Gran Turismo 7 ambiciona ser la próxima gran revolución del automovilismo en los videojuegos, y la tecnología de PS5 será clave para lograrlo
Análisis

Gran Turismo 7 ambiciona ser la próxima gran revolución del automovilismo en los videojuegos, y la tecnología de PS5 será clave para lograrlo

La enorme pasión por el automovilismo de Kazunori Yamauchi es terriblemente contagiosa. En 1997 el equipo de Polyphony Digital sentó nueva cátedra a la hora de experimentar la conducción en consolas con Gran Turismo. ¿Sus herramientas? Los 32 bits de la primera PlayStation fueron llevados al límite, desde luego, pero fue el culto al detalle lo que marcó la diferencia. 25 años después, Yamauchi tiene claro cómo será el próximo gran salto de calidad en los simuladores de conducción, le dará forma en Gran Turismo 7 y la tecnología de PS5 será la pieza clave para lograr esa visión.

Adelantándose al primer State of Play de 2022, Polyphony Digital y PlayStation Studios tuvieron la cortesía de invitarnos a conocer en primicia, y de la mano del propio Yamauchi, todas las novedades de Gran Turismo 7, lo cual incluye el regreso de sus modos estrella y esas experiencias de juego que tanto echamos de menos en Gran Turismo Sport. Porque GT7 es el regreso por la puerta grande de la saga. Una séptima entrega que desborda la misma ambición del Gran Turismo original. Y eso son palabras mayores.

No te lo vamos a negar, en VidaExtra nos pirra todo lo que tenga que ver con la conducción. Ya bien sea simulación, de corte más arcade o la que nos invita a atravesar cautivadores mundos abiertos. Y, en ese aspecto, ya te adelantamos que Gran Turismo no regresa para competir con el resto de alternativas de automovilismo, sino para aportar nuevas sensaciones y estar a la altura las enormes expectativas que, 25 años después, continúan generando sus siglas.

Dicho lo cual, partimos de una base común: los acabados fotorrealistas logrados por los videojuegos de conducción ya no nos dejan en estado de shock. No como las cuatro primeras entregas de Gran Turismo. Como comentó nuestro compañero Rubén, los saltos gráficos ya no parecen tan espectaculares entre una generación y otra más allá de la resolución o el rendimiento. Un desafío del que Yamauchi no solo es plenamente consciente sino que tiene muy en cuenta en esta entrega, encontrando en el DualSense de PS5 nuevas maneras de transmitir la pasión genuina por la conducción más allá de la pantalla.

De hecho, la idea central sobre la que gira Gran Turismo 7 no se limita a su manera de abordar la simulación: el objetivo final de Yamahuchi, según nos contó, es ensalzar los últimos 150 años de la cultura y la competición automovilística. Y, en el proceso, ofrecer en PS5 y PS4 una experiencia de motor capaz de cautivar a los amantes de la saga de siempre, a los más exigentes apasionados por los simuladores y dar la bienvenida a quienes han comenzado a descubrir el mundo del automovilismo. Eso son muchos frentes abiertos a la vez, desde luego.

Las tres claves de Gran Turismo 7: El DualSense, el Trazado de Rayos y el Sonido Espacial

Cuando Kazunori Yamauchi dio forma al Gran Turismo original y su todavía más celebrada secuela supo exprimir al máximo el hardware la primera PlayStation. Gran Turismo 7 recoge el espíritu de aquellas entregas y eso implica -de primeras- poner sobre la mesa todo lo que esta nueva entrega puede aprovechar de la consola de nueva generación de Sony, que no es precisamente poco. ¿Un Gran Turismo a medida de PS5? Más o menos.

Siendo más concisos, los automóviles y las pistas de Gran Turismo 7 lucirán de escándalo gracias a la tecnología de trazado de rayos, y lo cierto es que Polyphony la ha aprovechado como pocos estudios hasta ahora. Los reflejos que se proyectan en la chapa, cada uno de los detalles del salpicadero y los acabados más sutiles son sencillamente alucinantes; y el resultado en pantalla se traduce en  nuevas capas de realismo a las que cuesta acostumbrarse a simple vista. Tanto a la hora de perdernos en los detalles de nuestro coche como en competición y, lógicamente, en las repeticiones.

Dicho lo cual, y teniendo en cuenta el enorme salto de calidad que supone visualmente el empleo del trazado de rayos, el jugador deberá sopesar otra ventaja tan interesante o más que esta tecnología: tal y como nos contó Yamauchi, al tener activado el modo Ray Tracing se limitan los fps (fotogramas por segundo), con lo que Gran Turismo 7 le da al jugador, además, la opción de jugar en modo Rendimiento garantizando una experiencia a 60 fps durante las partidas. ¿Cuál es mejor? Bueno, ahí ya cada jugador deberá sopesar sus gustos.

Gran Turismo 7 Screenshot 07 Disclaimer En 01oct20

De hecho, no será el único detalle que dividirá la opinión de los jugadores. Si bien, este tipo de simuladores siempre se han prestado a jugarse con volante con Force Feedback, Gran Turismo 7 se ha construido con el propósito de sacarle todo el partido al DualSense y sus posibilidades.

  • De partida, los gatillos adaptativos reaccionan a elementos como la resistencia a la frenada de cada coche de manera única y, además, tienen en cuenta tanto el sistema antibloqueo de frenos como los patinazos de las ruedas.
  • Pero ahí no acaba la cosa: a través del sistema de retroalimentación háptica el jugador es capaz de sentir los surcos de los bordillos o los baches más sutiles del asfalto. Generando una inmersión sin precedentes en mandos en un juego de conducción para consolas.

El tercer gran eje que sostiene el grueso de novedades, la mayoría dedicadas a exprimir las posibilidades únicas de PS5, pasa por la tecnología de audio 3D Tempest con auriculares compatibles. Tal y cómo nos mostró Yamahuchi, el jugador no solo tomará consciencia al jugar con cascos o con unos altavoces de lo que ocurre en la cabina de su automóvil, sino que sentirá la posición de los demás coches y pilotos de la carretera con una precisión y nitidez, así como la posición de helicópteros sobrevolando e incluso la lluvia sobre el techo del coche y las ventanas. Es más, el sonido de las llantas se ajustará a la posición del conductor.

Mission 01

En relación a la climatología, la ambición de Gran Turismo 7 por ofrecer realismo no se queda en lo técnico, lo visual o lo sonoro, sino que implican también la simulación de tiempo y clima. Los cielos de Japón cambiarán como lo hacen en Japón, y los de California cambiarán del mismo modo en que ocurren en California. La Luna saldrá y se pondrá del mismo modo que en cada localización y el color del cielo y la iluminación dependerá de la climatología. Según nos dijo Yamahuchi, la simulación del juego no solo se limita a mostrar las estrellas, sino también la visibilidad de los planetas.

Y eso, sumado, se acaba reflejando en el juego. Afectará a la iluminación y o la temperatura del color de la partida; pero también al ambiente de cada carrera o la superficie sobre la que conducimos. Cuando llueve se generan charcos en la pista que varían de forma y profundidad según se evoluciona la lluvia durante la partida, apareciendo en puntos muy localizados y de manera natural. Lógicamente, esto tiene un impacto al pasar sobre ellos a determinadas velocidades. Y ahí no acaba la cosa: la pista se seca a diferente ritmo según la meteorología de cada carrera.

Fguo3fbxoaedhfy

Dicho lo cual, los jugadores no estarán totalmente indefensos, ya que en la interfaz tendrán un radar metereológico  que podrán gestionar a conveniencia. Una locura.

No menos interesante es la manera en la que Gran Turismo 7 hace uso de la tecnología del SSD de ultra alta velocidad en la que la transición hasta sumergirnos en la carrera se reduce a escasos segundos. Pero ahí no acaba la cosa: en Gran Turismo regresa la personalización de automóviles y la posibilidad de mejorarlos ajustando todos sus valores al detalle.

Lo que hace diferente a Gran Turismo 7 frente a las entregas anteriores es que mientras hacemos los ajustes de nuestro automóvil, según Yamahuchi, es que, a diferencia de mostrarnos los resultados de los cambios a través de una ecuación, se está produciendo una simulación de los propios ajustes que hacemos funcionando en tiempo real que determina de manera detallada el rendimiento del coche en específico. Una locura.

El regreso de modos clásicos y dos nuevas sorpresas

Worldmap

Gran Turismo Sport dividió opiniones de manera muy merecida. Su manera de centrarse principalmente en migrar la experiencia hacia los eSports implicaba dejar de lado una parte muy esencial de la esencia de Gran Turismo y sus numerosas actividades offline. Yamauchi toma nota y, de cara a esta nueva entrega numerada, se ha propuesto recuperar todo lo mejor de las entregas numeradas, sumar la experiencia competitiva de GT Sport y, ya puestos, introducir dos nuevos modos de juego.

De partida, la interfaz de Gran turismo 7 recupera el esquema de mapa del mundo desde el que podremos abordar todas las posibilidades que nos puede ofrecer el juego a golpe de vista. Un enorme despliegue de opciones que invita desde perdernos por los concesionarios, los cuales se actualizan de manera periódica, a poner a punto nuestros coches, pasando por la ambiciosa experiencia online competitiva de Gran Turismo Sport a través de un modo dedicado. Y sí, el multijugador de sofá a pantalla partida estará presente en GT7.

Usedcars 02

En lo relativo a la oferta de vehículos, la cosa arrancará fuerte. Gran Turismo 7 ofrece tres concesionarios con más de 420 coches desde el día de lanzamiento:

  • Brand Central, una especie de gran centro comercial con modelos a partir de 2001
  • Un concesionario de coches usados a precios más asumibles, incluyendo modelos muy populares
  • Y un concesionario dedicado a coches legendarios en el que cada automóvil tiene una gran historia detrás.

Habrá montones de excusas y pretextos para conducir o probar nuevos coches. De hecho, Yamauchi considera la posibilidad de que nos sintamos abrumados a la hora de empezar a jugar. Y es ahí dónde entra en juego la Cafetería, un espacio jovial e informal que irradia la pasión por el automovilismo y que además, sirve como eje de lo que podemos considerar la campaña del juego. Es tanto una guía para explorar el mundo de Gran Turismo como un lugar de recreo para aprender sobre la cultura del automovilismo.

Es más, Yamahuchi nos adelanta que en la Cafetería nos encontraremos diseñadores y fabricantes que, entre cafés y desafíos, nos hablarán sobre la historia de sus propias creaciones.

Cafe 01

Además, dentro de la cafetería encontraremos unas Cartas (Menu Books) con Quests. Hay más de 30 Quests en la Cafetería de Gran Turismo 7 y, tal y como nos contó Yamahuchi, se puede decir que al completar cada uno de estos Quests se completa lo que viene a ser la Campaña del juego. Con todo, también asegura que esto es solo el preludio de lo que viene a ser la gran experiencia Gran Turismo 7. La punta del verdadero iceberg, tal y como está estructurado el juego.

Además del regreso de modos clásicos y la férrea propuesta competitiva del modo Gran Turismo Sport, Gran Turismo 7 introducirá un nuevos modo que fomentará la pasión por el automovilismo desde nuevas perspectivas: el Music Rally.

Musicrally 01
  • El Music Rally es un modo diferente que coquetea con fundamentos arcade en el que se nos propone disfrutar de la música. La idea en sí no es tanto conducir rápido, sino relajarse y dejarse llevar por el tema que elijamos en un bonito escenario y del mismo modo en el que se haría de manera relajada en un coche real.
Musicrally 02
  • El matiz arcade del Music Rally viene con el Music Replay Beat, que funciona a través de Beats o pulsos de ritmo. La cantidad de beats se irá reduciendo mientras el jugador conduce, y una vez el contador de beats llega a cero, la música se parará y será Game Over. Eso sí, los beats no equivalen a segundos, sino al ritmo de la canción que hayamos elegido. Con todo, podremos ganar beats adicionales pasando por marcadores, algo así como Checkpoints.

El conjunto de modos disponibles se complementa y amplía con el Showcase, que viene a ser un espacio más social desde el que compartir y visualizar repeticiones de Time Trials, Carreras y Desafíos de drifting. Un lugar en el que también alejarnos de vez en cuando de los pedales y volantes sin dejar de rendirle culto al automovilismo a base de fotografiar y editar las imágenes que tomemos durante las Carreras y los fascinantes Scapes, lugares de ensueño en los que podremos colocar nuestros coches a placer, los cuales hacen su regreso triunfal para la ocasión y se sirven de la resolución y hardware de PS5 para ofrecer resultados alucinantes.

Fjtdnlkwyaaeoic

Llegados a este punto toca hablar de la personalización que permite el juego, la cual está de vuelta y apunta maneras. Además de contar con diferentes opciones de personalización y piezas y un editor de vinilos mejorado, podremos darle a nuestros coches estilos propios y más complejos que en otras entregas. Ahora bien, la opción de lavar nuestros coches y cambiarles el aceite no podría faltar en Gran Turismo 7.

Gran Turismo 7, la carta de amor al automovilismo de Kazunori Yamauchi

Gran Turismo Ps5

La saga Gran Turismo siempre ha tenido su propio público. No es que la conducción sea un género de nicho en los videojuegos, pero la visión de Kazunori Yamauchi y su culto al detalle siempre la han diferenciado de todo lo demás. Ocurrió en 1997, con el Gran Turismo original, en un momento en el que el juego en 3D comenzaba a aflorar en propiedad en consolas. 25 años después la séptima entrega de la saga de Polyphony se ha propuesto dejar su propia huella, y la clave para lograrlo es diferente, pero la base es la misma: transmitir de manera genuina la auténtica pasión por el automovilismo.

Con el paso de los años, nuevas propuestas de simulación han seguido la estela de Polyphony Digital y, no nos vamos a engañar, Gran Turismo ha tenido alumnos aventajados. Pero, como decimos, esta nueva entrega de la saga de PlayStation Studios no busca competir en contenidos, sino elevar el listón de lo que puede ofrecerse en una consola. Y la tecnología de PS5, la del DualSense y el audio 3D Tempest, son la clave para lograrlo. Son lo que marcará la diferencia. Elementos que, bien aprovechados, posicionarán  Gran Turismo 7 como el cénit de la saga.

Dicho lo cual Gran Tursmo 7 quiere ser más que el retorno de la visión original de Kazunori Yamauchi: ansía ser una revalidación de su filosofía a base de ofrecer una simulación de vanguardia. Una experiencia en la que el culto al detalle es omnipresente, desde luego, pero que no solo se aplique a lo visual y lo que refiere a las físicas, sino también a nuestra manera de percibir e interactuar con lo que se manifiesta en pantalla.

Desde las sensaciones táctiles del DualSense a la percepción de la impresionante ambientación a través del sonido espacial; pasando por el alucinante acabado de los vehículos y la manera de compartir y rendir culto a la cultura del motor a través de las competiciones de GT Sports y las fotos que saquemos con los coches adquiridos. Palabras mayores en todos los aspectos, desde luego. 

Y es que PlayStation Studios ha encontrado en Gran Turismo 7 un verdadero embajador del potencial de PS5 y un poderoso (y muy conveniente) evangelizador del DualSense y su tecnología, aunque posiblemente el grueso de los fans de la saga sigamos apostando por los volantes. Si es que no nos estamos planteando ya renovar marca y modelo, porque -siendo justos- la ocasión bien lo merece.

Gran Turismo 7 se posiciona como la próxima gran cita para los apasionados por los simuladores de conducción. ¿El nuevo referente indiscutible del automovilismo en PlayStation? Dentro de muy poco saldremos de dudas: todas las ediciones del juego estarán disponibles a partir del 4 de marzo en PS5 y PS4, incluyendo la dedicada a conmemorar los 25 años de Gran Turismo.

  • Plataformas: PS5 y PS4
  • Multijugador: Sí, a pantalla partida y online
  • Desarrollador: Polyphony Digital
  • Compañía: PlayStation Studios
  • Lanzamiento: 4 de marzo de 2022
Temas
Inicio