Análisis de The Dark Pictures Anthology: House of Ashes, la cara más letal, oculta y terrorífica de la antigua y bella Sumeria
Análisis

Análisis de The Dark Pictures Anthology: House of Ashes, la cara más letal, oculta y terrorífica de la antigua y bella Sumeria

A las puertas de Halloween suelen coincidir varios videojuegos de terror y este 2021 tampoco será la excepción. Habrá todo tipo de propuestas, desde la acción intensa de Back 4 Blood hasta la revisión del terror nipón de Project Zero: Maiden of Black Water, ahora en sistemas actuales. O ya para el juego que nos sitúa aquí, la tercera parte de la antología de The Dark Pictures, bautizada House of Ashes.

Supermassive Games (Until Dawn) siguen con su particular propuesta/homenaje al slasher arropado por distintos tipos de terror, según la época escogida. Y en esta ocasión retrocederemos más que nunca en el tiempo al conocer el oscuro pasado de la antigua Sumeria. Hoy toca comprobar si merece la pena el viaje.

Una nueva pesadilla en unas ruinas de Acadia

House of Ashes

El pasado mes de septiembre probamos una pequeña porción de la aventura en la que quedaron patentes las principales novedades de este capítulo respecto a Man of Medan y Little Hope: ahora controlamos la cámara del personaje. Esto tiene en parte su motivo, al girar la cámara 360 grados para usar una linterna o mechero para iluminar el paraje tan oscuro sobre el que transcurre la mayor parte del juego.

Si bien se ambienta en el año 2003, en medio de un conflicto bélico con Irak en el que inicialmente partimos con el objetivo de escanear la zona en busca de armas químicas (hasta que todo se tuerce... y no por los motivos evidentes), House of Ashes basa su atractivo en la época Sumeria. En concreto, en la historia de Naram-Sin, autoproclamado rey divino del Imperio Acadio. Y estamos hablando del año 2231 a.C., por lo que es el misterio más antiguo hasta la fecha en la saga.

Inspirado en las películas Aliens, el regreso, Depredador y The Descent, aparte de las novelas de H.P. Lovecraft, en contreto "En las montañas de la locura", aquí descenderemos al mismísimo infierno para enfrentarnos a algo que no es ni por asomo humano. La belleza que pudieron tener estas ruinas del territorio sumerio han dado paso un paraje tenebroso donde la luz será una de nuestras mejores aliadas para poder ver a qué nos enfrentamos. Eso y las armas, por supuesto.

Y es que, como explicamos desde el primer avance de mayo, en esta aventura encarnamos a un grupo de marines encabezados por el coronel Eric King. Su mujer, ahora agente de la CIA, es Rachel King, a quién ha dado vida la actriz Ashley Tisdale (High School Musical). A ellos dos se les unen Jason Kolchek y Nick Kay, viendo en seguida que hay varias conexiones entre los cuatro que pueden ir por distintos derroteros en la historia. Lo curioso es que el quinto en discordia (siempre hay cinco en esta clase de juegos) forma parte del bando enemigo...

Así pues, con el oficial iraquí Salim Othman seremos testigos del dicho "el enemigo de mi enemigo es mi amigo" al darnos cuenta que el peligro es común para todos. Salvo que decidamos actuar de otra forma. Al fin y al cabo en The Dark Pictures Anthology, al igual que sucedió con Until Dawn, nuestras decisiones pueden tener sus consecuencias y algunas son catastróficas. Sí, la muerte de un personaje. O de todos o ninguno. Por eso también incita a rejugarlo varias veces.

La fórmula sigue igual: en algunas charlas sale un reloj con dos diálogos posibles (la tercera opción es no decir nada) y según lo que escojamos se irá tejiendo la relación entre esas dos personas. A su vez, el juego está plagado de Quick-Time Events de toda índole, con algunos que pueden ser críticos para nuestra supervivencia. Y a mayores, con pistas a modo de presagios (si los hallamos) que nos pueden ayudar para evitar precisamente la muerte de cualquier personaje.

House of Ashes, entre lo conservador y lo actual

House of Ashes

House of Ashes tarda un pelín en arrancar. O mejor dicho, tarda en mostrar su faceta más aterradora. Tras un prólogo que nos retrotrae al origen de esta maldición, los primeros compases serán de calma absoluta para conocer a los marines o la motivación de Salim, pieza clave en este engranaje tan macabro.

¿Mostraremos compasión ante un enemigo que está huyendo? Cada acción de este calibre tiene mucho valor, especialmente de cara a los distintos rumbos que puede tomar la historia y que podremos consultar cómodamente desde uno de los menús del juego, como es menester en esta antología. Lo bueno es que ahora la aventura es más retorcida, puesto que Supermassive Games ha añadido una serie de dilemas morales en los QTE donde podemos dar al traste con una relación... para siempre. Salvo que hayas visto su presagio y sepas qué pasará...

Lógicamente no vamos a destripar nada, tan solo esa mínima pincelada que se ha podido ver en múltiples vídeos. El caso es que aguanta bien el tirón a la hora de centrar casi toda la acción en unas ruinas con poca iluminación. También en parte por separar a los miembros del grupo, por lo que partiremos desde distintos puntos, llegando a revisitar algunos al ser un lugar cerrado. Y laberíntico, sí.

No es que ofrezca libertad de exploración, puesto que seguimos ante un juego muy lineal, pero sí que en ciertas zonas se nos dará un poco más de margen ofreciendo dos caminos o con una sala bastante abierta donde hay mucho que investigar con documentos antiguos que ocultan secretos a veces si los ojeamos bien, igual que otra clase de objetos... Y no todos ellos de la época Sumeria.

Se agradece la nueva cámara, aunque peque de torpeza en espacios cerrados al dificultar la visión o con una cadencia en el giro que dista mucho de la fluidez vista en shooters actuales. Pero tampoco nos engañemos, que controlemos a militares en House of Ashes no lo convierte en un shooter. De hecho, las partes de acción siguen siendo QTE con unos pocos tramos donde hay que mover el cursor y pulsar el botón de disparo tan solo una vez para que siga la escena.

Para jugar en solitario o en compañía en Halloween

House of Ashes

Si disfrutaste los anteriores Man of Medan y Little Hope te sentirás como en casa, por lo demás. Aparte que ahora ya no habrá excusa con los QTE, puesto que como recalcamos hace meses, en House of Ashes podremos personalizar los QTE desde las opciones. Por defecto habrá tres niveles de dificultad, pero también podemos regular directamente la velocidad de reacción (para que haya mucho más margen), que no varíen los botones para no liarnos o cosas por el estilo.

Seguimos con opción de jugar la aventura en solitario o con más gente de manera local (hasta cinco personas) en Noche de Pelis, cada uno adoptando un rol fijo. O bien optar por el modo online entre dos personas. Lo habitual en la saga y con un espíritu rejugable para sesiones cortas ideal para Halloween. O como dicen sus creadores, es un juego "pensado en la generación Netflix". Si devoraste la trilogía de La Calle del Terror hace unos meses sabrás al instante a qué nos referimos.

No conviene olvidar que es el primer The Dark Pictures intergeneracional, lo que en este caso se traduce en versiones optimizadas para PS5 y Xbox Series (aparte del PC, obviamente) donde disponemos de una mayor resolución para las texturas y con el habitual trazado de rayos para que los efectos de iluminación y reflejos sean más realistas. Aunque tampoco estamos ante un salto tremendo respecto a las dos aventuras anteriores: éste se ve mejor pero no parece tan next-gen como otros juegos de 2021. Y se tendría que haber pulido lo expuesto de la cámara.

Porque salvando esa novedad del control y la personalización de los QTE, no es tan revolucionario como esperábamos y al final reincide en los mismos aciertos y carencias de anteriores aventuras de esta antología de terror. Aunque sabiendo que nos aguardan más historias casi que es mejor no modificar todos sus pilares esenciales para no arruinar la coherencia del conjunto. Sin ir más lejos, aquí repite de nuevo el modo Curator's Cut desde el que disfrutar la misma historia pero desde la perspectiva de otros personajes, modificando lo que ya conocíamos. Entre esto y el habitual aliciente de sus 50 secretos se compensa lo poco que dura una partida del tirón, como si fuesen dos pelis de terror largas. Rejugable al 100%.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, House of Ashes conserva el característico toque de "Dark Pictures", por mucho que haya intentado "innovar" en cuanto al manejo de la cámara se refiere. Que sea el más oscuro de la antología, a falta de conocer futuras historias (que no serán pocas), no significa que no destaque por su ambientación, puesto que nos adentraremos en algunas zonas bastante imponentes. Pero a la vez sí que es cierto que el no querer innovar también juega un poco en su contra. Recomendable si te gustaron Man of Medan, Little Hope o Until Dawn, que al fin y al cabo este último fue el germen para Supermassive con sus juegos de terror.

House of Ashes

House of Ashes

Plataformas PS5 (versión analizada), Xbox Series, PS4, Xbox One y Steam
Multijugador Sí, local (cinco jugadores, por turnos) y online (dos, por turnos)
Desarrollador Supermassive
Compañía Bandai Namco
Lanzamiento 22 de octubre de 2021

Lo mejor

  • Terror con varios milenios de historia
  • Los QTE ahora tienen más mala baba
  • La ambientación visual y sonora es una gozada

Lo peor

  • El control con la cámara es algo brusco
  • Su mecánica apenas ha evolucionado
  • No saber cuándo se completará la antología

Temas
Inicio