Publicidad

Las mejores alternativas a Resident Evil que puedes jugar en la actualidad bajo el estilo clásico del icónico survival horror de Capcom
Listas

Las mejores alternativas a Resident Evil que puedes jugar en la actualidad bajo el estilo clásico del icónico survival horror de Capcom

Con el género del terror viviendo su segunda juventud desde que optó por la vista en primera persona para aumentar la sensación de miedo, hay un buen porcentaje de gente que sigue prefiriendo la vena clásica de los survival horror, desde que Capcom pegó el pelotazo en 1996 con Resident Evil. Fue, sin lugar a dudas, el heredero perfecto de Alone in the Dark, siendo su evolución más reconocible.

Si eres de los que han renegado de Resident Evil 7: Biohazard por su cámara y te va más el estilo de Resident Evil 2, pero has jugado a todas las entregas principales de esta saga de Capcom, te proponemos las mejores alternativas disponibles en la actualidad siguiendo ese estilo con la cámara desde el hombro que puso de moda Resident Evil 4, pero también con el estilo clásico de Code: Veronica, por citar uno de los últimos fieles a la fórmula del icono de 1996.

Alone in the Dark: The New Nightmare

  • Salió en 2001 para PlayStation, Dreamcast, Windows, Game Boy Color y PS2
  • Disponible en GOG por 4,99 euros  y en Steam por 6,99 euros

Empezamos precisamente por el padre del género, pero obviando su trilogía al no haber envejecido demasiado bien a nivel técnico (si eso no te importa, tienes los clásicos de 1992, 1993 y 1994 por 4,99 euros en GOG). En su defecto, optamos por su "regreso" en 2001, el más que digno Alone in the Dark: The New Nightmare.

Dos personajes a escoger entre Edward Carnby y Aline Cedrac, el primero más enfocado a la acción y con la segunda para los puzles, planos cinematográficos y un estilo visual en la línea de los primeros Resident Evil, dieron como resultado el último buen Alone in the Dark tras la caída en picado que supuso su otra vuelta con Alone in the Dark en 2008 y la puntilla final del mediocre Illumination de 2015.

Obscure

  • Salió en 2004 para PS2, Xbox y Windows
  • Disponible en Steam por 6,99 euros

Con una historia de pesadilla que tenía lugar en un instituto y con unos personajes que recordaban a ese fenómeno juvenil de The Faculty de unos años más atrás, Hydravision Entertainment propuso con Obscure uno de los mayores temores en todo juego de terror que se precie: enfrentarnos a los monstruos en la oscuridad.

No es que en el juego no diese la luz del Sol, pero sí que la linterna era nuestra "arma" más preciada para debilitar y rematar posteriormente, con bates de béisbol, pistolas o lo que fuese, a esas extrañas criaturas surgidas del instituto Leafmore. Su gracia a mayores fue contar con cinco personajes a escoger, pudiendo jugarlo en cooperativo con otra persona. Su secuela (Obscure II | 9,99 euros en Steam) fue inferior, también por perder el efecto sorpresa. Nos quedamos sin Obscure 3, recibiendo en su defecto un spin-off (Final Exam) que ya no fue un survival horror.

Cold Fear

  • Salió en 2005 para PS2, Xbox y Windows
  • Disponible en Steam por 4,99 euros

Debutar el mismo año que Resident Evil 4 fue una losa terrible de superar para Cold Fear, compartiendo incluso con la obra de Capcom esa cámara sobre el hombro para enfatizar la acción. Sin embargo, la propuesta del estudio Darkworks, curiosamente el mismo tras Alone in the Dark: The New Nightmare, no fue nada desdeñable, sacando mucho jugo de su ambientación dentro de un barco ruso.

La superficie de este caza-ballenas ruso dificultaba la tarea de eliminar a los zombis que lo poblaban, debido al movimiento brusco de este buque y por la tormenta ártica a la que había que hacer frente a mayores. Un juego que, por lo demás, no aportó nada novedoso, pero que fue intenso en sus siete horas de vida.

