Compartir
Publicidad
Jugamos a No Man's Sky y te traemos las dos primeras horas de juego
Análisis

Jugamos a No Man's Sky y te traemos las dos primeras horas de juego

Publicidad
Publicidad

‘No Man’s Sky’ es un juego difícil de explicar. O muy sencillo, según se mire. Se podría decir que es un título de exploración ambientado en el espacio y nos podríamos quedar tan anchos. Lo interesante es que está repleto de detalles y matices, por no hablar de la tecnología que hay detrás, que lo hacen bastante especial.

Todavía es pronto para hacer un análisis en profundidad, ya llegaremos a eso, pero tras haberlo jugado durante unas cuantas horas, las sensaciones que me ha transmitido el juego de Hello Games han sido muy buenas.

Pero antes de seguir, aquí tienes un vídeo con las dos primeras horas de juego extraído del streaming que llevamos a cabo ayer:

Si se descubriera un planeta por segundo tardaríamos 585.000 millones de años en verlos todos

Un mundo abierto que abarca todo el universo

Cuando hablamos de juegos tipo sandbox nos acordamos de los ‘Grand Theft Auto’ o los ‘Assassin’s Creed’ de turno. Y donde esos ofrecen grandes ciudades por las que deambular a nuestro ritmo, ‘No Man’s Sky’ pone a nuestros pies el universo entero. Ningún otro juego de mundo abierto ofrece tanto por explorar. Y probablemente tardaremos en ver algo que se le acerque.

La hemos repetido hasta la saciedad, pero la cifra de planetas distintos que ‘No Man’s Sky’ es capaz de generar por procedimientos sigue dando miedo: más de 18 trillones. Si se descubriera un planeta por segundo tardaríamos 585.000 millones de años en verlos todos. No hay juego que supere eso en escala. Ninguno.

Las cifras son abrumadoras (aunque per sé no hacen que el juego sea mejor o peor, evidentemente), pero una vez dentro del juego uno se olvida de ello y se centra en lo que tiene delante, que no es poco: explorar y descubrir planetas y especies de todo tipo.

No Man

Hay lugar para los tiroteos si uno quiere, como también lo hay para los combates espaciales, pero la acción no es el centro de esta experiencia. ‘No Man’s Sky’ quiere que te tomes tu tiempo para explorar, descubrir y maravillarte. Quiere contarte una historia fascinante de proporciones gargantuescas. Y no tiene prisa por hacerlo. O te amoldas a su ritmo pausado o es probable que te aburras.

Es decir: ‘No Man’s Sky’ no es para todos.

Claro, se podría decir que ningún juego lo es, pero no está de más recalcar que el tipo de experiencia que ofrece la obra de Hello Games se aleja por completo de las modas actuales para ofrecerle al jugador algo distinto. Algo nuevo, ambicioso y nunca antes visto.

No Man’s Sky: un juego para disfrutar sin prisas

Sus primeros compases pueden dar la sensación de aburrimiento: el juego te obliga a patearte el primer planeta descubierto para recoger los materiales que te permitan arreglar tu maltrecha nave. No hay alternativa: o te alejas de ella, exploras y recoges recursos o no sigues adelante. Y dado su ritmo más bien contemplativo es lógico que más de uno salga espantado.

Eso sí, para los amantes de la ciencia ficción y este tipo de juegos de desarrollo lento en los que es importante recolectar materiales, comerciar con ellos, explorar mucho, gestionar bien los recursos y actuar sin prisas de ningún tipo, ‘No Man’s Sky’ se presenta como un juego a tener muy en cuenta.

Lo comentaba al principio: ya habrá tiempo para analizarlo en profundidad. Unas pocas horas de juego bastan para saber que hay que avanzar mucho más para empezar a ser consciente de hasta dónde es capaz de llegar ‘No Man’s Sky’. Por ahora las sensaciones son buenas y parece ser que tenemos juego para horas y más horas.

En VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos