Publicidad

Jugamos a Rise of the Tomb Raider: Lara Croft vuelve a lo que mejor sabe hacer
Análisis

Jugamos a Rise of the Tomb Raider: Lara Croft vuelve a lo que mejor sabe hacer

Publicidad

Publicidad

Nos extrañó mucho no ver a Microsoft en la pasada Madrid Games Week 2015, aunque esto tenía un motivo más que justificado: los de Redmond querían montárselo por su propia cuenta con un evento propio para mostrar los próximos lanzamientos de Xbox One. Dicho evento, que ha dado comienzo hoy y durará hasta el domingo, se llama FanFest 2015, y uno de sus grandes alicientes es probar 'Rise of the Tomb Raider', un título por el que llevamos suspirando mucho los componentes de VidaExtra, ya que el reboot de 2013 nos pareció un juegazo.

Como secuela que es de esa reescritura de la historia de Lara Croft, 'Rise of the Tomb Raider' parte con la difícil papeleta de sobrellevar la ausencia del efecto sorpresa y otras trabas que siempre se le autoimponen a una iteración. El más y mejor a veces no es suficiente, pero en estos primeros minutos de juego con esta nueva aventura de Lara nos ha quedado claro que Crystal Dynamics quiere que éste sea su Terminator II. Porque todos sabemos que esa secuela sí superó al original.

Hola de nuevo, Lara. Se te echaba en falta

301015 Tr 01

Pese a que se mantuvo fiel a sus raíces, el 'Tomb Raider' de 2013 incorporó otras novedades. Digamos que, irónicamente, quiso jugar en la liga de 'Uncharted', y en lo personal opino que salió muy bien parada. Además, aportó otros matices interesantes, como un entorno abierto que se iba abriendo más y más, y con una Lara que ganaba en habilidades y que podía mejorar su arsenal.

Literalmente, esta saga se podría traducir como "asaltante de tumbas", y de hecho en el reboot hubo tumbas. Pero a pequeña escala. Se reservaron como misiones secundarias y con acertijos de dificultad creciente. Con 'Rise of the Tomb Raider' se aumentará ostensible su tamaño y de hecho nos toparemos con tumbas que formarán parte de la historia, como el tramo que hemos podido probar y en donde el agua jugó un papel fundamental en la resolución de puzles.

Me ha llamado la atención, eso sí, porque días atrás me dio por volver a jugar al 'Tomb Raider' de 2013, pero en su 'Definitive Edition' de Xbox One, que se haya variado ligeramente la disposición de algunos botones, como ese sexto sentido de Lara para descubrir elementos (o seres vivos) con los que se pueden interactuar, que antes se utilizaba con el botón LB de Xbox, y ahora es pulsando el stick derecho del mando. Por lo demás, las sensaciones son las mismas.

Volviendo al tema de la ambientación, en los vídeos publicados por Microsoft también hemos visto otros parajes como una montaña nevada o incluso un desierto. Sin ir más lejos, en la presentación de hoy en las oficinas de Microsoft España, se ha mostrado la escalada por la montaña a golpe de piolet, y pese a que al principio se vislumbra continuista, sin sobresaltos, el último tramo mejora y nos regala momentos espectaculares. Porque 'Rise of the Tomb Raider' seguirá enfatizando esas escenas casi imposibles, con una Lara al límite, y en donde tenemos que estar atentos con los QTE.

Los pilares básicos de Rise of the Tomb Raider

301015 Tr 02

Aparte del toque más cinematográfico heredado del anterior 'Tomb Raider', lo que probamos en esta demo, como hemos adelantado al inicio, fue una tumba de gran tamaño. En concreto la llamada tumba del Profeta. Su acceso no tuvo ningún misterio: una piedra por aquí, un golpe por allá... y ya estábamos dentro. Lo complicado era llegar a donde estaba el tesoro.

Y es que en un entorno de esas características, como nos ha enseñado Indiana Jones, no pueden faltar las trampas: desde un suelo inestable que se desprende y en donde tenemos que ser rápidos de reflejos para saltar antes de precipitarnos al vacío (con pinchos) hasta cepos que nos retienen el tiempo suficiente para activar una bola de pinchos del techo y que impacte contra nuestra cara.

En esta parte de la demo, por cierto, estas trampas no se desvelaban con el sexto sentido de Lara, aunque encontré un truquito: la mira de la pistola cambia a color rojo cuando el impacto de la bala puede interactuar con el entorno (de nada). Con los puzles, eso sí, el sentido de Lara nos sigue pareciendo de gran ayuda por si tenemos dudas sobre dónde hay que ir o qué es lo que tiene visos de ser modificado. En el caso de la tumba del Profeta, unos muros por donde se filtra agua y que deberemos destruir para que se llene la sala en cuestión y que podamos llegar a otras zonas más elevadas. Las cosas como son, ojo, con estos rompecabezas tampoco tuvimos que comernos mucho la cabeza ya que seguían una lógica y estaba todo bastante a mano, pero el combo tumba + trampas + puzles nos sigue poniendo.

En definitiva, ha sido un pequeño acercamiento a 'Rise of the Tomb Raider', quedando claro que la base a nivel jugable y de posibilidades del anterior 'Tomb Raider' se mantienen, mientras que se potencian otros aspectos, como las tumbas. La duda que nos queda, a falta de darle más a fondo, es si logrará superar a su antecesor. Pronto lo sabremos.

Plataformas: Xbox 360 y Xbox One (versión analizada)
Multijugador: no
Desarrollador: Crystal Dynamics (Xbox One) y Nixxes (Xbox 360)
Compañía: Square Enix
Lanzamiento: 13 de noviembre de 2015
Precio: 42,49 euros (Xbox 360) y 50,99 euros (Xbox One)

Rise Of The Tomb Raider - Edición Estándar

Rise Of The Tomb Raider - Edición Estándar

Rise Of The Tomb Raider - Edición Estándar

Rise Of The Tomb Raider - Edición Estándar

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir