Blightbound no estaba en condiciones para salir de su Acceso Anticipado, y es una verdadera lástima
Análisis

Blightbound no estaba en condiciones para salir de su Acceso Anticipado, y es una verdadera lástima

El pasado 27 de julio se oficializaba el lanzamiento de Blightbound, el prometedor brawler de fantasía de Ronimo Games (creadores de Awesomenauts) que llevaba una buena temporada en Acceso Anticipado de Steam. Lamentablemente eso no debería haber pasado aún.

Si bien Blightbound tiene todo lo que estaba dispuesto a merendarme a dos carrillos sin dudarlo, su estado actual dista mucho de lo que cabría esperar de un juego que acaba de salir de un Early Access, o de lo que el sello de Devolver Digital suele entregar.

Una premisa prometedora

La premisa es tremenda. Un brawler en el que ir completando mazmorras en solitario o con otros dos amigos, con distintas clases para las que irás desbloqueando nuevos personajes con nuevas habilidades y poderes especiales, con un toque a lo RPG en el que subir stats, cambiar de armas y equipar armaduras y accesorios.

Jefes finales de los que mola jugar en dificultades elevadas, cierta variedad de objetivos pese al habitual sal de A y llega hasta B, un estilo de arte a lo cómic sencillamente espectacular, y suficiente rejugabilidad como para durar bastante más de un par de tardes.

Blightbound

Luego está, por supuesto, la seguridad que apoya tener el sello de Devolver detrás, y de hecho es fácil ver cómo el juego cayó en gracia en la editora, porque cuando funciona bien lo hace a las mil maravillas y es muy entretenido. Pero -porque cuando la cosa pinta tan bien siempre suele haber algún pero- hay demasiados errores como para mirar hacia otro lado.

Bastante por mejorar

A un tutorial que se cuelga, y que das por abandonado a la tercera vez por no poder saltar la cinemática de introducción, se suman problemas en la inteligencia artificial de los bots a la hora de realizar acciones tan básicas como colocarse en un botón para que puedas abrir una puerta, agónicos minutos esperando encontrar alguien con quien jugar, o problemas visuales que te impiden ver a compañeros y enemigos cuando los astros se alinean y encuentras partida.

Blightbound

Si lidias con uno de ellos, bueno, lo excusas pensando que son cosas del desarrollo indie, problemas derivados de haber llegado justos a una fecha, o errores que pueden arreglarse a posteriori. Si tienes que enfrentarte a todos ellos a la vez -sí, los bots también pajarean cuando hay otro jugador implicado-, seguir jugando se vuelve tedioso.

Pero ojo, no es uno de esos casos de darlo por perdido, sino de los de coger hueco. Qué narices, tengo ganas de jugar a esto en condiciones. Lo poco que he podido disfrutar en condiciones lo he hecho con una sonrisa y, por mucho que no vaya a ser uno de esos juegos que te cambian la vida, coloco mi silla frente a la puerta de Blightbound a la espera de que asome alguien y me diga “eh, que ya puedes jugar en condiciones”. Ojalá sea más pronto que tarde.

Temas
Inicio