Dead Space

  • Salió en 2008 para PS3, Xbox 360 y Windows
  • Disponible en Origin y Xbox por 19,99 euros | Gratis con EA Play

El mejor trabajo de Visceral Games fue sin duda Dead Space. Esta aventura que nos metió de lleno en la nave USG Ishimura, siendo un juego de terror de lo más impactante e inmersivo, con claras reminiscencias a la mítica Horizonte Final de Paul W.S. Anderson. Un juego que nos puso en la piel del ingeniero Isaak Clarke, quién tuvo que hacer frente a necromorfos de pesadilla con un arsenal de lo más variado, hasta el punto de poder seccionar todas sus extremidades con plasma.

Tuvo más sorpresas en su interior, por supuesto, como no contar con pausa como tal al acceder al inventario o no saber siempre por dónde nos podían aparecer los monstruos. La saga continuó con buena nota en Dead Space 2, bajando un poco el listón en Dead Space 3. Pero la trilogía es totalmente recomendable y además es retrocompatible en Xbox One y Xbox Series X|S. Y se conserva bastante bien, ojo.

Alan Wake

  • Salió en 2010 para Xbox 360 y después Windows en 2012
  • Disponible en Steam por 12,49 euros | Gratis con Xbox Game Pass

Tras deslumbrar con el tiempo bala en los primeros Max Payne, el estudio finés Remedy Entertainment dio un vuelco a nivel narrativo en 2010 con Alan Wake, un videojuego que flirteaba con las series, teniendo en Twin Peaks una de sus obras más reconocibles como referencia. Un escritor al borde de la locura tras la desaparición de su mujer en un pueblo con un oscuro misterio por desentrañar...

Aquí la luz jugó un papel similar como en Obscure, al tener que debilitar a los enemigos con la linterna para rematarlos después con armas de fuego. A destacar su ambientación sombría, la calidad de su banda sonora con escenas impagables y cómo se va desarrollando la trama en base al libro del propio escritor. Además, su pesadilla tuvo continuación con el spin-off Alan Wake: American's Nightmare.

The Evil Within

  • Salió en 2014 para PS4, Xbox One, Windows, PS3 y Xbox 360
  • Disponible por 16,90 euros en PS4 | Gratis con Xbox Game Pass

The Evil Within se sufre y se disfruta casi a partes iguales. El mismísimo Shinji Mikami (Resident Evil) lideró este proyecto que nos fascinó con su propuesta, con una historia impactante que nos atrapa desde el primer minuto y con peligros a cascoporro donde será difícil que Sebastián Castellanos no muera un porrón de veces hasta llegar al final. Eso sí, el juego mejora mucho en la segunda vuelta.

Estamos, probablemente, ante uno de los mejores herederos de la saga de Capcom y con mayor personalidad de todos los de esta lista. Aquí, por supuesto, no hay zombis, sino que son atormentados. Y la figura del enigmático Ruvik, junto con el imponente "El Guardián", son dos reclamos la mar de atractivos para dejarse llevar por esta pesadilla hecha videojuego en donde tampoco faltarán trampas de toda índole o tener que prender fuego a los monstruos para evitar disgustos... Su secuela (The Evil Within II) ofreció un mundo abierto muy atractivo.

Daymare: 1998

  • Salió en 2019 para Steam y ya en 2020 para PS4 y Xbox One
  • Disponible por 24,95 euros en PS4 en formato físico

A cargo de los creadores de Resident Evil 2 Reborn, remake no oficial del clásico de Capcom, tenemos parte de ese material aprovechado con Daymare: 1998, el primer juego comercial de los italianos Invader Studios. Estamos ante un survival horror con cámara desde el hombro que mezcla acción con puzles, dando como resultado una producción muy humilde, no exenta de fallos y aspectos por pulir.

Si bien no goza del carisma del juego en el que se inspira, es una alternativa que intenta aportar su propio granito de arena original, como esa recarga activa con los cargadores, teniendo que recogerlos después del suelo. Toda munición cuenta, puesto que no es fácil atinar con los disparos. Y hay puzles, como el del griego, que nos obligarán a ir tomando notas en un cuaderno de papel para no pifiarla.

Fear the Dark Unknown

  • Salió en 2019 para Steam y se espera para PS4 y Xbox One este 2021
  • Disponible por 24,95 euros en Steam

Otra producción humilde, en este caso a cargo de los españoles DreamLight Games, la tenemos en este Fear the Dark Unknown. Aquí se apuesta por planos cinematográficos, dos superviventes (James Sullivan y su hija Chloe) que ofrecen dos experiencias diferentes y gran énfasis tanto en la exploración como los puzles y los combates contra sus monstruos. Y además, con una duración muy larga.

Sin embargo, tal y como sucedió con Daymare: 1998, tuvo sus fallos, que acabaron por lastrar la experiencia global, aunque no sea nada que no podamos perdonar si somos fans del género. Ahora bien, hay Definitive Edition en camino que vendrá acompañada de mejoras visuales y de rendimiento, aparte de introducir cambios en las mecánicas jugables o pulir la IA de los enemigos... Guay.

Song of Horror

  • Salió en 2020 para Steam y se espera para PS4 y Xbox One este 2021
  • Disponible por 29,99 euros en Steam

Casualmente, otra producción española. Song of Horror sorprendió por su propuesta, al no ceñirse a un único tipo de terror, sino picotear sobre diferentes estilos, homenajeando sutilmente a varios clásicos de los noventa, pero aportando su propia personalidad en forma de La Presencia, un ente que reacciona a nuestra forma de jugar para que nunca haya dos partidas iguales y así estar intranquilos...

Los madrileños Protocol Games lo ofrecieron en formato episódico, estando completo desde mediados de 2020. Cada capítulo es toda una experiencia de lo más intensa, pero que sigue una trama que se va desarrollando con distintos personajes que se van uniendo a la causa... siempre y cuando no nos maten, al haber muerte permanente (opcional, eso sí). A consolas debería llegar pronto.

The Medium

  • Salió en 2021 para Xbox Series y Windows 10
  • Disponible por 49,99 euros en Steam | Gratis con Xbox Game Pass

Sin la complejidad de otros juegos en cuanto a dificultad se refiere, el reciente The Medium del estudio Bloober Team ha supuesto un salto de calidad para este equipo polaco, destacando por el desarrollo de la trama y la dualidad de los planos, sorprendiendo cómo es capaz de mostrar dos realidades bien distintas a la vez en según qué tipo de situaciones. No hay armas y los puzles son fáciles de resolver (aunque te puedas atascar en el panel numérico del tramo final), pero poco importa viendo lo mucho que se disfruta este viaje con la médium Marianne.

Resaltar, a su vez, que Bloober Team (Layers of Fear) abandonó la vista en primera persona de sus anteriores juegos de terror para ofrecer planos cinematográficos como las grandes obras de mediados de los noventa. Si te lo tomas como un Resident Evil más ligero, no te decepcionará. Y en su BSO está Akira Yamaoka.

¿Y qué pasa con los Silent Hill? ¿Y otros juegos?

Obviamente, si hablamos de alternativas a Resident Evil, su mejor rival siempre ha sido la saga Silent Hill de Konami, a pesar de que aquí estemos ante un tipo de terror que juega más con el tema psicológico debido a su ambientación. Una pena la canción del futuro Silent Hills (P.T.), puesto que en la actualidad los dos únicos que siguen disponibles hay que buscarlos en digital. Y la colección no fue buena:

Si echamos la vista más atrás, hay dos clásicos que se echan en falta en la actualidad, como son Dino Crisis y Dino Crisis 2, actualmente ya no disponibles desde PS3 dentro del sello PSOne Classics (ni siquiera yendo a PlayStation Store desde la consola). En la PlayStation Store de México aún se puede encontrar tanto el primero de 1999 por 5,99 dólares como secuela por 5,99 dólares, curiosamente.

¿Y qué hay de cara al futuro siguiendo el patrón clásico? Hace poco hablamos de Alisa, un inquietante mundo de marionetas con reminiscencias al Resident Evil de 1996 y a la Alicia más oscura de Jan Svankmajer, mientras que Them and Us (vídeo superior) es un survival horror que lleva desde finales de 2018 en Steam Early Access y que ha cosechado críticas "muy positivas" en este estado de desarrollo. Su versión final está más cerca, como ha comentado TendoGames.

En cuanto a otros videojuegos disponibles, pero de calidad netamente inferior respecto al resto de títulos comentados, tenemos Vaccine, que destaca tan solo por la tensión de los 30 minutos para hallar una cura en un mundo generado aleatoriamente; y Dawn of Fear, un juego con buenas intenciones y un apartado gráfico nada desdeñable, pero que se derrumba en todo lo relativo al control. Dos propuestas españolas muy humildes y a precios muy asequibles, para compensar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio