Publicidad

Retroanálisis de Mafia, un clásico de 2002 que sigue siendo referente para las historias de gángsters en plena ley seca americana
Análisis

Retroanálisis de Mafia, un clásico de 2002 que sigue siendo referente para las historias de gángsters en plena ley seca americana

2001 fue un año inolvidable para el mundo de los sandbox gracias al lanzamiento de Grand Theft Auto III. Sin embargo, también fue un arma de doble filo, porque esa libertad de exploración hacía que se resintiese la historia. Es por ello que Mafia apostaría por explotar eso último al año siguiente como su mejor arma.

Y le salió bien la jugada al estudio Illusion Softworks, puesto que fue uno de los apartados que más gustaron en esta aventura de mafiosos, hasta el punto de ser considerado uno de los mejores juegos para PC en 2002. Y como restan pocos días para que salga a la venta su remake, nos apetece rememorar este clásico.

Lost Heaven, un paraíso encantador y peligroso

Mafia

Mafia presumió en su momento de ser uno de los juegos del estilo con uno de los mapas de mayor tamaño, una ficticia ciudad llamada Lost Heaven inspirada en otras de Estados Unidos, como Chicago, Los Ángeles o Nueva York, en los últimos años de la ley seca con el apoyo del presidente Hoover tras la Gran Depresión.

Ahí se nos presentaba a un taxista al que le cambiaría por completo la vida, al verse de la noche a la mañana en la familia Salieri, una de las mafias que dominaban la zona. La historia arrancaba, de hecho, con el propio Tommy buscando una salida con un detective tras ver cómo se había complicado todo esos años en la mafia. Sin duda, un gran punto de partida para una aventura en la que vivíamos en primera persona todo ese proceso con el que tuvo que lidiar (y por momentos disfrutar) el citado taxista tras formar parte de "la familia".

Illusion Softworks enfatizó esa historia distanciándose del arquetipo de sandbox, puesto que su campaña estaba formada por misiones encadenadas donde no había lugar a la exploración como tal. Además, lo hacía siguiendo un proceso muy cuidado, como reforzar el paso de taxista a mafioso tras ver cómo era el trabajo de Tommy antes y qué tuvo que sufrir poco después por ayudar, a punta de pistola, a dos miembros del clan Salieri. La banda rival fue a por él y no le quedó más remedio que alistarse si quería sobrevivir en esa jungla repleta de gángsters.

Respecto al próximo Mafia: Definitive Edition, hay cambios significativos en cuanto al progreso de la historia. Por ejemplo, la primera vez que Tommy se acerca al bar de Salieri, piensa que uno de sus miembros le va a disparar al ver cómo se lleva la mano al pecho: en realidad, era para darle una recompensa en forma de dinero. O cómo se hace hincapié en su labor de taxista recogiendo a bastantes más clientes que en el remake. Incluso en las cinemáticas (generadas con el motor del juego), este clásico de 2002 se recrea más en la historia sin preocupar nada al jugador.

Mafia, el punto de partida de toda una leyenda

Mafia

Mafia era un juego al que no le importaba ir a por todas con las escenas con vehículos. De hecho, el inicio de su historia tarda lo suyo en dejarnos ir a pie, cuando estamos a punto de entrar en la familia de Salieri. Además, fue muy famosa su misión pilotando un bólido de carreras, en parte por su extrema dificultad. Y parte de la culpa la tenía un control un tanto rígido que, lógicamente, ha envejecido muy mal a la hora de rejugarlo. Incluso también las partes a pie.

El movimiento era tosco y lento, con una cámara demasiado limitada que no ayudaba a que la conducción fuese más placentera. Además, el juego sufría un popping bestial con edificios que se generaban de golpe a pocos metros de distancia, como al estar en medio de un puente. Y ciertamente hoy en día sus pobres texturas distan mucho de la calidad con la que deslumbraron antaño.

Pero no deja de ser un juego de 2002 que, por lo demás, destaca especialmente por el atractivo de su historia y de la banda sonora que acompaña con acierto para sumergirnos en una época difícil que se vivió hace casi un siglo en Estados Unidos. Y eso que, curiosamente, Illusion Softworks dejó retazos de su sentido del humor, para quitarle un poco de hierro al asunto, como ese tutorial inolvidable gracias a un narrador de lo más cachondo. Esos contrastes son bienvenidos. Sin olvidar lo que sucedía al pasar la historia, con cierta misión secreta con un alien...

Puede presumir, a su vez, de ofrecer una vista de su mapa mejor que la del remake, al poder activarla en modo transparente gracias a la tecla del tabulador. Ahora bien, el uso de su radar deja que desear, al igual que el movimiento del propio Tommy con los saltos. Y eso que contaba con la posibilidad de realizar pasos laterales fluidos, como el típico strafe de los shooters. Además, era un juego más difícil, con diferencia, que lo que se suele ver hoy en día en esta clase de género y con una policía más estricta si incumplíamos las normas de circulación.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

No, por ese apartado gráfico tan vetusto y con taras a nivel del control. Y pese al inevitable desgaste por el paso del tiempo, Mafia sí puede presumir de su historia y ambientación, siendo uno de los referentes absolutos de todo videojuego que trate temas sobre las mafias de aquella época. Todo un clásico de 2002 en PC.

Mafia

Mafia

Plataformas PC (versión analizada), PS2 y Xbox
Multijugador No
Desarrollador Illusion Softworks
Compañía Gathering of Developers
Lanzamiento 2002 (PC) | 2004 (PS2 y Xbox)
Precio 9,99 euros

Lo mejor

  • Su historia enganchaba como pocas
  • Ver cómo evolucionaba Tommy
  • Buena mezcla entre acción y carreras
  • Gran BSO con ambientación de la época

Lo peor

  • A nivel gráfico ha envejecido fatal
  • Control muy mejorable a día de hoy

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios