades crece con menor entusiasmo que en su obra “madre”, y al final esas últimas locuras estilo ataque especial se limitan a momentos de la historia y mejoras de armas. Es un fallo, pero ni de lejos algo que afecte al juego directamente.

Todo el juego se centra en la liberación de bases, tarea que puedes abordar con sigilo: subiéndote a una azotea con tu supersalto, matando a un par de guardias con el arco, abriendo las puertas y dejando que un lagarto que tira rayos por los ojos se ocupe de despejar el camino; o bien haciéndolo a lo bruto, escopeta de doble barril en mano y prestando especial atención a la combinación granada más vehículo. En ambos casos tienes herramientas suficientes para disfrutar.

Conclusión

No es el juego perfecto, ni busca serlo, es algo que tiene muy presente y es parte de ese proceso de “reciclaje“ que nos brinda el juego por 15 euros. Todos queremos todo, pero desde una óptica empresarial todo no puede ser. Gustosamente disfrutaría otra isla más, nuevos animales (tienen nuevos skins) o una mayor variedad de escenarios, pero eso es algo sobre lo que hablaremos en otra ocasión, ahora dejemos a ‘Far Cry 3: Blood Dragon’ disfrutar de sus diez minutos de gloria. Se los ha ganado a pulso.

Ficha técnica

  • Plataforma: PC, Xbox 360, PS3 (versión analizada)
  • Desarrollador: Ubisoft Montreal
  • Distribuidor: Ubisoft
  • Lanzamiento: 1 de mayo de 2013
  • Precio: 14,99 euros – 1200 Microsoft Points

‘Far Cry 3: Blood Dragon’ en VidaExtra

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios