Análisis de Monster Hunter Rise: Sunbreak: una expansión salvaje, pero también uno de los mejores RPGs de acción de nuestro tiempo
Análisis

Análisis de Monster Hunter Rise: Sunbreak: una expansión salvaje, pero también uno de los mejores RPGs de acción de nuestro tiempo

Desafiante, glorioso y brutal en proporciones desmedidas. Monster Hunter Rise: Sunbreak es el culmen de la saga de culto, pero lo mejor es que tras ir mucho más allá del apoteósico clímax de la historia, y con más de 170 horas jugadas a este nuevo capítulo, no se me quitan las ganas de adentrarme en el Bastión o la Jungla y pelear hasta más allá de mis límites contra bestias de gran tonelaje. Más bien, todo lo contrario: mis ganas de volver a partir de cacería son cada vez mayores.

Cada partida es más épica que la anterior, y no solo por la mejora de mi cazador en cuanto arsenal y técnicas, sino porque aquellos camaradas y desconocidos con los que comparto misiones y presas son cada vez más poderosos y alucinantes. Es lo que ocurre cuando permites que jugadores curtidos dupliquen las habilidades de caza, les das muchísima más movilidad y ofreces una capacidad ofensiva jamás vista en Monster Hunter.

El resultado: cada nueva misión de Monster Hunter Rise: Sunbreak es un espectáculo salvaje, pero al concluirla se siente como un simple preludio de la que será la penúltima partida. Porque siempre acaba siendo la penúltima.

Monster Hunter Rise: Sunbreak supone un nuevo capítulo en toda regla para la merecidamente exitosa saga Capcom. Si se hubiesen limitado a añadir una nueva trama y más contenidos repartido a discreción a un Monster Hunter Rise que ya era intachable lo hubiésemos celebrado, eso está claro, pero el gran triunfo de esta expansión reside en cómo se perfecciona la fórmula iniciada en Monster Hunter World y que posteriormente evolucionó de manera alucinante en Nintendo Switch.

Consolidando su grandeza y, en el proceso, imponiéndose como uno de los mejores RPGs de acción de nuestro tiempo. Lo cual son palabras mayores.

Y es que Monster Hunter Rise: Sunbreak establece desde el principio su condición de café para los muy cafeteros añadiendo nuevos retos y mayores posibilidades a cada partida. Logrando que los combates sean mucho más intensos que en ninguna otra entrega a base de m´ás ritmo, nueva emoción y bestias específicamente diseñadas para intimidar a los más curtidos. Más concretamente, a aquellos que se han ganado el derecho a participar en las misiones de Rango Maestro.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Porque a diferencia de otras expansiones o grandes contenidos adicionales, la razón de ser de Monster Hunter Rise: Sunbreak no es extender de cualquier manera lo visto en Monster Hunter Rise, el cual funciona a modo de juego base, sino elevar el listón de éste. Añadiendo nuevos matices, más recursos, nuevos descubrimientos y sacándole más partido todavía a las habilidades acrobáticas que aprendimos en la Aldea de Kamura, pero siendo firme e inamovible en lo que se refiere a las raíces de la saga. A su sistema de progresión y a la experiencia de cacería épica que ha conquistado a millones de fans.

El estilo de ARPG clásico de Monster Hunter Generations ha evolucionado drásticamente tomando nota de aquello que le impedía a Capcom llevar su fórmula al gran público. Las persecuciones en Monster Hunter Rise: Sunbreak son mucho más intensas gracias a las mejoras de movilidad, los recursos a la hora de esquivar o atacar se han duplicado y ganado drásticamente en espectacularidad, y si el sistema de cordoamarres ya era una gozada, la introducción de nuevos elementos lo convierte en una genialidad.

Sunbreak

Y entre novedades y nuevas bestias que tumbar, una nueva base que asienta la identidad de este nuevo capítulo y su trama: si en Monster Hunter Rise: Sunbreak conocimos una sensacional réplica al Japón feudal reimaginado para la ocasión, ahora Capcom nos lleva rumbo a una europa inspirada en el Siglo de los Descubrimientos con elementos industriales repartidos por aquí y por allá.

Lo cual, por cierto, tiene mucho que ver con una de las temáticas de este capítulo: las criaturas a las que nos enfrentaremos se basan en los monstruos de la tradición europea, incluyendo hombres lobo, vampiros y hasta un brutal cruce entre King Kong y el monstruo de Frankenstein. Siendo, en su conjunto, estupendas excusas para alejarnos de la exótica aldea de Kamura y embarcarnos hacia el desafío definitivo. Precisamente, aquello que más deseaban encontrar en la expansión los propios fans de Monster Hunter. Pero todavía mejor.

Elgado se enfrenta a su mayor amenaza, y Kamura responderá con su campeón

Elgado

Las proezas del héroe de Kamura se escuchan en todo el mundo. Con la ayuda de toda la aldea y una destreza insólita para el combate, un único cazador logró contener oleadas de poderosos monstruos desbocados. Kamura resistió y logró sobrevivir al Frenesí, pero donde una historia acaba, otra comienza.

La merecida tranquilidad de los habitantes de Kamura es también la última esperanza del puesto de comandancia de Elgado, una avanzadilla clave del Reino. El almirante Galleus y Fiorayne, la intrépida líder del equipo de investigación de la avanzadilla, confían en que en Kamura esté la clave para vencer una plaga que amenaza con extenderse al Reino entero.

Tras conocer los hechos del Frenesí, los caballeros de la Orden Real han solicitado ayuda a aquellos capaces de frenar y abatir al poderoso Magnamalo para poder contener al Malezno, una amenaza todavía mayor, capaz de extraer la esencia vital de los monstruos y las criaturas vivas. Un siniestro dragón anciano con una capacidad destructiva abrumadora y atributos vampíricos.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Las investigaciones de la Orden Real hacen que se tema por lo peor: el resurgir del Malezno parece coincidir con el inicio de una nueva plaga sangrienta, un mal que décadas atrás desoló una de las grandes fortalezas del Reino hasta convertirlas en un bastión ruinoso e intimidante.

Las malas noticias no suelen venir solas, y el Malezno tampoco: el poderoso Garangolm y el letal Lunagaron han comenzado a merodear el Bastión, y eso no es buena señal. Cada uno de los monstruos conocidos como los tres Señores es una colosal amenaza en sí misma. Juntos superan por completo la capacidad de respuesta de Elgado.

Ante esta situación, la aldea de Kamura tomará parte y su respuesta consiste en enviar a solo una persona. Más concretamente, a su campeón.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Así, y tras el merecido banquete celebrado en su honor, el héroe que salvó Kamura se embarca rumbo a Elgado para hacer frente a una amenaza todavía mayor, sin ser plenamente consciente de la escala que acabarán teniendo los acontecimientos. A fin de cuentas, la vida del cazador nunca es aburrida, incluso cuando toca ir a hacer recados, recoger setas y hacer alguna que otra foto por petición expresa.

Si bien, Kamura ofrece un entorno exótico, cercano y especialmente acogedor, el ambiente en la avanzadilla de Elgado es muy diferente pero igual o más interesante para los cazadores. Funciona como puerto mercante y a la vez sirve como puesto de investigación, de modo que siempre hay una enorme abundancia de presas, misiones y materiales.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Y pese a que el trato entre los cazadores del gremio y los oficiales de la Orden Real no es tan cercano como el de los habitantes de la aldea de Kamura, todos están igual de dispuestos e implicados con la causa. Lo cual no quita que podamos hacer tratos, favores y algún que otro encargo que nos garantizará una nueva armadura, un modelo de arma con atributos únicos o valiosos materiales especialmente difíciles de encontrar.

Hasta la propia princesa Chichae toma parte, siendo la encargada de misiones de la avanzadilla Elgado. Contrarrestando su falta de experiencia con una implicación absoluta ante los constantes avances de la plaga sangrienta. Manteniéndonos siempre ocupados con algo que hacer y una causa por la que luchar. Sobre todo, cuando será ella quien nos encomendará las misiones de Rango Maestro.

Monster Hunter Rise: Sunbreak y la muy esperada llegada del Rango Maestro

Sunbreak

Una base completamente nueva rebosante de misiones, dos enormes áreas de caza que se suman a las cinco anteriores, un generoso surtido de nuevos monstruos de todos los tamaños y, por supuesto, la posibilidad de forjar nuevos equipamiento y armaduras con las que hacer frente a todo lo anterior. Hay muchísimo contenido nuevo o una cantidad inagotable de horas de juego en Monster Hunter Rise: Sunbreak, pero éste se despliega poco a poco, a un ritmo muy bien medido y siempre al servicio del engranaje principal del nuevo capítulo: el Rango Maestro.

Partamos de lo esencial: Monster Hunter Rise: Sunbreak continúa y expande en diferentes direcciones la experiencia de Monter Hunter Rise, pero a diferencia de éste no se ha planteado para dar la bienvenida a todos los jugadores, nuevos y de paso, sino para aportar más epicidad y mayores retos ya los jugadores más curtidos. Y la manera en la que lo consigue es un acierto absoluto.

De hecho, para adentrarnos en el nuevo capítulo no bastará con llegar a los títulos de crédito de Monster Hunter Rise, sino ir todavía más allá y superar la misión Diosa del trueno  (7★) lo cual implicará que estamos debidamente preparados para asumir los desafíos de Rango de Cazador más peligrosos y desafiantes. A partir de ahí, Monster Hunter Rise: Sunbreak no solo construye una historia nueva, sino que añade un nuevo grado de dificultad con su propio sistema de distinción de misiones, el referido Rango Maestro.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Si bien, el arco argumental de Monster Hunter Rise: Sunbreak es completamente nuevo y funciona a modo de continuación directa de los acontecimientos de Kamura, teniendo una extensión y duración muy similares aunque partiendo de un grado de desafío superior, el modo en el que se desarrollan las partidas es el mismo:

  • Cuando hayamos demostrado a la comandancia de Elgado que estamos a la altura de las circunstancias se nos permitirá abordar las misiones de Rango M★. Algunas en zonas de caza nuevas y otras en las ya conocidas de Monster Hunter Rise.
  • Conforme vayamos superando misiones se irán desbloqueando otras opcionales con las que acceder nuevas recompensas con las que mejorar nuestras armas y armaduras, así como funciones adicionales. Es ahí dónde poco a poco desbloquearemos las nuevas habilidades de cazador.
  • Finalmente, cuando hayamos resuelto una cantidad fijada de misiones de la historia aparecerá una Misión Urgente que servirá tanto de prueba de fuego para poder ascender nuestro Rango Maestro como para avanzar en la propia trama. Sobra decir que el nivel de reto es más elevado, pero las recompensas también.

Como comentamos, Monster Hunter Rise: Sunbreak es café para los muy cafeteros. El Rango Maestro ofrece toneladas misiones cuya dificultad se dispara hasta M★★★★★★, pero también ofrece recursos para que adentrarse en ellas no sea un acto kamikaze. Empezando, como debe ser por las propias instalaciones de Elgado.

Monster Hunter Rise Sunbreak

La nueva base creada para Monster Hunter Rise: Sunbreak es realmente amplia, con más verticalidad que Kamura y ofrece unas vistas privilegiadas desde todos los puntos. No es tan grande como la aldea, desde luego, pero eso no es malo ya que siempre tendremos un poquito más a mano todo lo que necesitemos y no hay que cruzar puertas para interactuar con los mercaderes, oficiales del reino o cazadores que conviven en él. Con todo, siempre podemos trasladarnos de manera directa entre los diferentes puntos de interés a través del mapa.

Por otro lado, iniciar nuestras aventuras en Elgado tampoco implica dejar atrás Kamura. Tras los compases iniciales de Monster Hunter Rise: Sunbreak, con un sencillo botón podremos trasladarnos de manera sencilla entre las dos bases y presenciarnos en cualquier punto de interés que deseemos.

Y lo mismo se aplica a la gestión de misiones: desde la nueva base podremos acceder a las expediciones y el tablón de misiones de Kamura y podremos solicitar acceder a las partidas de Rango de Cazador o Rango Maestro a cualquiera de las encargadas de misiones, con la única excepción de la primera vez que se nos plantean las Misiones Urgentes. Dicho de otro modo: podremos salir a cazar a cualquiera de las zonas desde las dos bases, incluyendo las dos nuevas áreas de cacería creadas para Monster Hunter Rise: Sunbreak.

Diapositiva1
  • El Bastión es la mayor de las dos nuevas áreas de casa y el epicentro de los acontecimientos. Es enorme, de modo que la fortaleza en ruinas que le da nombre resulta insignificante comparada con el mapa completo, pero muy bien diseñada para que las persecuciones no se hagan eternas y, además, ofrece toda clase de biomas que van desde zonas verdes a grutas heladas, pasando por pantanos y la estructura de un enorme castillo.
Diapositiva5
  • La Jungla, por su parte, es un paraíso natural en sí mismo a merced de los monstruos salvajes. La zona central ofrece un sistema de grutas y cuevas que dan mucho juego de cara a ofrecer emocionantes batidas, pero también hay montones de zonas arboladas perfectas para emboscar y amplias zonas costeras en las que dar rienda suelta a la movilidad del juego sin depender de los muros.

Que haya nuevas áreas de caza no implica que en Monster Hunter Rise: Sunbreak se desaprovechen las ya existentes. Todo lo contrario. No tardaremos en tener acceso a la Jungla, pero tocará avanzar en la historia para poder acceder al Bastión, con lo que la elección de misiones y batidas se reparte entre las zonas ya disponibles en Monster Hunter Rise. Volveremos al Santuario en ruinas, lucharemos de nuevo en las Grutas de lava y tocará batir a los nuevos monstruos y los ya conocidos en los Llanos arenosos, las Islas heladas y el Bosque inundado.

Y, por supuesto, tocará domar y montar a lomos de colosales bestias mientras desatamos su abrumador poder en un glorioso duelo de Kaijus al estilo Monster Hunter.

sunbreak

Ahora bien, también nos enfrentaremos a lo que podemos considerar variantes evolucionadas de los monstruos ya conocidos y veremos cómo muchas de nuestras presas habituales han adquirido nuevos comportamientos, de modo que Capcom esquiva constantemente la sensación de rutina a base de novedades y extra de desafíos, incluso las misiones en las que nos tocará tumbar un Rathian por enésima vez.

Sobre todo, cuando simplemente el hecho de ir de incursión y sin un propósito definido en Monster Hunter Rise: Sunbreak  ya es una verdadera pasada. De hecho, resulta una agradable sorpresa en Nintendo Switch.

Capcom sabe muy bien cómo exprimir el hardware de Switch

Monster Hunter Rise Sunbreak

Llegados a este punto toca hacer balance del aspecto, la presentación y apartado artístico de Monster Hunter Rise: Sunbreak en Nintendo Switch, la versión a la que hemos tenido acceso. En VidaExtra analizamos la versión de PC y nuestras conclusiones fueron soberbias con el resultado y las mejoras que ofrece en cuestión de resolución, rendimiento y opciones visuales y de comunicación, pero el modo en el que el mismo motor de Resident Evil 4 Remake o Street Fighter 6 se acomodan a las consolas de Nintendo es sencillamente espectacular.

Monster Hunter Rise: Sunbreak está a la vanguardia de la tecnología de Switch. De hecho, alucinantes las cinemáticas del juego sorprenden y se generan en tiempo real, de modo que si cambiamos la armadura de nuestro cazador veremos los cambios en las correspondientes escenas en las que aparece. Y luego está el nivel de detalle puesto en la base y los escenarios. El tratamiento que Capcom le ha dado al juego no es el de una consola portátil, sino el que se espera de una gran producción.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Eso no quiere decir que no haya limitaciones, lógicamente. La resolución en pantallas grandes deja entrever las costuras propias del chip Nvidia Tegra personalizado que sirve de motor a las consolas dos en uno de Nintendo, pero el culto al detalle, la ambientación, el diseño de personajes o el apartado musical y sonoro son para quitarse el sombrero.

De hecho, la música y la estética merecen un trato aparte ya que de cara a Monster Hunter Rise: Sunbreak Capcom tuvo que reimaginarlo todo con respecto a Kamura: la manera de llevar la esencia del Siglo de los Descubrimientos al universo de Monster Hunter conservando la identidad de la saga merece una mención aparte que se trata desde el vestuario a la música que suena en las batallas y, por supuesto, la temática en torno a los grandes monstruos que dan forma a la trama.

Monster Hunter Rise Sunbreak

¿Y qué ocurre con los monstruos? Como referencia, todas y cada una de las capturas que verás en el análisis han sido tomadas de nuestras partidas, y el nivel de detalle de las grandes y pequeñas criaturas a las que deberemos cazar vuelve a sobrepasar nuestras expectativas. No solo por sus acabados, que también, sino por sus comportamientos fuera y dentro del combate, su manera de integrarse en cada zona de cacería o  la manera en la que evolucionan o se transforman durante las batidas.

De hecho, pese a que el rendimiento está muy lejos de igualar al de la versión de PC, me sorprende de manera muy grata cómo Nintendo Switch puede mover todo ese caos que se manifiesta en pantalla durante las partidas. Sobre todo, cuando hay hasta cuatro jugadores online luchando contra dos o tres colosos de manera simultánea en entornos colmados de detalles. Posicionando por méritos propios a Monster Hunter Rise: Sunbreak como uno de los máximos hitos de Nintendo Switch a nivel de hardware.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Lo cual nos lleva a la otra gran pregunta de rigor: cómo se mueve Monster Hunter Rise: Sunbreak y qué novedades nos plantea en lo jugable frente a Monster Hunter Rise. De entrada, te adelantamos que tus Joy Con van a sufrir de lo lindo, pero es que eso merece un tratamiento por separado.

Monstruos mucho más poderosos con los que forjar armas alucinantes

Diapositiva4

A estas alturas de la partida, y si aspiras a alcanzar el Rango Maestro, ya tengas un conjunto de arma y armadura que afianzan tu estilo y te convierten en un cazador letal. Eso está muy bien, desde luego pero de entrada ya te decimos que puedes olvidarte de lo que llevas puesto y aquello que tengas en el armario y replantearte de manera integral cual es tu estrategia de caza y tu rol en las partidas. Tan loco como suena.

Porque podremos continuar nuestra cacería con las piezas y armas que ya teníamos, pero cuando se nos da la posibilidad de forjar armaduras, espadas, ballestas, arcos o mazas de nivel Rango Maestro uno no se lo piensa demasiado. Eso sí, si nos gusta la estética de nuestro cazador siempre podemos forjar una armadura superpuesta.

Partiendo de lo básico, el incremento de dificultad de Monster Hunter Rise: Sunbreak viene convenientemente acompañado de nuevas misiones, criaturas más brutales y bestias a las que ya nos hemos enfrentado todavía más poderosas que, a su vez, desprenden nuevos tipos de material. A lo que hay que sumar que en Elgado hay cazadores, mercaderes y oficiales que tienen nuevos diseños y están dispuestos a compartirlos a cambio de favores no tan pequeños.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Las mejoras de arma y armadura, así como el sistema de creación y adornos acaban siendo una parte fundamental del sistema de progresos del juego ya que no solo nos nos ayudan a decidir qué misiones abordar sino también afianzan el éxito que tendremos en ellas.  Y, si bien, elegir armadura es relativamente sencillo, en Monster Hunter Rise: Sunbreak elegir arma resulta todavía más prometedor gracias al sistema de habilidades intercambiables.

Tras los compases iniciales de Monster Hunter Rise: Sunbreak se nos dará la posibilidad de alternar entre dos sets de habilidades sobre la marcha. Si lo planteamos bien, duplicaremos la cantidad de habilidades especiales de cada arma a las que tendremos acceso durante la misma partida, y pese a que al principio cuesta horrores habituarse a ello, una vez interiorizadas las secuencias y comprendido el funcionamiento resulta una genialidad.

La premisa es terriblemente sencilla. Por otro lado, al gestionar nuestro equipo en cualquiera de las bases o uno de los campamentos de las zonas de caza tendremos la posibilidad de establecer las habilidades de intercambio y asociarlas a un pergamino rojo y otro azulado. Así, al ejecutar una sencilla secuencia de cambio ganaremos todo un nuevo arsenal de habilidades tras realizar una pose épica. ¡Cómo no!

Monster Hunter Rise Sunbreak

Pero aquí no se acaban las novedades: además de poder intercambiar las habilidades, conforme avanzamos o cumplimos misiones desbloquearemos nuevos ataques y movimientos de cordoamarre para cada una de las 14 armas del juego, lo cual es un verdadera locura partiendo de que algunas añaden mucho más poder ofensivo y otras disparan nuestra movilidad y la manera en la que nos desenvolvemos en combate.

Tanto, que igual nos planteamos cambiar nuestra gran espada o el glaive insecto por una cornamusa o una ballesta ligera con las que experimentar. Porque ahora cualquiera de las armas que no nos llamaban tanto la atención  en Monster Hunter Rise tienen el potencial de ser nuestra nueva arma favorita en Sunbreak. Y, por extensión, Capcom triunfa al darle una nueva rejugabilidad a todas las anteriores misiones previas a la expansión.

Sunbreak

Lógicamente, para ejecutar cualquier técnica especial de cualquiera de los dos pergaminos se requiere usar un indicador cordóptero. Y, en este aspecto, Capcom también ha hecho las tareas añadiendo nuevos tipos de cordoamarres que añaden más emoción a la cacería.

  • De partida, hay dos nuevos tipos de cordópteros que facilitan montar a los monstruos y mejorarán la recuperación del indicador cordóptero. Los rubís aumentan el daño en las montas y los dorados dejan caer más materiales.
  • No menos interesantes son las arañas volatineras, las cuales nos permiten enganchar a un monstruo grande y tirar de él para dirigirlo o estamparlo contra un obstáculo. Un espectáculo.
  • Y, además, se han introducido nuevos tipos de anfibios, insectos y y especies menores que tienen un propósito más estratégico o hacen mucho más interactivas las zonas de cacería.

Si bien, el sistema de lucha acrobático de Monster Hunter Rise con elementos de ninjutsu fue una de las mejores aportaciones a toda la saga de Capcom, la manera en la que Sunbreak le da nueva emoción al conjunto con novedades atractivas y nos hace replantearnos desde cero nuestros hábitos adquiridos y nuestro rol en las batidas con otros cazadores es una verdadera genialidad. Especialmente, cuando ya podremos correr por las paredes sin límite de resistencia.

Y si todo lo anterior tiene un impacto directo al salir de caza junto a otros cazadores.

La experiencia multiugador vuelve a ser el apartado estrella de Monster Hunter

Monster Hunter Rise Sunbreak

Puedes jugar Monster Hunter Rise: Sunbreak de principio a fin en solitario. Bueno, técnicamente en compañía de tus camaradas Felyne y Canine, pero no es estrictamente necesario compartir partida con otros jugadores. Otra cosa muy distinta es que le estés dando la espalda a su enorme potencial como ARPG y a donde radica la esencia del juego. Porque Monster Hunter es una saga de culto que se luce en toda su gloria con hasta cuatro cazadores en partida.

De hecho, es alucinante lo sencillo y bien que funciona el sistema de emparejamientos online y lo simple que es improvisar partidas en local. En lugar de congregar a los jugadores en una sala de espera podemos elegir si nosotros iniciamos la partida desde la encargada de misiones abriendo la puerta a que se una quien quiera o somos nosotros quienes acudimos en calidad de refuerzo a una partida en curso desde el tablón de misiones. Sin trámites ni complicaciones: tan sencillo como suena.

Pero lo verdaderamente sorprendente es que siempre hay montones de jugadores en activo, tomando parte y repartidos en la ingente cantidad de misiones que ofrece el juego. A veces, muy de vez en cuando, hay que probar suerte dos o tres veces para acceder a una misión muy específica si queremos unirnos a una partida en curso, pero siempre hay alguien en Japón o cualquier parte del mundo deseando compartir aventuras.

Monster Hunter Rise Sunbreak

De hecho, pese a que el rendimiento depende de multitud de factores incluyendo la escala y proporción de lo que esté pasando en pantalla, resulta increíble que no nos hayamos topado con ningún problema de conexión o estabilidad en nuestras partidas online. A veces un aliado desaparece pero la partida continúa con total normalidad e incluso jugando sin una conexión vía cable en Switch el resultado es -dentro de los márgenes del hardware de la consola- absolutamente intachable.

¿Y qué ocurre con el sistema de comunicación? Una de cal y otra de arena. Los jugadores de PC tienen acceso al chat de texto y voz, faltaría más, pero en Switch la comunicación se realiza únicamente a través de frases traducidas, pegatinas y gestos; mostrándose en pantalla de cara a establecer estrategias. La parte buena es que así podremos comunicarnos y entendernos con alguien que está cazando desde asia o norteamérica sin trámites, la mala es que para todo lo demás tocará recurrir a Discord o cualquier alternativa similar.

Monster Hunter Rise Sunbreak

A partir de aquí toca hacer una mención muy especial a uno de los nuevos modos de juego: las Misiones con seguidor. Si bien, durante las misiones de Rango Maestro podremos contar con la ayuda de varios de los héroes de Elgado, Monster Hunter Rise: Sunbreak ofrece un tipo de misiones muy específicas diseñadas para jugarse en solitario en compañía de nuestros ayudantes en colaboración con los mejores cazadores y artesanos de Kamura y Elgado.

Las Misiones con seguidor ofrecen desafíos diseñados específicamente para un jugador sin la opción de invitar a cazadores online o en multijugador local, pero con sus propios y poderosos reclamos, ya que nos permitirán forjar las armas de los mayores héroes de la aldea y la avanzadilla. A lo que hay que sumar las recompensas y piezas y materiales obtenidas durante las mismas, de modo que sin ser de paso obligado, acaban redondeando todavía más el valor de la expansión.

Monster Hunter Rise Sunbreak

¿Y qué ocurre con las misiones de Frenesí? Bueno, concluido el arco argumental de Kamura no tienen razón de ser aunque siempre podremos jugar las veces que queramos a las de Monster Hunter Rise.

Las Misiones con seguidor son una alternativa estupenda para jugar en compañía de otro héroe en Switch cuando, por ejemplo, no tenemos acceso a internet; pero ni logran ni ambicionan sustituir la experiencia de supervivencia extrema del que hoy podemos considerar el juego base. La mejor entrega de la saga cuyo nuevo capítulo, Monster Hunter Rise: Sunbreak no se resigna a convencer, sino que logra excede nuestras expectativas.

La opinión de VidaExtra

Monster Hunter Rise Sunbreak Switch Pc

Cuando Capcom aseguró que Monster Hunter Rise: Sunbreak sería una expansión monstruosa iba muy en serio. No solo introduce un nuevo capítulo entero al nivel de lo ya visto el año pasado, sino que se atreve a llevar todos sus aciertos a un nuevo nivel, ofrece nuevas y apasionantes capas a la experiencia jugable de Monster Hunter Rise y promueve de manera magistral que juguemos con cazadores de todo el mundo en un nuevo grado de dificultad creado a modo de recompensa para los más hábiles y dedicados.

Los nuevos monstruos están a la altura de las expectativas y continúan la tradición de la saga de aportar más riqueza al universo Monster Hunter, y las dos nuevas zonas de cacería dan muchísimo juego tanto si vamos de expendición y sin límites de tiempo como si nos integramos en una partida en curso y al vuelo para obtener materiales. Y ojo, que Capcom tiene planeado introducir de manera escalonada y gratuita nuevas bestias y más contenidos de aquí a bien entrados en 2023.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Es una lástima que Capcom no haya introducido en Sunbreak un modo alternativo igual de potente que las Misiones de Frenesí, pero por otro lado acierta al no descarrilarse de su gran objetivo: aportar nueva emoción y, a través del Rango Maestro, un grado de desafío totalmente nuevo al mejor Monter Hunter jamás hecho centrándose por completo en aquello que desean los jugadores más curtidos.

Relegando en Monster Hunter Rise la no menos delicada responsabilidad de enamorar a nuevos fans para centrarse por completo en dar más y mejor a los que invertimos cantidades ingentes de horas y premiando a quienes se las han dedicado con un nuevo capítulo cuyas novedades deben prevalecer en entregas venideras si quieren mantener el listón o atreverse a superarlo.

Monster Hunter Rise Sunbreak

Monster Hunter Rise: Sunbreak es una expansión de un juego absolutamente imprescindible en Switch y PC y, a la vez, la edición más épica, completa y alucinante del Monster Hunter definitivo. Una saga de merecido culto cuya popularidad estalló al abrirse a la experiencia multijugador y que hoy ya no es una saga de nicho y cuya presentación y puesta en escena debe ser tomada como referencia y ejemplo de cara a todo lo que esté por llegar a la consola de Nintendo.

Pero lo mejor de todo es que, incluso actualizando la fórmula original de Monster Hunter -sin adulterarla- en Monster Hunter Rise para hacerla más atractiva y abierta con vista al gran público, es gracias a las adiciones introducidas en Sunbreak y el Rango Maestro dónde la propia Capcom se consagra al ofrecer un nuevo capítulo exclusivamente dedicado a los jugadores más fieles, diestros y apasionados. Reunirlos ante una nueva causa en común y desbordarlos a base de desafíos. Y, en el proceso, consolidar Monster Hunter Rise: Sunbreak como uno de los mejores RPGs de acción de nuestro tiempo.

Imprescindible

Monster Hunter Rise: Sunbreak

Monster Hunter Rise: Sunbreak

Plataformas Nintendo Switch y PC
Multijugador Sí (hasta 4 jugadores online)
Desarrollador Capcom
Compañía Capcom
Lanzamiento 30 de junio de 2022

Lo mejor

  • Un nuevo capítulo colmado de epicidad y desafíos
  • El Rango Maestro ofrece toneladas de horas de juego
  • La experiencia multiugador vuelve a ser el apartado estrella de Monster Hunter, aunque hay montones de alternativas para ir en solitario
  • Un RPGs de acción imprescindible en el que los títulos de crédito solo marcan el comienzo del verdadero juego

Lo peor

  • Se echa en falta un nuevo modo tan innovador como el Frenesí
  • Tus Joy Cons van a sufrir de lo lindo si juegas en Switch

Temas
Inicio