Publicidad

Análisis de Celeste: Farewell, la dura despedida para un indie irrepetible
Análisis

Análisis de Celeste: Farewell, la dura despedida para un indie irrepetible

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Celeste fue, con diferencia, uno de los mejores videojuegos de 2018 y para el que suscribe su juego indie favorito de toda la historia. La obra maestra de Matt Thorson y su equipo dejó en pañales ese concepto primigenio que se originó para PICO-8. Algo más que un plataformas de escalar montañas, una metáfora de la vida, de esos miedos que perturban nuestra mente.

Tan solo le pusimos un "pero" en nuestro análisis: que no tuviese edición en formato físico. Y de eso se ha encargado Limited Run Games, pese a que aún no se hayan enviado las limitadísimas copias a los que la reservaron. Pero faltaba el postre: la expansión gratuita con el capítulo 9, titulado Farewell.

¿Te costaron las caras B y C? Prepárate

Celeste

Ya nos lo había advertido Matt Makes Games a finales de 2018: Celeste iba a contar con un DLC gratuito, a modo de despedida, con las fases más duras de toda la aventura. Serían más de 100 niveles con retos superiores a los experimentados en las caras B y C, y con el añadido de nuevas mecánicas.

Bajo el nombre de Farewell (Despedida; curiosamente el mismo que el de uno de los corazones de cristal rojos) estamos ante una continuación de su historia, donde Madeline regresa hasta la tumba de su abuela para decirle un último adiós. Lógicamente, esto se convierte en un viaje más especial.

Con el objetivo de perseguir a un pájaro, a ése que hemos visto en tantas ocasiones en la historia principal, se inicia una carrera por darle caza dentro de una nueva región, al lado de las estrellas. Una historia que es más bien un regalo para los fans de Celeste, pero sin la misma trascendencia que la que habíamos presenciado anteriormente. La narración es más tímida y el diálogo interior con Madeline no nos brindará ningún momento impactante.

Es, ante todo, una expansión centrada en ese exquisito diseño de niveles donde se pondrá a prueba, más que nunca, nuestra habilidad con el juego, donde será de vital importancia haber dominado las técnicas avanzadas.

Cae de cajón, pero siendo el capítulo 9, es obligatorio haber completado previamente el capítulo 8 (la historia, básicamente) para poder acceder a este contenido. Además, si queremos ver su final, también será obligatorio haber obtenido todos los cristales de las fases normales y las de las caras B. 

Celeste: Farewell no es para todo el mundo

Celeste

Aparte de introducir un nuevo entorno y reaprovechar todos y cada uno de los elementos ya vistos en anteriores regiones, Celeste: Farewell introduce unas cuantas variables más, como un pez globo que explota o una medusa a modo de paracaídas, que nos pondrán al límite al requerir una precisión milimétrica que agotará la paciencia de cualquiera. Además, no nos dará ningún tipo de pista sobre ese tipo de mecánicas: será ensayo y error total.

Sí que se nos explicará con pelos y señales un nuevo movimiento, el llamado Wavedashing, consistente en saltar y realizar un dash en picado en diagonal para obtener un impulso similar al salto+dash agachado (heredado del gran TowerFall Ascension) y reponer automáticamente el doble salto. A bote pronto parece difícil, pero con un poco de práctica es de lo más sencillo de realizar. Otro tema será a la hora de encadenar dos o tres, que en tramos avanzados el juego nos lo pedirá cada dos por tres y la tensión es tremenda.

Sin embargo, no es un capítulo tan brillante como el resto, tanto por el menor impacto en su historia como por lo extremadamente complejas que resultan las fases, hasta el punto de desesperar. Es como si las de las caras C obtuviesen un pico de dificultad y con mayor extensión en todos los niveles.

Es por ello que tan solo lo disfrutarán en su plenitud esa clase de jugadores que se consideren auténticos maestros con los plataformas. Esa clase de gente a la que no le tiembla el pulso y que calcula con precisión de cirujano.

En definitiva, Celeste: Farewell es una expansión exclusiva únicamente para expertos. Si te pasaste las caras B y C sin morir y sin utilizar ningún tipo de trucos desde el apartado de asistencias, aquí tendrás el reto que tanto tiempo habías estado esperando. La guinda a un juego casi, casi perfecto.

Nota: el que quiera escuchar su banda sonora, la tiene en Bandcamp.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir