Compartir
Publicidad
Era escéptico con el resultado final de Bloodstained: Ritual of the Night, pero IGA nos ha brindado un metroidvania de lo más completo y adictivo
Análisis

Era escéptico con el resultado final de Bloodstained: Ritual of the Night, pero IGA nos ha brindado un metroidvania de lo más completo y adictivo

Publicidad
Publicidad

Lo de Bloodstained: Ritual of the Night ha sido un parto difícil. Muchos temíamos lo peor tras lo sucedido con aquella otra campaña mediática de Mighty no. 9 en KickStarter, igualmente con recaudación millonaria, pero por suerte el maestro Koji Igarashi ha demostrado más compromiso que Keiji Inafune con sus fans.

Todavía me falta mucho por jugar de este metroidvania hasta lograr el 100%, pero sin duda las sensaciones son mucho más positivas que las dos pruebas que jugué estos últimos años como backer del proyecto. Lo que no tengo tan claro es si logrará convertirse en el Castlevania: Symphony of the Night de nueva generación con el que he soñado durante décadas.

IGA ha puesto mucha dedicación en su igavania

Bloodstained

Son muchos detalles en los que ha mejorado esta versión final respecto a lo mostrado antaño y, de hecho, el propio estudio de IGA mostró hace unos meses la última evolución gráfica. Lejos, en cualquier caso, de lo prometido en los bocetos iniciales, pero dejando un mejor poso en el jugadores con algunas localizaciones de bella factura, al igual que de cara a las animaciones, donde no faltan las decapitaciones.

Pero si hay algo que destacaría de Bloodstained: Ritual of the Night, a bote pronto, es ese afán por el detalle. El mimo con el que el estudio ArtPlay ha tenido en cuenta aspectos esenciales, pero a menudo olvidados, como la localización del mapa y la posibilidad de personalizarlo haciéndolo más transparente, poder agrandarlo o colocar puntos de interés sobre él.

Es un metroidvania donde hay información por todas partes, con menús increíblemente detallados para conocer a fondo los 127 demonios que pueblan su universo, toda la historia que hay detrás, un montón de estadísticas para los curiosos y hasta el hecho de que se reflejen los cambios de ropa y armamento para la protagonista, incluso de cara a las modificaciones del color de su vestimenta y el tipo de peinado que lleva.

Es, al igual que su precursor espiritual, el citado Castlevania: Symphony of the Night, la obra más reconocible de IGA, un juego exigente de cara a los combates. Más que en el clásico de Konami, de hecho. Y se agradece, porque logra de ese modo que exprimamos los recursos de Miriam, la protagonista de esta historia, hasta ver con todo lujo de detalles qué arma nos conviene, qué fragmentos resultan más útiles y, sobre todo, que no vayamos a lo loco.

Bloodstained ha cogido lo mejor de dos mundos

Bloodstained

En realidad, este Bloodstained toma elementos prestados tanto de SOTN como del también clásico Castlevania: Aria of Sorrow de Game Boy Advance, en este caso de cara a los fragmentos (almas) que podemos obtener de los enemigos, lo que multiplica exponencialmente su vita útil hasta el 100%.

Si bien me choca que haya tirones puntuales cada vez que logramos uno de esos fragmentos, o que haya alguna que otra carga entre ciertas pantallas (no en las que son propiamente de carga, al pasar a otra región, un recurso utilizado por el propio SOTN), la experiencia resulta mucho más satisfactoria que en anteriores pruebas y se siente igualmente como un nuevo Sorrow.

Su lanzamiento se ha visto empañado, eso sí, por los problemas posteriores al parche 1.02 para los que no lo aplicasen a tiempo, hasta el punto de tener que reiniciar la partida. Y eso que el juego aplazó su salida varias veces...

En mi caso he tenido suerte por culpa del maldito retraso de mi copia como backer (en paradero desconocido, por ahora), unido a problemas de stock en múltiples tiendas de España. Porque había una expectación tremenda ante este título debido al renombre del maestro Koji para cualquier fan de los Castlevania más actuales. Y con toda la presión, ha salido bien parado.

Bloodstained: Ritual of the Night es producto de cinco años de desarrollo donde IGA y su equipo han tenido libertad total para hacer lo que querían... con el apoyo del público, cómo no, hasta el punto de escuchar sus peticiones y brindarnos varias sorpresas: primero fue ese spin-off en 2018 donde se homenajeó al mítico Castlevania III: Dracula's Curse y ahora son todos esos DLC gratis que están de camino, con la aparición estelar de Shovel Knight.

Lo mejor que puedo decir para rematar, mientras sigo dándole caña para lograr el ansiado 100%, es que la espera ha merecido la pena. Vaya que sí.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio